Forofilo
 

Noticias y Boletines -

Bienvenido
 

 

Noticias Automaticas -

SIN ETIQUETAS GANA VOX
por Dr. Alberto Roteta Dorado - Septiembre 18, 2021, 07:14:42 am

                                               SIN ETIQUETAS GANA VOX
                                               Por: Marcel Gascón Barberá


Vox debe tener presente que su aportación a la vida pública española con los 52 diputados que tiene ahora ha sido decisiva y tremendamente benéfica, y no dejaría de serlo aunque perdiera escaños en las elecciones que vienen.



A raíz de la denuncia (falsa) de Malasaña, Vox ha sido víctima de una nueva ola de calumnias patrocinadas por el Gobierno. Partiendo de la premisa, nunca justificada, de que los de Abascal promueven el odio a las minorías sexuales, el Ejecutivo y sus medios-altavoz han querido atribuir a Vox una suerte de autoría moral de la pretendida agresión.

La estrategia es clara: si la existencia de un partido está detrás de hechos tan abominables como las palizas homófobas, todo vale contra ese partido; desde las pedradas a la ilegalización.

Que la denuncia se haya demostrado falsa es un revés puntual para esa estrategia, pero no cambia nada sustancial a medio plazo. El Gobierno perseverará en la demonización de Vox, que le da justificación para seguir negándole un tratamiento justo en las instituciones y los medios.

Silenciar el discurso real de Vox y deformar la imagen del partido que llega al público es fundamental para el Gobierno y sus redes clientelares. Pero también para esa parte dominante del PP que vive atenazada por el miedo a que le llamen facha y se conforma con su papel en el guión que escribe la izquierda.

Una normalización del mensaje de Vox atraería a muchísimos más españoles a las tesis que defiende el partido, que son dinamita pura para los consensos y mentiras oficiales en que se sustentan estructuras de poder hasta ahora no cuestionadas. (Pienso, por ejemplo, en la idea, asumida también por el PP, de que CCOO y la UGT cumplen alguna misión social y representan a los trabajadores).

Aunque a algún lector u oyente de esta casa pueda parecerle raro, millones de españoles no han escuchado hablar a uno de Vox más que con los cortes, glosas y subtítulos maliciosos que les ponen periodistas hostiles. Y la realidad no tiene nada que ver con la caricatura que de los dirigentes del partido le llega a esta parte, quizá mayoritaria, de la población.

Escuchar una entrevista en que se deje hablar a Macarena Olona, Espinosa de los Monteros, Santiago Abascal o cualquier otro líder nacional o diputado de Vox deja en muy mal lugar a la gran mayoría de dirigentes políticos del resto del arco parlamentario.

Por un lado, la gente de Vox está más preparada que casi todos los políticos de izquierda, por mucho que se insista en el cliché de Vox como partido de los estúpidos y los incultos. Luego está la claridad, de intenciones y opiniones. Por comparación, un PP que modula sus discursos según la cadena o la región en la que hable, o el viento que señale el anemómetro de las encuestas, queda como un partido de adolescentes con problemas de identidad en búsqueda perpetua de referentes (Merkel, a veces Macron e incluso, en las malas tardes, Alfonso Guerra).



Santiago Abascal, el líder de Vox, suele ser atacado constantemente por los políticos de la izquierda española, y lo peor, la prensa amarillista y parcializada de este país se dedica a tergiversar el verdadero mensaje de la tercera fuerza política de España.

Por si fuera poco, la realidad no deja de dar la razón a Vox, como se ha visto últimamente en inmigración (ver lo que decía y dice Ana Oramas de Canarias o la invasión migratoria de Ceuta) o sobre una creciente violencia en las calles, que ya reconocen los grandes medios y los expertos.

El problema para los de Abascal es que la mayoría de los electores nunca llegarán a saber lo que él y sus compañeros de partido han dicho de estos temas. ¿Qué debe hacer Vox, además de crear plataformas de comunicación propias como la Gaceta y seguir aprovechando las que tiene abiertas? En mi opinión, poca cosa. Sin renunciar a crecer, a liderar la derecha o incluso el Gobierno, Vox debe tener presente que su aportación a la vida pública española con los 52 diputados que tiene ahora ha sido decisiva y tremendamente benéfica, y no dejaría de serlo aunque perdiera escaños en las elecciones que vienen.

Con su intensa actividad en los tribunales y una red de organizaciones satélite que ya ha logrado ensanchar por la derecha el campo de juego de nuestra democracia, Vox es, más que un mero partido político, un fenómeno social. Su gestión debe pensarse a largo plazo, y sin exagerar la importancia de lo meramente aritmético.

Por ello creo que lo acertado es mantener a salvo de cálculos electorales el discurso de principios que hasta ahora ha definido al partido. Y atemperar, de cara a comicios venideros, una euforia preelectoral que ya ha empañado resultados que se habrían considerado excelentes de no haber venido lastrados por expectativas hinchadas.

Quienes sí hemos tenido la oportunidad, la curiosidad o el interés de escuchar sin prejuicios a Vox podemos hacer algo más: exponer, con exactitud y de forma desinteresada, los planteamientos del partido en los temas clave. Es sorprendente la cantidad de gente que se siente representada por un partido al que tenía por facha cuando el mensaje le llega sin etiquetas.



Leer más...
Vistas: 101 Respuestas: 0



LA POLÍTICA Y EL CORONAVIRUS, ENTRE ATAQUES, MANIPULACIONES, Y TERGIVERSACIONES
por Dr. Alberto Roteta Dorado - Septiembre 15, 2021, 06:29:17 pm
                        LA POLÍTICA Y EL CORONAVIRUS, ENTRE ATAQUES,                             
                                MANIPULACIONES, Y TERGIVERSACIONES (III)
                                            Dr. Alberto Roteta Dorado.-




Santa Cruz de Tenerife. España.- El nuevo coronavirus SARS-CoV-2, responsable de la enfermedad COVID-19, avanza por todo el planeta sumando más de 4,6 millones de fallecidos y más de 225 millones de personas infectadas.*

A modo de recordatorio. La ira de la izquierda contra Estados Unidos se hace patente también con la manipulación, muy a su manera, de la información respecto a la pandemia.

En los escritos anteriores hemos analizado la situación de la pandemia en algunos países del continente americano, de manera particular en Estados Unidos de América, país que aporta el mayor número de casos si lo vemos desde el punto de visto de valores numéricos absolutos, elemento que ha sido utilizado de manera malintencionada por algunos regímenes de orientación izquierdista y de extrema izquierda, como es el caso del régimen comunista de Cuba, para desacreditar a la nación más poderosa del planeta.

Sin embargo si se analiza la situación de esta enorme nación basándonos en términos numéricos relativos, esto es, en tasa por cada 100.000 personas, las cosas toman un rumbo diferente, aunque su tasa sigue siendo la más elevada del mundo (12.497). El número de fallecidos como consecuencia de la enfermedad originada por el virus está por debajo de varias naciones de América Latina al presentar una tasa de 201, lo que representa en números absolutos un total de 663.929, lo que suele ocultarse por los medios de izquierda, que manipulados por sus líderes políticos, se han dedicado a destacar solo la excesiva cantidad de casos contagiados, sin hacer mención a la idea de que mueren poco en relación a la totalidad de diagnosticados con la COVID-19, a diferencia de muchos países del mundo con tasas muy superiores a las de Estados Unidos.

Las estadísticas de Nicaragua no son creíbles. El secretismo del régimen de Daniel Ortega es aplicable también a la situación epidemiológica del país.

De igual forma hice mención a las diferencias existentes entre subregiones de América Latina. Así las cosas, en el llamado Cono Sur se destacan Argentina y Uruguay respecto a sus elevadas tasas de contagiados por el coronavirus con valores de 11.572 y 11.142 por cada 100.000 respectivamente, lo que contrasta con la de Chile, que a pesar de ser también muy elevada, está por debajo de estas dos naciones al reportar 8.604 por cada 100.000.

Por último, retomando los aspectos fundamentales de los escritos anteriores, también hice referencia a los dudosos datos presentados por Nicaragua, un país donde cada día se encarcela a los opositores del régimen del binomio Ortega-Murillo. Llama poderosamente la atención que solo informen de la existencia de 13.025 casos contagiados (tasa de 197), así como 202 muertes (tasa de solo 3 por cada 100.000), algo que contrasta de modo significativo con las tasas de Honduras (3.571), Guatemala (2.879) y El Salvador (1.537), países muy cercanos geográficamente a Nicaragua, lo que, si bien, no puede demostrarse de manera objetiva, si podemos poner en duda los reportes estadísticos de esta nación centroamericana, ya sea porque ocultan la realidad o porque carezcan de un sistema de informatización y de estadísticas suficientes, sin descartar la idea del posible mal manejo de la pandemia con casos sin diagnosticar o confirmar mediante exámenes confiables.

El régimen venezolano se está riendo de la Organización Mundial de la Salud, OMS, la Organización Panamericana de la Salud, OPS, y todas las instancias internacionales relacionadas con los temas de la salubridad.

En este nuevo trabajo, tercera y última parte de la serie La política y el coronavirus, entre ataques, manipulaciones y tergiversaciones, vamos a centrar nuestra atención en dos países, Venezuela y Cuba, cuyos regímenes dictatoriales los asemejan sobremanera a Nicaragua.

Como ya comenté al referirme a Nicaragua, en el caso de Venezuela resulta imposible poder aceptar sus estadísticas. No se puede creer que un país con uno de los más elevados índices de pobreza y de extrema pobreza de toda la región, con un sistema sanitario extremadamente inestable, con colapso total de sus instalaciones sanitarias, así como una extraordinaria carencia de medicamentos e insumos médicos, pueda tener tan bajo número de casos diagnosticados con coronavirus.

El régimen de Nicolás Maduro solo reporta un total de 348.873 casos, lo que corresponde a una tasa de 1.227 por cada 100.000, la más baja de América después de Nicaragua, cuyos informes corresponden a 197 por cada 100.000. Algo similar ocurre con el total de casos fallecidos por coronavirus, cuya tasa es también la más baja de la región, solo superada por la de Nicaragua que es de 3. Según los informes oficialistas solo han muerto a causa del coronavirus 4.214 casos, lo que representa una tasa de solo 15 por cada 100.000.
 
Sin embargo, la Organización No Gubernamental, ONG, Médicos Unidos de Venezuela, MUV, alertó recientemente sobre la posible propagación masiva de la COVID-19 debido a que, según sus propias cifras – muy diferentes a las del oficialismo–, menos del 3% de la población está vacunada, y las clases están próximas a comenzar, al igual que la campaña electoral de los comicios regionales y locales del 21 de noviembre. Por otra parte, la OPS, confirmó hace una semana que solo 3.3 millones de personas han recibido la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus en Venezuela, lo que representa el 36% de la población, lo que no coincide con los reportes de la ONG Médicos Unidos de Venezuela.

Coincidentemente ambos países están dominados por regímenes de extrema izquierda, con carácter dictatorial y con un marcado secretismo, lo que, sin duda, presupone que cualquier especulación acerca de tan álgido asunto sea creíble. El régimen venezolano se está riendo de la Organización Mundial de la Salud, OMS, la Organización Panamericana de la Salud, OPS, y todas las instancias internacionales relacionadas con los temas de la salubridad.

Cuba tiene la mayor tasa de la región del Caribe y una de las más altas del continente. La explosión repentina de la pandemia y la saturación de su precario sistema sanitario.   



El caso de Cuba merece un escrito aparte; no obstante, para no hacer demasiado extenso este ciclo dedicado al álgido tema de la política y el coronavirus, he preferido abordarlo en esta tercera y última parte de esta serie; aunque en otro momento profundicemos de manera puntual en la difícil situación sanitaria de esta nación.   

Una dirigente comunista en un programa de televisión, haciendo gala de la inmodestia y la excentricidad que, lamentablemente, caracteriza a muchos cubanos, fue capaz de hacer una campaña propagandística al presentar un panorama de la isla muy parecido a un paraíso terrenal. En la invitación de la mandataria no faltó la opción de que los turistas fueran a vacunarse contra el coronavirus, amén de disfrutar de las supuestas ventajas de un sistema de salud, según ella, fortalecido, organizado y ejemplar.

Pero de un día para otro el paraíso terrenal se les vino abajo. La desmedida apertura de la actividad turística – ya se sabía perfectamente lo que esto podía representar como riesgo de contagios, toda vez que muchas naciones europeas habían pasado por la experiencia y habían cerrado sus fronteras para proteger a sus poblaciones–, unido a las precarias condiciones socioeconómicas por las que pasa Cuba en la actualidad, amén de las carencias de medicamentos e insumos médicos, entre otras causas, fueron los elementos desencadenantes de una explosión sin límites que han convertido a la llamada potencia médica en el epicentro de la región del Caribe y uno de los países de América con mayor tasa de infectados por coronavirus; aún cuando ya se sabe de las imprecisiones estadísticas que reporta el oficialismo.

Para ser objetivo, y nadie pueda acusarme de hacer comparaciones con naciones del primer mundo, analizaremos el comportamiento de la totalidad de sus casos contagiados y sus muertes en el contexto del área del Caribe y en relación con un grupo de países de América Latina.

Según los informes del oficialismo cubano (Ministerio de Salud Pública y medios de prensa) la totalidad de casos contagiados desde el inicio de la pandemia es de 761.060, esto es, en cuanto a números absolutos. Esto significa que es el país caribeño con el mayor número de casos contagiados si se compara con los informes de naciones como: Jamaica con 76.987 casos, República Dominicana con 353.887, Haití con 21.271, Bahamas con 19.601, Trinidad y Tobago con 47.363 y Santa Lucía con 9.971.

Un comportamiento similar ocurre cuando comparamos en términos de números relativos, esto es, respecto a tasa por cada 100.000 habitantes. La tasa de Cuba sigue siendo la más elevada de la región con 6.719. Mientras que la de Jamaica es de 2.600, República Dominicana 3.262, Haití 187, Bahamas 4.984, Trinidad y Tobago 3.384 y Santa Lucía 5.430. Recordemos que Puerto Rico no se tiene en cuenta de manera independiente, sino basado en las estadísticas de Estados Unidos. De modo que Cuba duplica la tasa de República Dominicana y triplica la Jamaica, lo que, sin duda, debe ser bochornoso para el régimen de La Habana, toda vez que se han pasado más de medio siglo con su eslogan de que Cuba es la gran potencia médica y su premisa de que cuentan con el mejor sistema de salud de América Latina.

Téngase presente que estos reportes, como sucede con los de Venezuela y Nicaragua, deben ponerse en duda. Hay cientos de casos que se internan en hospitales o se aíslan en sus hogares con sintomatología característica, o al menos sospechosa, de infección causada por coronavirus y no son informados de manera oficial como positivos al no poder realizarse exámenes de test rápidos y de PCR porque no se dispone de suficientes test para poder asumir el desastre epidemiológico de la isla.

Por otra parte, los diagnósticos de las certificaciones de defunción están manipulados para informar menos muertes por coronavirus. El exceso de neumonía atípica como causa de muerte en estos últimos meses sugiere que se oculta la verdadera causa de muerte. En sí se trata de la muerte por SARS-CoV-2, esto es, por el Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS, por sus siglas en inglés), una forma grave de neumonía originada por el coronavirus, caracterizada por dificultad respiratoria extrema y en muchas ocasiones, lamentablemente, la muerte. 

Hasta el día 14 de septiembre el régimen de La Habana ha reportado un total de 6.449 muertes por coronavirus, lo que representa una tasa por cada 100.000 de 57, o sea, una tasa relativamente baja si se le compara con otras naciones del contexto caribeño como Jamaica 59, Bahamas 118, Trinidad y Tobago 99 y Santa Lucía 72; aunque por encima de las de República Dominicana 37, Haití 5; aunque ya expliqué antes lo que ocurre con el reporte de las muertes por coronavirus en Cuba.

No debe ser, bajo ningún concepto, una coincidencia que el régimen de Cuba, junto a sus “hermanos”, los de Venezuela y Nicaragua, aparezcan ante los ojos del mundo como países con unas envidiables tasas de mortalidad por el coronavirus. Esto es inadmisible. Tarde o temprano se conocerá la realidad del comportamiento de la pandemia en estos países dominados por regímenes totalitarios, en los que el secretismo constituye una poderosa arma defensiva.

Y así las cosas, entre realidades, tergiversaciones, ataques y manipulaciones  anda el mundo. A la terrible diseminación del coronavirus con sus devastadores efectos sobre la población mundial, se une una oleada de campañas mediáticas, en las que, la desinformación está causando tanto daño como el propio virus.   

*Datos del 15.09.2021 | Actualización 11:04 horas. Por DatosRTVE

-------------------

Los datos referenciales de este trabajo han sido tomados de Mapa del coronavirus en el mundo: casos, muertes y los últimos datos de su evolución. RTVE (https://www.rtve.es/noticias/20210902/mapa-mundial-del-coronavirus/1998143.shtml), del 15/09/2021, con actualizaciones de datos correspondientes al 14/09/2021.



Leer más...
Vistas: 131 Respuestas: 0



TRABAJADORAS SEXUALES, ¿UNA ABERRACIÓN O UN DESTINO?
por Dr. Alberto Roteta Dorado - Septiembre 14, 2021, 02:30:52 pm
                TRABAJADORAS SEXUALES, ¿UNA ABERRACIÓN O UN DESTINO?
                                        Por: Licenciado Frank Braña Fernández.




Bogotá. Colombia.- En un mundo cada vez más convulso y confinado como rehén de la pandemia del Covid-19, que sin percatarse y ante la mirada cómplice de los actores políticos internacionales acaba de regresar a épocas antiguas con los sucesos de Afganistán; la prostitución, la migración y el trabajo parecen ser temas que poco importan a muchos decisores políticos y económicos.

Veintiún siglos después de Cristo, la profesión más antigua del mundo, la prostitución, mantiene una validez extraordinaria y no solo aviva a la sociedad en debates ético-morales, sino que forma parte de entramados, conflictos laborales y migratorios en países del primer mundo. En España el conflicto entre el estado, las prostitutas que se han organizado sindicalmente y los empleadores no solo transitan por un tema laboral, sino que gana otros matices incorporándose la migración.

El análisis del tema en cuestión no escapa de la disparidad social que existe entre los países del centro y la periferia, en los últimos años los problemas acumulados en el sur han hecho explotar diferentes flujos migratorios, los que mucho más que por causas políticas tienen una base económica. La migración continúa siendo una carga pesada para todas aquellas personas que la utilizan como vía para resolver los problemas que presentan en su país de origen.

Las olas migratorias con una característica casi general de comportarse en un flujo sur–norte tiene para los migrantes, unido a los problemas psicológicos y sentimentales, una gran barrera en el ámbito laboral. Los países del primer mundo, receptores, utilizan esta fuerza laboral en trabajos mal remunerados, con pésimas condiciones laborales, a la vez que se expone en muchos casos el fenómeno de rechazo laboral por sobre calificación.

La Europa actual ha olvidado en gran medida la época en que producto de las guerras mundiales y la expansión soviética fue parte de la espiral migratoria, y no justamente como receptora de migrantes, sino como generadora. En la actualidad en España se encuentra avivado un conflicto sustentado en las diferentes percepciones y paradigmas respecto a los derechos humanos.

Aunque pareciera increíble y en muchos medios informativos se asocie la migración al género masculino, un gran por ciento de mujeres han llegado a España en busca de la sociedad perfecta, teniendo que recurrir a la prostitución para lograr sustentar económicamente a sus familias, tanto dentro del país, en el cual ejercen, como en sus países de origen. La gran mayoría de estas mujeres trabajadoras sexuales proceden de Latinoamérica y de la zona del Magreb.

No puede dejar de mencionarse que algunas de las mujeres que llegan a España lo hacen engañadas por empresas o empresarios, pero nunca pensando que llegarán a prostituirse, sufriendo como trabajadoras migrantes el miedo a la deportación, grandes deudas por el costo del viaje y el acoso constante del sistema legal; a lo que se suma que a la gran mayoría les son retirados sus pasaportes por los contrabandistas de personas para garantizar que no puedan escapar. Todo lo anterior las obliga a tener en la prostitución la única opción para comenzar la nueva vida. Este conflicto cuenta con dos ejes problemáticos, migración y explotación laboral.

Los principales problemas enfrentados en su trabajo son: la irregularidad y falta de protección jurídica, el no contar con seguro social, las que son madres no tener quien les cuide sus hijos, la mala remuneración y la estigmatización social en una sociedad moralista que las excluye y discrimina.

Ante los abusos de muchos empleadores, dueños de burdeles y cafés, en el año 2018, el gobierno de Pedro Sánchez admitió en la Dirección General de Trabajo comenzar el proceso de constitución del autodenominado Sindicato de la Organización de Trabajadoras Sexuales (OTRAS), el cual representa el anhelo de las mujeres trabajadoras sexuales de poder contar con derechos y protección legal, y aunque la prostitución es una actividad ilícita en el país, indiscutiblemente supone un reconocimiento laboral.

Un problema más se suma a las mujeres migrantes que se ven obligadas a ejercer este oficio, ya que unido al conflicto que pervive con sus empleadores, se añade uno con el gobierno que busca desde el propio 2018, y ante las presiones de una gran parte de la sociedad civil, detener y eliminar a las trabajadoras sexuales y la creación de esta asociación o sindicato.

La decisión del gobierno de declararse contrario a la prostitución por considerarla un atentado contra la dignidad de la mujer se basa en paradigmas europeos y en un modelo abolicionista que plantea, según estudios, que el 80% de las mujeres ejercen este trabajo de manera forzada, y lo que es paradójico, se le niegan sus derechos en un país donde, estudios sociales, por cada hospital público hay al menos 3 burdeles y siempre una línea creciente de clientes que lo ubica entre los que más requieren de esta vieja profesión como medio de diversión y no estrés.

OTRAS en su lucha por sindicalizarse como primer paso para el reconocimiento logró elegir una directiva, utilizar las redes sociales como Twitter y Facebook tratando de ponerse a la altura de cualquier otra corporación o gremio. Esta lucha que no comenzó en el 2018, sino dio su primer gran paso en ese año, valida desde la perspectiva de los derechos humanos la libre elección a ejercer un trabajo, el derecho a organizarse y el respeto a la dignidad no desde una visión moralista sino humana.

Aun cuando la constitución de esta organización se sentaba sobre la base de poder de manera organizada y legal hacer frente a los abusos de los empleadores y poder, incluso, defender a las migrantes irregulares obligadas a ejercer la prostitución; la escalada del conflicto se centró entre las trabajadoras sexuales y el estado, ya que, aunque había sido admitido a trámite en una sentencia de 17 páginas, solo unos meses después un magistrado de la sala de lo Social de la Audiencia Nacional declaró nulo los estatutos de la organización por el hecho de que en un contrato un empresario o empleador indique que haya relaciones sexuales a cambio de una remuneración. En los por cuantos de dicha sentencia se plantea que declarar válidos los estatutos de la organización supondría dar carácter laboral a una relación contractual donde aparece la prostitución como fin.

El conflicto volvió a matizarse de forma negativa en las calles españolas, fundamentalmente de Madrid y Barcelona, ya que al no contar con un respaldo legal los empleadores o empresarios, como se auto titulan los dueños de burdeles, aumentaron la presión y la esclavitud laboral. No obstante el primer revés, las representantes de las trabajadoras sexuales continuaron la lucha por sus objetivos, aunque atacadas por colectivos como la Plataforma 8 de Marzo de Sevilla, la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a las Mujeres, recibiendo apoyo de algunas organizaciones y la cúpula del gobierno español.

Expuesto socialmente la doble lucha de las trabajadoras sexuales en primer orden y de las migrantes que integran esos gremios en segundo, y luego de los reclamos, se logró que en el presente año 2021 el Tribunal Supremo reconociera el derecho de las prostitutas a formar un sindicato teniendo como argumento el derecho a la libertad sindical y a sindicarse, pero sin determinar la legalidad o ilegalidad de este tipo de actividad y dejando esta última decisión en manos del ejecutivo; y creando un muro entre las trabajadoras sexuales al no reconocer el derecho de las que tienen empleadores.

Si bien constituye un paso importante en la lucha de una organización por su reconocimiento y lo sitúa en mejor posición para evitar el excesivo abuso laboral por parte de los empleadores, el tema no queda resuelto, ya que al no darse paso a la legalización de la actividad se truncan las opciones legales de quienes la ejercen y se observa jurídicamente una contradicción que parte del reconocimiento a un sindicato gremial que a su vez representa una actividad prohibida.

De la misma manera la gran cantidad de mujeres migrantes mantienen en su limbo jurídico ya que legalmente con la amenaza de la deportación y el no acceso a ningún tipo de beneficio social o migratorio. En una España puritana vuelve a surgir una esperanza pues se analiza en anteproyecto de ley sobre libertad social del ministerio de igualdad donde la Organización de Trabajadoras Sexuales está jugando un papel protagónico.

La actual pandemia del COVID 19 que afecta desde el año 2020 ha impactado negativamente la economía mundial, y si algo no se ha detenido ha sido el flujo migratorio irregular, llegando incluso a aumentar dirigido a países como España debido al resquebrajamiento de los sistemas económicos sociales de muchas naciones del tercer mundo; y es producto del impacto de la pandemia en la economía y el mercado laboral que el aumento del desempleo continúa en la actualidad haciendo del trabajo sexual una opción para las migrantes, profesión en la que se agravan las condiciones por el confinamiento y cierre de las zonas rosas de las principales ciudades europeas, lo que ha obligado al desempeño clandestino de las prostitutas, las que incluso se ven más expuestas que otras profesiones al COVID 19.

Pudiéramos hablar de moral, cánones sociales e incluso de resultados del sistema educativo, pero lo que nunca podremos dejar de lado es el conflicto humano en el que se ven involucradas las mujeres migrantes, obligadas a ejercer como trabajadoras sexuales para poder subsistir en medio de una esclavitud laboral sin precedentes en la época contemporánea.

El conflicto entre empleadores, el estado y las trabajadoras, aún en medio de los avances ganados mediante la lucha social de las mismas, se avizora cada día más complejo; existiendo una gran responsabilidad del gobierno, y el sistema judicial. El solo hecho que el Tribunal Supremo de un Estado solo reconozca el derecho a organizarse o sindicalizarse a las mujeres que se dediquen a la prostitución por cuenta propia, y no a las que la realicen bajo la figura de empleadas, más que una garantía jurídica, es una aberración a los derechos más elementales de cualquier ser humano, el trabajo, la legalidad y la libre determinación.

A veces me pregunto ¿Sí sucede en la vieja y culta Europa, en el primer mundo? ¿Qué queda para el resto?



Leer más...
Vistas: 31 Respuestas: 0



¿QUIÉN ERA ABIMAEL GUZMÁN Y POR QUÉ SE CONVIRTIÓ EN LA PEOR PESADILLA ...
por Dr. Alberto Roteta Dorado - Septiembre 14, 2021, 01:01:44 pm
            ¿QUIÉN ERA ABIMAEL GUZMÁN Y POR QUÉ SE CONVIRTIÓ EN LA PEOR
                                              PESADILLA TERRORISTA DE PERÚ?


Guzmán cumplía cadena perpetua por terrorismo en la Base Naval del Callao, en Perú.
Falleció a los 86 años.




El fundador y líder de la banda terrorista Sendero Luminoso, Abimael Guzmán,
falleció a los 86 años de edad. Foto: EFE


El áspero profesor de filosofía Abimael Guzmán se convirtió en el líder de la peor pesadilla terrorista de Perú, cargando sobre su espalda haber sido el responsable intelectual de uno de los más cruentos conflictos en América Latina, con 70.000 muertos y desaparecidos en dos décadas (1980-2000).

El hombre que murió este sábado a los 86 años como el preso más famoso de Perú lideró una de las peores guerrillas de la región, según el recuento de sus actos realizado por la Comisión de la Verdad y Reconciliación en 2003.

Guzmán acabó sus días sin concretar su aventura de reproducir en Perú a sangre y fuego el modelo de su ícono, el líder chino Mao Tse Tung.

Abrazó el maoísmo y los métodos del líder camboyano Pol Pot, y se formó una imagen de revolucionario duro e implacable dispuesto a ordenar masacres de los habitantes de un poblado de los Andes peruanos en castigo porque no lo respaldaban.

En 2006, durante un juicio cuyas audiencias se prolongaron más de un año, su lugarteniente Oscar Ramírez, camarada “Feliciano”, lo acusó de “cobarde” y de ser incapaz de apretar el gatillo de un arma.

“Cobarde, alcohólico y llorón”, dijo sobre Guzmán “Feliciano”, dirigente de una facción radical de Sendero Luminoso que continuó la guerra luego de la detención de su líder -en septiembre de 1992- desacatando su orden de poner fin al conflicto.

Mao en los Andes

Abimael Guzmán saltó al primer plano cuando a comienzos de los años 60 abandonó su cátedra de filosofía en la Universidad San Cristóbal de Huamanga, en Ayacucho, región del sureste de Perú donde la pobreza se ha convertido en un sello indeleble.



LIMA. Un tribunal de Perú condenó al fundador del grupo rebelde Sendero Luminoso,
Abimael Guzmán, a una segunda cadena perpetua, por un atentado con un coche bomba que dejó 25 muertos en un barrio residencial de Lima en 1992.


En Ayacucho creó e impulsó a su partido, cuya tarea era “construir el comunismo por el sendero luminoso de José Carlos Mariátegui” (pensador peruano, creador del Partido Socialista de Perú).
De ahí el origen de su nombre.


Guzmán cultivó el culto a la personalidad y quienes lo conocían debían tratarlo como “Presidente Gonzalo”.

El arma de Guzmán fue su propia interpretación del marxismo, que convirtió a sus seguidores en fanáticos de sus ideas a las que calificaron de “pensamiento guía” y “cuarta espada” del marxismo, detrás de Marx, Lenin y Mao.

La ruptura ideológica entre Moscú y Pekín en los 60 lo radicalizó. Y la “revolución cultural” de Mao fue determinante para afirmar sus convicciones.

Su “gran salto adelante” empezó en 1979, cuando pasó a la clandestinidad y anunció que en Perú estaban dadas las condiciones para llevar a cabo una revolución, del campo a la ciudad.

El 17 de mayo de 1980 cambió los libros por la dinamita. Ese día marcó a fuego a Perú. Sendero inició la lucha con un simbólico acto: quemó urnas en un poblado andino en vísperas de la elección que acabó con 12 años de dictadura militar.

Luego colgó perros en Lima con una mórbida leyenda que era toda una declaración de fe: “Así mueren los traidores como Teng Tsiao Ping”, líder chino que condujo a partir de 1978 la desmaoización de su país.

Refundar Perú

Interpretando el Libro Rojo de Mao, Guzmán puso en marcha una “guerra popular” cuya meta era refundar Perú, acabando con “el Estado semifeudal y creando una República Popular de Nueva Democracia”, sin importar si el costo de vidas pudiera ser de dos millones si fuese necesario.

Las fuerzas militares fueron movilizadas desde 1982 para combatir a Sendero y también cometieron crímenes de lesa humanidad contra civiles.

Agentes de inteligencia detuvieron a Guzmán el 12 de septiembre de 1992, sin disparar un tiro. Estaba oculto en una casa de tres pisos del distrito limeño de Surquillo donde funcionaba, como fachada, una academia de ballet en la planta baja.

Con él cayó también Elena Iparraguirre, número dos de Sendero Luminoso, con quien se casaría en 2010 en prisión. Ella tiene ahora 73 años y cumple una condena a perpetuidad.

Tomado de El Universo
https://www.eluniverso.com/


Leer más...
Vistas: 63 Respuestas: 0



SENDERO LUMINOSO CAUSÓ DÉCADAS DE TERROR, ATAQUES Y MUERTE EN PERÚ
por Dr. Alberto Roteta Dorado - Septiembre 14, 2021, 12:33:47 pm
    SENDERO LUMINOSO CAUSÓ DÉCADAS DE TERROR, ATAQUES Y MUERTE EN PERÚ
                                                      Por: Lizeth Escobar

Su líder, Abimael Guzmán, murió en la cárcel a los 86 años de edad el sábado.
El destino de sus restos mantiene en vilo al país.




Abimael Guzmán fue condenado como responsable intelectual
de 70.000 muertes en Perú, según la Comisión de la Verdad.
Foto: ARCHIVO


“Las noticias eran terribles, un día se decía que mataron a cincuenta, otro día a 20, otro a 100, mataban en poblados donde el alcalde era de otra ideología y mataban a toda la población, no usaban balas, los mataban a machetazos, a piedrazos, los descuartizaban, para así ir amedrentando a toda el Perú”, así describe Hernán Villacorta, un ciudadano peruano de 64 años, a los recurrentes ataques del Sendero Luminoso, un movimiento terrorista que considera sectario y extremista y que aterrorizó a su país de 1980 al 2000.

Villacorta cuenta que el grupo surgió entre intelectuales peruanos de izquierda, vinculados al magisterio, en la localidad de Ayacucho, motivados por su rechazo a la reforma agraria de 1970, en tierras donde no encontraron autoridad, principalmente en la parte andina del país.

El ciudadano peruano, que vivió sus años de universidad durante la época de terror en el país, comenta que el grupo maoísta, en honor al líder chino Mao Tse-Tung, “quería reformar a Perú como un país llamado Nueva Democracia, con su capital en Ayacucho, y que el presidente iba a ser Abimael Guzmán, el camarada Gonzalo como le decían”, fallecido el sábado, a los 86 años, en la Base Naval del Callao, donde cumplía cadena perpetua.

“Su lucha armada comenzó en 1980, llegaron a tomar casi todo el país, eran y se comportaban como una secta, los atentados en Lima empezaron con dinamita y expansores de explosión, las explosiones se sentían en toda la ciudad, volaban varios bancos al mismo tiempo, era terrible, habían apagones cerca de las fechas festivas”, cuenta Villacorta.



El fundador de la banda armada Sendero Luminoso, Abimael Guzmán,
murió por neumonía, según se determinó en su autopsia. Foto: EFE


Luis Benavente, analista político peruano y director de la Consultora Vox Populi, coincide en que el país vivió años de terror y dice que el retroceso económico por la presencia de Sendero Luminoso, culpable de 70.000 muertos según la Comisión de la Verdad y Reconciliación, también fue evidente.

“Sendero generó mucho dolor en las familias, paralizó la economía, no hubo crecimiento económico, millones de peruanos migraron, no había inversiones, era un país con mucho atraso, el sistema productivo se resquebrajó, sus atentados paralizaban todo, desde el tránsito, hasta cosas simples, había mucha psicosis”, subraya.

Villacorta cuenta que fue el gobierno de Alberto Fujimori el que de la mano del ejército logró ir replegando al grupo terrrorista y con insumos y ayuda, se empezó a ganar a la población en la serranía, donde se formaron grupos de autodefensa y menciona que cerca de un millón de la gente de esa zona huyó a la costa por el temor a los constantes ataques.



Refiere también que se conce que Guzmán tenía un plan para el 12 de octubre de 1992 de una toma simbólica de Lima, en la que se calculaba que cerca de 300.000 adeptos participarían, pero que no se concretó ya que fue capturado un mes antes justamente.

El analista internacional Michel Leví, coordinador del Centro Andino de Estudios Internacionales de la Universidad Andina Simón Bolívar, comenta que la captura de Guzmán junto a su equipo tuvo una trascendencia global, y que el gobierno de Fujimori lo exhibió enjaulado con un traje a rayas para demostrar el poder que tenía y lo que representó su captura.

Para Leví, el éxito que tuvo Guzmán fue gracias a las condiciones sociales que tiene Perú, a la división que existe, que es muy marcada, a la concentración de poder que hay en Lima y el poco acceso a la distribución de la riqueza, aunque menciona que mucha gente fue presionada para apoyar al grupo.

“Sendero no llegó a tener capacidad de acción internacional y se concentró en Perú, pero si contó con simpatizantes a lo largo de toda la región... Maoístas no solo habían en Perú, habían en Ecuador, en todas partes, era una estructura que tenía ramificaciones hasta en África”, refiere Leví.

El destino que tendrán los restos de Guzmán, mantiene en vilo a Perú, entre pedidos de congresistas de la derecha que exigen ver el cadáver. Un juzgado peruano rechazó ya el habeas corpus presentado por la esposa del fallecido cabecilla terrorista, la sentenciada Elena Iparraguirre, para poder retirar su cadáver de la morgue.

Su esposa fue trasladada a una celda de máxima seguridad por “ensalzar” la figura de Guzmán. El mismo día del deceso, hizo unas llamadas telefónicas desde el penal de mujeres de Chorrillos, en el que está recluida, a sus simpatizantes y el audio fue compartido.

En esa comunicación, Iparraguirre presuntamente pidió “honor y gloria” a Guzmán y agregó que seguirán “su ejemplo de comunista hasta el fin”.

Ante este escenario, Benavente menciona el ejemplo de que el terrorista Osama Bin Laden fue responsable de el 5% de las muertes que se acusa a Guzmán y dice que sus cenizas fueron arrojadas al mar en una zona desconocida, por lo que considera que este caso no puede tener un final distinto.

“Hay el temor de una reactivación y que reinicie operaciones militares y que hayan fundamentalistas, formados por Guzmán, la proclama hecha por la esposa, desde la cárcel el día de sábado, genera sospechas de que el gobierno le haya permitido hacerlo”, comenta.

El analista refiere que hay funcionarios del actual gobierno que tienen simpatías evidentes hacia Sendero Luminoso y dice que es como que alguien en Alemania mostrara simpatía con el nazismo, agrega que el grupo en la actualidad sigue vigente y que han cambiado su estrategia para capturar el poder ya no por la lucha armada, si no por el camino de democracia formal con la creación del Movimiento por la Amnistía y los Derechos Fundamentales (Movadef).

Para Villacorta el Movadef es también una posible amenaza, pero destaca que en los últimos años la derecha se ha fortalecido saliendo a las calles para no permitir que situaciones como las que ocasionó Sendero vuelvan a ocurrir.

“Muchos peruanos consideramos que nos gobierna gente que simpatiza con el Sendero Luminoso, Castillo ha hecho comentarios en contra de Guzmán, pero no ha tomado acciones contra sus ministros que han lamentado su muerte... esto muestra que está manejando una política de doble discurso”, apunta Benavente.

Tomado de El Universo, diario de Ecuador.
https://www.eluniverso.com/



Leer más...
Vistas: 52 Respuestas: 0



Páginas: 1 [2] 3 4 ... 255