Forofilo

Pokemon GO es una herramienta de espionaje de la CIA

Desconectado FOROFILO

  • *****
  • 406
  • Sexo: Masculino
  • No confíes en nadie.
    • ForoFilo
Pokemon GO es una herramienta de espionaje de la CIA
« en: Noviembre 07, 2016, 12:19:23 pm »
Pokemon GO es una herramienta de espionaje dela CIA,
la CIA ha financiado la famosa aplicación.




Los siguientes datos los provee el investigador Steven McMillan en su artículo (en inglés)"Pokémon Go, la CIA, 'Totalitarismo' y el futuro de la vigilancia" en torno al creador de la app así lo demuestran:

- La empresa que creó Pokémon Go se llama Niantic, Inc., una compañía de San Francisco (California) creada en 2010 como tentáculo subsidiario de Google. El fundador y actual director ejecutivo de Niantic es John Hanke.

- Este personaje, antes de mudarse a California trabajó para el Departamento de Estado gringo en Myanmar, país asiático fronterizo con China. John Hanke asimismo fundó en 2001 una compañía llamada Keyhole, Inc. que se especializó en el desarrollo de aplicaciones con visualizaciones de data geoespacial, que en 2004 sería adquirida por Google y que evolucionó en lo que hoy conocemos como Google Maps y Google Earth.

- Pero en el año 2003 la firma de riesgo de la CIA, In-Q-Tel, invirtió en Keyhole, la compañía de Hanke. En su propia página web la CIA se jacta del hecho.

- Otra organización con la que trabajó la CIA para el desarrollo de esta tecnología especializada fue la Agencia Nacional de Inteligencia Geoespacial (NGA, por sus siglas en inglés), que en parte está controlada por el Departamento de Defensa estadounidense.

Así que, como escribe McMillan, un enigmático y ex empleado del Departamento de Estado con conexiones directas con la CIA y el Departamento de Defensa es el director ejecutivo de una compañía que creó lo que parece ser un estúpido e inofensivo juego. ¿Pero por qué?




La información es poder

Como toda nueva inventiva en nuestra era de las tecnologías, Pokémon Go recoge constantemente información otorgada por sus usuarios y la compañía que creó el juego dice abiertamente que esa data será compartida con el quiera obtenerla.

Otro buen artículo en torno al tema titulado "La app de la CIA 'Pokémon Go' está haciendo lo que no puede la Ley Patriota" de James Corbett aclara que la política de privacidad de la aplicación dicta que toda la información que Niantic agrupe (la cual es bastante) será compartida con organizaciones públicas y privadas, y opina con fuelle que los usuarios cooperan con el gobierno estadounidense y con leyes coactivas auspicidas por el Estado o corporaciones privadas que impusieron la Ley Patriota de 2001. "Divulgamos cualquier tipo de información (y la de nuestros hijos) en nuestra posesión o control al gobierno o a los oficiales que imponen las leyes o a partidos privados mientras nosotros, bajo nuestra discreción, lo creemos necesario y hasta apropiado".

Corbett asimismo detalla cómo el juego requiere del usuario para entregar "excesiva información" a Niantic, es decir a la CIA y al Departamento de Defensa estadounidense, incluyendo el acceso de usuario a las cuentas personales de Google y la cámara del dispositivo celular.

No resulta extraño, entonces, que las compañías que producen tecnología de punta para el uso cotidiano de la población sirvan a las centrales de inteligencia y de ofensa del Imperio para el recogimiento de data. Investigaciones han demostrado que la misma megacompañía Google, una de las más opulentas, con activos en Wall Street y de rápido crecimiento financiero, y por tanto una de las más divulgadas con sus productos como el servidor de búsqueda que lleva el nombre de la corporación y el correo electrónico -además de redes sociales desplegadas y el sistema operativo Android-, es una creación de la CIA. En este caso, todos los caminos llevan a la guerra 2.0 y no tan 2.0.

No hace falta ser Edward Snowden para entender esta realidad, que tiene poco de virtual y mucho con el poder real de banqueros y megaempresarios: la información es poder y no está en venta, más bien es otorgada sin alcabalas a las centrales de inteligencia que pretenden balcanizar el mundo con la guerra y el caos como método.




La NSA también espía a través de las aplicaciones de móvi

En el 2012 Snowden ya había revelado como las agencias de inteligencia de USA y Reino Unido espían a todos los usuarios de teléfonos móviles de diferentes maneras incluyendo juegos como Angry Birds. Siga Leyendo.

La Agencia de Seguridad Nacional (NSA, en sus siglas en inglés) intenta imitar a los anunciantes y conseguir millones de datos sobre los usuarios a través de las aplicaciones en sus móviles de redes sociales, mapas y juegos, como las de Facebook, Twitter, Google Maps y Angry Birds.

Con informes filtrados por el ex espía Edward Snowden, el 'New York Times' y el 'Guardian' han desvelado este lunes un proyecto de colaboración entre las agencias de inteligencia de Estados Unidos y Reino Unido para el espionaje de posibles terroristas y otros criminales a través del uso de aplicaciones móviles. En documentos fechados entre 2007 y 2012 se citan varios ejemplos sobre las posibilidades de localizar a los usuarios con una precisión de pocos metros y de estudiar sus hábitos, sus amigos y hasta su orientación sexual y su "alineación política".

En uno de los informes, aparece una viñeta en la que un duende toca con una varita mágica unas cajas de información, supuestamente contenidas en móviles, con el mensaje: "Deja el tráfico aquí".

Los informes y presentaciones sobre los móviles no detallan la cantidad de usuarios o de aplicaciones espiadas, pero indican que es una práctica habitual. Un mes de 2009, la NSA detectó información sobre más de ocho millones de actividades de usuarios " de interés". En tres meses, los británicos destacaron datos que podían ser útiles sobre más de 24 millones.

Las agencias se muestran interesadas en interceptar información de los servicios de localización de los teléfonos, especialmente gracias a Google Maps, las cámaras de los móviles o las aplicaciones de ocio, que a menudo transmiten información sin que los usuarios tengan tanta conciencia de ello.

Un informe británico de 2012 pone como ejemplo de interés los perfiles de los usuarios de Angry Birds, el juego creado por la empresa finlandesa Rovio que ha sido descargado más de 1.700 millones de veces, según la compañía. Angry Birds ha sido utilizado por anunciantes para conseguir perfiles de los participantes y los espías intentan hacer lo mismo. El informe incluye el código necesario para entrar en los perfiles de los usuarios en la aplicación del juego en Android, aunque no aclara si los espías lo han utilizado.

Rovio ha sido criticada por pasar información sobre la localización y otros datos de sus usuarios a las empresas especializadas en anuncios de móviles. Ahora asegura que "no tenía ningún conocimiento de este asunto" y no mantiene "ninguna relación" con la NSA. La empresa finlandesa dice que utiliza los datos de sus usuarios con cuidado y no los comparte con terceras partes. También afirma que no almacena ni transmite información sobre menores de 13 años.

Los espías también están interesados en meterse en las actualizaciones de los móviles. Uno de los documentos internos subraya que cada vez que se actualiza el sistema operativo de Android, el usuario manda unos 500 datos sobre el historial de uso del teléfono.

Preguntada por estas prácticas, la NSA se defiende asegurando que los espiados son sólo posibles terroristas y otros criminales fuera de Estados Unidos. "La NSA no hace un seguimiento de los estadounidenses corrientes mientras conduce su misión de inteligencia en el extranjero... Ya que algunos datos de estadounidenses pueden ser recogidos a veces durante la misión legal de inteligencia en el extranjero, existen garantías para proteger la privacidad", dijo la agencia en un comunicado. También aseguró proteger a los "ciudadanos extranjeros inocentes".

Asaltado por las críticas a su programa de inteligencia y la desconfianza de los aliados, el presidente Barack Obama ha prometido reformas en los próximos meses aunque asegura que el programa siempre ha cumplido con la ley.

En un discurso en el Departamento de Justicia este mes, el presidente dijo que la NSA dejará de espiar a los líderes de países aliados y pondrá más límites a quién gestiona la información. Obama quiere seguir almacenando la información de teléfonos, ordenadores o aplicaciones, pero que no sea el Gobierno quien gestione esa gigantesca base de datos. Aún no ha decidido quién se podría encargar de la información y pide sugerencias al Congreso. En cualquier caso, la Administración no planea interrumpir el acopio del origen de las llamadas de teléfono, la información que transmite un juego de móvil o la localización de un móvil a través de sus mapas.