Forofilo

MAS ALLÁ DE UNA TÁNGANA.

MAS ALLÁ DE UNA TÁNGANA.
« en: Diciembre 08, 2020, 03:01:16 pm »
                                                  MAS ALLÁ DE UNA TÁNGANA.
                                               POR: FRANK BRAÑA FERNÁNDEZ.



Bogotá. Colombia.- Como no pensar en Cuba, esa cariñosa madre que arropa sin importar de dónde vienes o a dónde vas; hoy presa de la desidia, el rencor y el odio.

Las miradas del mundo, se reflejen o no en la prensa, que al final ajusta los titulares a sus intereses, están en Cuba, el último reducto del socialismo dictatorial estalinista del planeta. Los acontecimientos en torno al Movimiento San Isidro, un movimiento artístico y social con corte político, de artistas e intelectuales que forman parte de la denominada disidencia y combinan sus actividades de activismo político con intervenciones artísticas, ha comenzado a mover voluntades y de seguro preocupó al régimen que de antemano sabe que no le quedan más que las consignas y los recuerdos.

En el plano internacional la comunidad cubana con varias demostraciones frente a las embajadas y consulados del régimen en Barcelona, Madrid, México, Perú, Ecuador, Uruguay, entre otras ciudades y países, condenó al gobierno cubano y exigió un cambio. Importantes medios de prensa no pudieron pasar por alto los sucesos y se referían en un inusual reconocimiento a que el sistema no es monolítico y se rompió la censura, algo hasta ahora convertida en fortaleza gubernamental:

El PAíS, España: Jóvenes artistas cubanos piden libertad de expresión y diálogo.
El PAíS, España: La policía cubana desaloja la sede del Movimiento San Isidro y detiene a varios integrantes durante horas.
BBC News Mundo: Movimiento San Isidro: la inusual protesta de artistas cubanos luego de que el gobierno desalojara a jóvenes en huelga de hambre.
BBC News Mundo: Movimiento San Isidro, el contestatario grupo de jóvenes en huelga de hambre al que el gobierno de Cuba desalojó por la fuerza.
CNN: Policía de Cuba termina con huelga de hambre de disidentes del Movimiento San Isidro.
CNN: Cuba acusa a Estados Unidos de incitar y financiar a personas que desafían su autoridad.
ABC, España: Movimiento San Isidro: «La Seguridad del Estado es la que lleva Cuba, no sus políticos»

En el ámbito nacional, en varias ciudades de la isla, se convocaron protestas y aunque como era de esperar la presencia de participantes no fue nutrida, si comenzó el movimiento de una sociedad que bajo la consigna: "Nos quitaron tanto que nos quitaron el miedo", se proyecta por luchar por el cambio y no aceptar un destino impuesto. Un grupo de intelectuales, artistas y activistas se plantó en el Ministerio de Cultura para manifestar su solidaridad con el movimiento San Isidro y su preocupación por ver amenazada su libertad de creación y expresión.

En la otra cara de la moneda, en todo el país los DRR (Destacamentos de Respuesta Rápida) convocados por el partido y atrincherados en entidades cercanas a los lugares de incidencia, solo esperaban la señal para salir a enfrentar la oposición a las ideas gobernantes; las redes sociales y el internet en un plan ya preconcebido en los protocolos de enfrentamiento, con dificultades de acceso; los cuadros políticos organizando una respuesta para como la famosa Tángana, silenciar la realidad de una Cuba que quiere un cambio. La campaña mediática no puede faltar, culpar a una nación extranjera y desviar tus propios problemas. Los ajustes de cuenta vendrán luego.

Si bien la sociedad cubana se movió como no se había percibido desde el maleconazo en la década de los 90, no es suficiente. Se necesita más que capitalizar el descontento de un pueblo, unidad de todas las fuerzas vivas de la sociedad, sin excluir ni atizar confrontaciones internas. Primero hay que lograr el cambio y luego que cada tendencia política o social desde la democracia busque su propio espacio; no será ningún influencer ni espectáculo mediático quien propiciará el cambio; tampoco lo que pueda ofrecer ningún gobierno extranjero.

El régimen cubano no soporta otra crisis económica ni los reclamos de una sociedad que doblando la página del pasado y sin rencores se alce con vocación democrática para rendir tributo a la patria.