Forofilo

Mostrar Mensajes

Esta sección te permite ver todos los posts escritos por este usuario. Ten en cuenta que sólo puedes ver los posts escritos en zonas a las que tienes acceso en este momento.


Mensajes - Dr. Alberto Roteta Dorado

Páginas: 1 2 3 4 5 [6] 7 8 9 10 11 ... 72
76
                                                     CRISIS EN UCRANIA
                    Todos los frentes de la nueva Guerra Fría, explicados en tres mapas




El viejo Telón de Acero vuelve a levantarse en el mundo. Lo hace para dividir de nuevo a viejos enemigos, pero el nuevo enfrentamiento introduce algunos actores que no estaban en 1945. Tras el reseteo global que supuso la Segunda Guerra Mundial se generó un sistema de equilibrio nuclear que enfrentó al imperio soviético con Estados Unidos, aunque lo hicieran en conflictos del tercer mundo y de forma siempre indirecta. Hoy irrumpe China como potencia económica y militar para cuestionar la supremacía de Washington y ocupar los espacios de la antigua URSS, mientras Rusia se resiste a perder su lugar en la Historia y la Unión Europea asiste a la función como actor secundario. La tensión sube en cada continente del planeta, donde los contendientes tratan de afianzar de nuevo sus zonas de influencia.

La nueva Guerra Fría quizá no tenga un acontecimiento fundacional, pero a partir de la segunda guerra de Irak los dos bandos se han lanzado al control de materias primas claves para su supervivencia a costa de armar a dictadores, montar bases navales en los confines del mundo o levantar de nuevo muros en las fronteras.

El coste militar se ha disparado, al igual que la investigación en drones y guerras híbridas que impliquen ataques cibernéticos. Todo el planeta elige bando, y pertenecer a uno u otro bloque implica hasta qué vacuna recibes contra el coronavirus, y a qué parte del planeta vas a poder viajar con ella.

China se expande en África ante la indiferencia de EEUU, casi ausente del continente desde el desastre de Mogadiscio en 1993 y toma posiciones en América Latina usando como puente al eje bolivariano. En Asia el punto de fricción es Taiwan, la piedra en el zapato de Pekín y un puñado de islas estratégicas que se disputa con Japón y Corea del Sur. Ese parece ser el escenario más caliente de esta nueva Guerra Fría. Con el permiso de Vladimir Putin y la vieja Europa.

HACIA UNA NUEVA POLARIDAD EN EL MUNDO.

A finales de los años 70 la influencia de Estados Unidos alcanza su cima y desde entonces se mantiene estancada. Tras la caída de la URSS llega el despegue económico de China, cuya proyección exterior se dispara en los últimos 20 años.













Fuentes: Atlantic Council, Real Instituto Elcano, European Council on Foreign Relations, Center for Strategic & International Studies, Council on Foreign Relations, Gazprom, Belt and Road Initiative, Foreign Policy, BBC, ABC News, The Economist, The Washington Post, South China Morning Post y elaboración propia.

Redacción: Alberto Rojas.

Infografía: Alberto Hernández.

Dirección de arte: María González Manteca.

Tomado de:
https://www.elmundo.es/

77
                            INÉS FERNÁNDEZ-ORDÓÑEZ, ACADÉMICA:
          "LOS POLÍTICOS USAN 'CONCEJALA'. LA FISCAL QUIERE LLAMARSE FISCAL"


Filóloga y lingüista, Inés Fernández-Ordóñez es una de las siete académicas de la lengua y dirige proyecto COSER, que investiga el habla en las zonas rurales de España.



En la N-607 tomo el desvío a la Universidad Autónoma, Avenida de Kant. Luego, calle Einstein, calle Freud… Apabullada, me encuentro con Inés Fernández-Ordóñez (1961), una de las siete académicas de la lengua. Me explica que la avenida principal del campus se llama Francisco Tomás y Valiente porque lo asesinaron allí, en su despacho. Lo recuerda perfectamente, ella estaba embarazada. Entró un etarra en su despacho y le disparó a bocajarro.

Inés Fernández-Ordóñez, filóloga y lingüista. Está especializada en textos medievales, particularmente en Alfonso X El Sabio y en dialectología rural del español. Inés es una persona cercana, generosa y sabia.

Su proyecto, en cierta forma, preludiaba la monarquía absoluta que luego se implanta a partir de los Reyes Católicos, y claro, eso produjo un conflicto severo con la nobleza, pero también con la Iglesia. Tenía una política adelantada o precursora y entró en conflicto con su época.

¿Cómo llegó usted a Alfonso X?

Apareció un manuscrito en Salamanca y mi director de tesis, Diego Catalán, nieto del filólogo e historiador, Menéndez Pidal, y de la escritora e investigadora de la literatura española, María Goyri, que había trabajado toda su vida en la tradición textual de Alfonso X el Sabio, me propuso como tema de tesis estudiar ese manuscrito. Tuve la suerte de que ese manuscrito conservaba una versión desconocida de la Estoria de España -conocido por ser el primer libro de la historia de España extensa que no era una mera traducción del latín-, que hizo componer el rey en los dos últimos años de su reinado cuando estaba en Sevilla, completamente aislado en guerra civil con su hijo y el resto del reino.



María Marañón

Ahora estoy preparando una edición completa de la Estoria de España para la Biblioteca Clásica de la RAE. El texto crítico está terminado, pero necesito un medio sabático para terminar las notas y la introducción. Es un trabajo de monje.

La Estoria de España se escribe, en parte, para legitimar el poder y destacar el papel hegemónico de Castilla.

Sí. Alfonso X está influido por una serie de modelos previos, pero lo cierto es que crea el modelo de historia de España que todavía seguimos hoy. Cuando hay historias de España que dicen “desde Atapuerca al año 2000”, ese modelo que identifica a España con la prehistoria Ibérica es un modelo que se gesta en Alfonso X el Sabio.

La Estoria de España narra la historia de un territorio que es la Península Ibérica y de todos los que viven en él, pero se presenta el reino de Castilla y León como el depositario legítimo de los derechos a gobernar el conjunto. Desde la Edad Media, hubo un discurso alternativo que venía de Navarra y de Aragón, pero ese discurso no consiguió cuajar.

¿En qué momento la lengua romance pasa a llamarse lengua castellana?

La primera mención de “lengua castellana” es de Alfonso X y representa una novedad absoluta en la Península Ibérica y también desde un punto de vista internacional, porque no es nada habitual utilizar un gentilicio territorial “castellano” para describir una lengua. Ahora nos parece normal.

Y, después de Alfonso X, no hay más hasta el siglo XV. Mientras, empiezan a aparecer alusiones a la lengua de Aragón, al catalán, al navarro. Las variedades que tienen una denominación basada en gentilicio territorial más tardío son el gallego y el portugués. Hay que esperar hasta el siglo XV.

"Hasta 1925, el diccionario de la lengua de la Real Academia Española, se llamaba diccionario de la lengua castellana"

¿Y en qué momento se llama español?

Hay un artículo clásico que dice “español, nombre extranjero”. Español es como los del sur de Francia llamaban a los habitantes de la Península Ibérica, que era Hispania.

Hay algún caso aislado en las obras de Alfonso X donde se habla del castellano como español, pero la denominación “español” sólo se generaliza a partir del siglo XVI. Tampoco se generaliza en España, se generaliza en Europa para referirse a lo que hablan los españoles. Es decir, el gentilicio español como habitante de la Península Ibérica sí estaba perfectamente establecido, lo que no estaba establecido era llamar español a la lengua de Castilla.

Pero fíjate que hasta 1925, el diccionario de la lengua de la Real Academia Española, se llamaba diccionario de la lengua castellana. Solo por propuesta de Ramón Menéndez Pidal, la Academia aceptó cambiarlo a diccionario de la lengua española.

Es emocionante la ovación que recibe tras su discurso de ingreso en la Real Academia de la Lengua en 2008.

Bueno, ya sabes, quienes van son tus amigos… Lo peor fue llegar hasta allí, porque yo precisamente era la más joven, mujer y además filóloga. Me sentía muy presionada. Quería hacer un discurso que intelectualmente fuera una aportación y todo el discurso fue una investigación completamente nueva.

Lo que yo defiendo es que la hipótesis castellanista de Menéndez-Pidal es cierta para algunas cosas, pero no para otras muchas. Las soluciones lingüísticas que han triunfado en el español desde un punto de vista histórico tienen muchas veces un origen occidental de la Península Ibérica y otras, oriental. Y nunca se ha destacado suficientemente la contribución aragonesa y navarra a la formación del español. Por ejemplo, el uso de los tiempos verbales compuestos que solo se encuentra en lenguas europeas, entra por Aragón.



María Marañón

Menéndez Pidal estuvo condicionado por la escasez de datos y por su época. Y a usted, nuestra época ¿cómo cree que le condiciona?

Menéndez Pidal favoreció sobre todo las fuentes literarias como forma de reconstrucción de la historia de la lengua española. Hoy en día no damos tanta importancia a la literatura, sino que creemos que si se quiere hacer Historia de la Lengua, hay que contemplar todo tipo de fuentes y todo tipo de textos.

¿Una lengua más abierta a influencias, sin sopesar la calidad de estas?

No consideramos que las influencias representen una contaminación. No adoptamos una actitud purista respecto de la lengua. Consideramos que si algo se dice es que se puede decir y que los hablantes pueden utilizarlo. Y lo utilizan de hecho.

No hay un modelo ideal.

No lo creo. Los modelos lingüísticos son exactamente lo mismo a los modelos de comportamiento social y, desde este punto de vista, son modelos arbitrarios que dependen de cada sociedad.


¿Qué opina del lenguaje inclusivo? ¿Qué diferencia hay entre lenguaje y discurso?

Yo creo que forma parte, sobre todo, de un discurso político. La lengua también está llena de redundancias. Por tanto, repetir el masculino y el femenino forma parte de una posibilidad discursiva del hablante, no es una cuestión gramatical.

El lenguaje es la capacidad de hablar que tenemos todos los seres humanos y luego cada lengua tiene una gramática y esa gramática ofrece posibilidades. Dentro de esas posibilidades, tú puedes conseguir un discurso de distinto tipo. Decir “las estudiantes” y “los estudiantes” es un procedimiento que, por lo general, se entiende como enfático.

Es como si al principio de una conferencia dices “señoras y señores”, estás duplicando como deferencia, como cortesía, pero no es obligado. Forma parte de un discurso que tú quieres construir. Desde el punto de vista en el que hay un discurso que tú construyes, no se puede recomendar algo, porque eso es un control ideológico. Tú tienes que decidir el discurso que quieres construir y no se puede penalizar a la gente por usar el lenguaje de acuerdo con la gramática habitual.

"Consideramos que si algo se dice es que se puede decir y que los hablantes pueden utilizarlo"

¿Presidente o presidenta?

Esto está condicionado léxicamente: “Amante pero no amanta”, “cliente pero sí clienta”, “paciente pero no pacienta”. Es una posibilidad flexiva que existe, pero al final depende de si se consolida o no. Comparemos el o la “fiscal”, con “concejal” y “concejala”. Que se consolide una u otra opción depende de si los hablantes la usan o no. Precisamente son los políticos quienes usan “presidenta” y “concejala”. La fiscal quiere llamarse fiscal.

¿Médico o médica?

Mi hija es médico. El 75% de las nuevas promociones de médicos son mujeres y prefieren llamarse “doctora”.

Lleva dando clases treinta años, ¿ha notado un empobrecimiento léxico en las nuevas generaciones?

Es terrible. No creo que se deba sólo a la escuela, yo creo que el motivo es más bien social. Son niños que no leen. Nosotros en nuestro tiempo de ficción narrativa leíamos novelas, los chicos de hoy ven series. En una serie tienes la ficción, pero no tienes el lenguaje elaborado, y eso se nota.

No son las faltas de ortografía, es la incapacidad de formular. Siempre hay una minoría que no es así, pero el conjunto tiene serias dificultades de expresión en la lengua formal, en la lengua estándar.

Quizás debemos pensar que tienen otras habilidades tecnológicas que nosotros no tenemos. No me gusta ser apocalíptica, a lo mejor vamos a un modelo diferente.

Hace también tres lustros comenzó a hacer grabaciones del habla rural dentro del proyecto COSER (Corpus Oral y Sonoro del Español) ¿Ha notado muchos cambios?

Indudablemente, los medios de comunicación, la urbanización, la escuela han cambiado mucho el mundo rural. Sobre todo, se nota si uno compara los datos del ALPI (Atlas lingüístico de la Península Ibérica), casi todos tomados antes de la Guerra Civil, con los datos que yo he recogido y que se vinculan con la generación “hija del ALPI”.

Los entrevisto de muy mayores porque los sociolingüistas han podido demostrar que uno fija sus ideales para muchas cosas en la edad temprana joven. Fijas ciertos modelos estéticos, de comportamiento, y luego puedes tener una cierta adaptación, pero hay muchas cosas que ya nunca modificarás.

¿Cuál es el valor del ALPI?

El ALPI es una mina, seguimos luchando para terminar de meter los datos en una base de datos interactiva, pero se nos ha acabado el dinero… Tiene un valor para la historia de la lengua muy grande y por eso también yo quise basar mi discurso de ingreso en los materiales del ALPI para reivindicar la figura de Navarro Tomás (filólogo, intelectual de la Segunda República y director de la Biblioteca Nacional de España), y reivindicar ese proyecto que quedó desgraciadamente interrumpido por la Guerra Civil.

Ten en cuenta que es la primera vez que se hacen entrevistas dialectales con una perspectiva moderna y de forma sistemática, antes al éxodo a las ciudades, al desarrollo industrial, al desarrollo de las comunicaciones, a la generalización de la enseñanza, porque antes de la Guerra Civil la mitad de la población era analfabeta. Realmente es una parte de nuestra cultura, cubre una época que ya no existe.

¿Cómo compagina trabajo y familia?

Cuando mis hijas eran pequeñas, con mucha dificultad, esfuerzo y con ayuda en casa. Mi marido es cirujano, sale a las 7 de la mañana y vuelve a las 9 cuando no tiene guardia. Ahora ya son mayores.

Tomado de:
https://www.elespanol.com/

78
   LENIN, UN CRIMINAL VENERADO POR UN ARGENTINO Y DIFUNDIDO POR EL CASTRISMO
                                               Por: Dr. Alberto Roteta Dorado.-


Nadie está interesado en reivindicar la vida y obra de uno de los grandes criminales de la historia contemporánea, cuyo nombre, disparatados textos y cualquier vestigio simbólico de su paso por la tierra debe prohibirse



Santa Cruz de Tenerife. España.- Néstor Kohan es un intelectual argentino que ha publicado varios libros dedicados, fundamentalmente, a la teoría social; pero además de esto, por desgracia – porque lo cierto es que tiene el don de la escritura y sabe trabajar el ensayo como género–, es un ferviente marxista y coordinador de la Cátedra Che Guevara en la Universidad de Buenos Aires, UBA. Con estas cartas de presentación ya podéis imaginar el derroche de veneno marxista presente en sus estudios, así como la premeditada fuerte dosis de adoctrinamiento, algo que, como es de suponer hará en las aulas de la UBA, de donde saldrán los futuros defensores de la izquierda latinoamericana. 

El castrismo intenta revivir al criminal bolchevique para legitimar, teóricamente, sus desatinados postulados comunistas.

Por estos días el periódico cubano Granma, medio oficialista de extrema izquierda y órgano oficial del régimen castrista, publicó un extenso escrito de este autor, titulado: “Sobre la teoría leninista del imperialismo”, en el que no faltan las alabanzas al bolchevique que el régimen comunista presenta como el gran pensador, el líder inmenso del proletariado y hasta como filósofo; a pesar de que este “filósofo” jamás aparece en ningún tratado enciclopédico dedicado a esta disciplina, toda vez que el político marxista ruso de filósofo no tiene nada.

Jamás pensé que en pleno siglo XXI, y luego de la demostración de la ineficacia del sistema socioeconómico y político que los marxistas llaman socialismo, amén de las pruebas que demuestran la responsabilidad de los comunistas respecto a la muerte de millones de hombres en todas partes del mundo, alguien pudiera hacer una defensa de las extravagantes ideas del generador de la primera gran hambruna del siglo XX, esa a la que apenas se hace referencia a pesar de los millones de muertos que originó en Ucrania; sin olvidar los centenares de firmas de sentencia de muerte o los que perecieron por extenuación en trabajos forzados; aspectos que, como era de esperar, jamás abordó en su escrito el socialista argentino Néstor Kohan, quien, llevado por una enfermiza pasión, se limitó a sobredimensionar lo que consideró “el espíritu de su pensamiento en permanente ebullición”.

Este acólito del marxismo-leninismo propone el estudio – a estas alturas, en pleno siglo XXI y en medio de la ya eterna crisis del marxismo– de las ideas de Lenin, lo que presupone, según sus propias palabras “la reivindicación de su escandalosa vigencia”; y lo peor, propone que se haga a través de las valoraciones que sobre él hicieran una serie de autores, entre los que aparecen encabezando la lista Che Guevara: Apuntes críticos a la economía política y Roque Dalton: Un libro rojo para Lenin.

Para no hacer perder el tiempo a mis lectores no haré mención al resto de los “estudiosos” que cita Kohan. Al fin de cuentas, se con toda seguridad que nadie está interesado en reivindicar la vida y obra de uno de los grandes criminales de la historia contemporánea, cuyo nombre, disparatados textos y cualquier vestigio simbólico de su paso por la tierra debe prohibirse, y que Kohan intenta exponer como “la figura que logra solucionar, al menos para el Tercer Mundo, una parte significativa de los enigmas irresueltos que dejó abiertos Engels en su Testamento Político”.

No obstante, Kohan comete un error – sin ser consciente de esto–, toda vez que sus palabras de exaltación al antiguo líder de los soviets son susceptibles de ser interpretadas en un sentido completamente diferente a la intención del autor. Néstor Kohan es capaz de afirmar, con orgullo, que Lenin es indomesticable e indigerible, y lo llama hueso duro de roer. “La sola mención de su nombre hace temblar a empresarios, banqueros, policías, militares, agentes de inteligencia (…) a diferencia de otros integrantes de la familia marxista (…) Lenin constituye el elemento de la discordia”.

Kohan tergiversa el porqué Lenin “hace temblar” a tantos, amén de ser “el elemento de la discordia”, toda vez que se limita a enfocar su visión en relación con los postulados leninistas acerca de la teoría del capitalismo “entendido no como sumatoria mecánica de formaciones sociales nacionales, inconexas y yuxtapuestas, sino como un sistema mundial, polarizante y jerárquico de la dominación entre sociedades y naciones”, entre otras incoherentes y desatinadas interpretaciones.

Entre las verdaderas razones acerca del porqué hacía temblar a tantos hay que hacer mención a su responsabilidad absoluta en la primera gran hambruna de la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, URSS, y de manera particular de Ucrania. Recordemos que la implementación de la colectivización socialista entre la segunda y tercera décadas del pasado siglo XX trajo consigo la expropiación masiva de muchos “empresarios” y “banqueros” – haciendo alusión a Kohan en su escrito–; aunque, lejos de pronunciarse en defensa de los usurpados por Lenin y los comunistas de la antigua Unión Soviética, lo hace exaltando la malvada imagen del autor de “Imperialismo, fase superior del capitalismo”, quien, según Kohan se propuso “cambiar el mundo, demoler las instituciones capitalistas y emancipar, mediante la revolución y el socialismo, a todos los oprimidos y explotadas de la historia”, con lo que tenemos respondida la posible interrogante acerca del porqué de hacer “temblar a empresarios, banqueros…”

Esta expropiación de los bienes individuales bajo el ropaje de nacionalizaciones para “beneficiar” al pueblo, es el denominador común de todos los regímenes que asumieron el comunismo como paradigma político y social, lo que, sin duda, constituye el elemento desencadenante de las crisis económicas ulteriores que enfrentaron – y siguen enfrentando el grupúsculo de naciones que aún están sometidas a las inescrupulosas fuerzas dominadoras del comunismo– todos los países de la Europa del Este, en las que se impuso el socialismo marxista, sin olvidar los países latinoamericanos y de Asia a donde, por desgracia, se ha extendido.



Lenin, el líder que con su colectivización socialista provocó la muerte de millones de ucranianos por una hambruna forzada.

No solo me ha llegado el disparatado escrito del comunista argentino; también por estos convulsos días, en que varias naciones de Europa del Este se ven amenazadas por el conflicto entre Rusia y Ucrania, recibo – y no creo que sea por obra del azar– escritos dedicados al temerario comunista ruso, o al menos, en los que se hace mención a sus fechorías contra los ucranianos. “La URSS y las hambrunas de Ucrania: El castigo de Lenin y la ayuda de Estados Unidos” es el título de un interesante estudio de Grego Casanova, publicado el 5 de febrero, en el sitio VozPopuli, escrito, por suerte, diametralmente opuesto al del argentino rojo, al narrar con exactitud las implicaciones de Lenín en la primera gran hambruna sufrida en varias de las repúblicas de la disuelta URSS. 

Recordemos que entre 1921 y 1923 varias de las Repúblicas Soviéticas pasaron una enorme hambruna, hecho  que fue aprovechado por el líder soviético Vladimir Lenin para dar una "lección” a sus enemigos políticos. Esta primera hambruna que afectó sobremanera a Ucrania, no fue precisamente la de mayor magnitud, esto es, la de los años treinta (1932-1933) del siglo XX, en la que perdieron sus vidas seis millones de personas por hambre provocada y no auxiliada;* pero no es del Holodomor Ucraniano,** el terrible genocidio organizado, cuyo responsable máximo fue Stalin y no Lenin, quien ya había muerto en 1924, al que se hace referencia en dicho escrito, sino a la primera hambruna forzada provocada por el régimen soviético, en la que se estima que perdieron sus vidas cinco millones de personas, la que quedó eclipsada ante la magnitud de la posterior, la de los años treinta, sin que por esto se subestime su significado y su connotación para la historia contemporánea, y ante todo, para la vida, en toda la gran acepción del sagrado término. 
   
Hacia el final de 1921 los bolcheviques de Ucrania, siempre bajo la terrorífica sombra de sus camaradas rusos, se habían apoderado de todo el país, toda vez que lograron derrotar a los últimos rebeldes. Así las cosas, el gobierno quedó en manos del Partido Comunista Ucraniano, aunque las órdenes las dictaba Moscú. Una vez en el poder comenzó la confiscación obligatoria de los alimentos, mientras que los llamados komnezami, comités de campesinos pobres se enfrentaron a los kulaks, los campesinos más ricos. Además de la sequía y de la postguerra, varios investigadores y sociólogos de hoy sostienen, como principal hipótesis causante de la primera gran hambruna (1921-1923), la confiscación desmedida de los bolcheviques.

Bajo el socialismo, el odio, el terror, la expropiación y la venganza suelen ser elementos constantes, independientemente de la nación donde se impongan las teorías marxistas. Luego la historia se repite, aunque en condiciones contextuales diferentes, en todos los sitios a los que llegó el comunismo.

Las políticas estratégicas de Lenin no hicieron otra cosa que agravar la crisis ucraniana. El criminal comunista priorizó las zonas más urbanizadas como Petrogrado y Moscú, así como la zona del Volga en la distribución del cereal.  En el verano de 1921, las zonas de Ucrania que más habían producido seguían alimentando a Rusia, mientras que regiones del sur del país se moría de hambre. Con la muerte de Vladimir I. Lenin, en 1924, el poder de la URSS, entre las que se encontraba Ucrania, pasó a otro de los más temerarios comunistas de la historia del siglo XX, Iósif Stalin, el máximo responsable de la hambruna posterior, considerada en la actualidad como un genocidio y que ha pasado a la historia bajo el nombre de Holodomor.

Esta es la realidad de “la figura que logra solucionar, al menos para el Tercer Mundo, una parte significativa de los enigmas irresueltos que dejó abiertos Engels en su "Testamento Político", según el comunista argentino citado al comienzo de este escrito, y que el medio oficialista cubano Granma ha publicado entre bombos y platillos. Es este el hombre que Kohan pretende relacionar con Nuestra América, región que no necesita para su prosperidad de la reivindicación de las ideas de Lenin, sino de librarse para siempre de las maléficas tendencias izquierdistas del momento – terrible mescolanza del degradado Socialismo del siglo XXI con el más acérrimo populismo, caudillismo, idolatría e ignorancia política– e instaurar verdaderas democracias.

El autor de “Sobre la teoría leninista del imperialismo” insiste, una vez más, en que “en muchas de sus tesis es posible hallar nexos articuladores entre la teoría de la crisis general y estructural del capitalismo, la abultada agenda de la revolución internacional y los problemas específicos de la dependencia latinoamericana y la revolución tercermundista”. No hay tales nexos entre los enfermizos ideales del bolchevique que ya nadie recuerda, excepto por sus crueles acciones –entre los que sobresale la mencionada oleada de hambruna forzada que provocó millones de muertes en Ucrania– que hoy los comunistas que aún sobreviven en el mundo tratan de borrar, y la crítica situación sociopolítica de la extensa región que el antimarxista cubano José Martí definió como Nuestra América.

Pero Néstor Kohan no se conforma y sigue exponiendo concepciones cada vez más absurdas. Luego de hacer un análisis acerca de las teorizaciones de Lenin sobre la teoría del "desarrollo desigual y a saltos" y sus definiciones de "Sistema capitalista mundial" y "guerra mundial", llega a exponer, en un nuevo intento de relacionar la disparatada doctrina leninista con el contexto de América Latina: “Lenin representa, por eso, el nexo indisoluble entre El Capital de Marx (la teoría del poder, la dominación y la explotación en su máximo nivel de abstracción teórica) y la especificidad de las formaciones económico sociales de Nuestra América”.

Basta de inventos, articulaciones, hacer coincidir de manera forzada, o cualquier disparatada concepción que surja de la enfermiza mente de los que, aun conociendo del rechazo generalizado del mundo hacia el comunismo y el marxismo-leninismo, pretenden hacer reivindicaciones absurdas de uno de los más grandes criminales de la historia, quien, como se afirma en el citado escrito “les sigue generando pánico, desesperación y horror”; aunque no en el sentido que lo presenta el autor, sino por sus sanguinarias acciones.

--------------     

*Diversas fuentes señalan hasta diez millones de muertos por hambre organizada para lograr un objetivo político criminal – el debilitamiento y exterminio de los campesinos ucranios libres – base social de la nación, de sus tradiciones, su fundamento moral y autenticidad. (El genocidio por hambre contra el pueblo ucraniano en los años 1932-1933
« en: Febrero 06, 2022, 02:16:16 pm »)



79

Ciudadanos de Leningrado abandonan sus casas tras ser destruidas por las bombas nazis. / Boris Kudoyarov.

                             LENINGRADO, EL ASEDIO MÁS MORTÍFERO DE LA HISTORIA:
                                       SOBREVIVIR COMIENDO CAMARADAS A -30ºC


El cerco de la antigua capital zarista durante la II Guerra Mundial duró casi 900 días y al menos 750.000 civiles murieron de inanición o congelados. La periodista Anna Reid reconstruye todo el horror en base a crónicas y diarios

David Barreira

En Leningrado, en enero de 1942, las calles estaban bloqueadas por montículos de nieve de la altura de una persona; hacía tanto frío —los termómetros registraron temperaturas de hasta treinta grados bajo cero— que de los cables de los tranvías colgaban carámbanos cristalinos de un metro de largo. Pero a las extremas condiciones meteorológicas a las que se enfrentaba la ciudad, ubicada en noroeste del Báltico, se sumaba una amenaza todavía peor: los cientos de miles de soldados de la Wehrmacht que desde finales del verano anterior cercaban la antaño capital imperial de la Rusia zarista, conocida como San Petersburgo.

Vera Kostrovítskaya, una profesora de danza en la escuela del ballet del teatro Mariinski, anotó en su diario una espeluznante escena: el desvalijo progresivo de un cadáver que reflejaba el tercer y principal problema de la ecuación, el hambre. "Hay un hombre sentado en la nieve, envuelto en harapos, con la espalda apoyada en un poste y una mochila (...) Probablemente iba de camino a la estación de Finlandia, se cansó y se sentó a descansar. Estuve dos semanas pasando por delante de él cuando iba al hospital. Así lo fui viendo: 1. sin la mochila; 2. sin los harapos; 3. en ropa interior: 4. desnudo; 5. un esqueleto, con las entrañas arrancadas. Se lo llevaron en mayo".

Lo que ocurrió en Leningrado entre septiembre de 1941 y enero de 1944, durante los casi novecientos días que duró el asedio nazi, fue una de las mayores tragedias de la II Guerra Mundial. Murieron de inanición al menos 750.000 civiles, más de un cuarto de la población que integraba el censo de la ciudad en el momento de las primeras embestidas de los panzer y las tropas de Hitler. Si se añaden los caídos en combate, el número de fallecidos en esta larguísima batalla sería superior al registrado por Reino Unido y EEUU juntos en todo el conflicto. Se trata, de hecho, del sitio de una ciudad que más muertes se ha cobrado en la historia de la humanidad.


Combates sobre la nieve en las afueras de Leningrado. / Boris Kudoyarov.

Sin embargo, Leningrado no es Stalingrado, no ha recibido tanta atención del mundo occidental como los también terribles y gélidos combates que se registraron en la más pequeña localidad a orillas del Volga, separadas por una inmensidad de más de 1.500 kilómetros. Tal vez se explique porque no hubo un personaje a la altura de Vasili Grossman que le dedicara a esta batalla crónicas y ficciones con una prosa tan afilada. Quien más cerca estuvo de firmar una obra de culto fue Harrison Salisbury, corresponsal de The New York Times en Moscú, que publicó en 1969 Los 900 días —en cuanto a la historiografía, las mejores obras son quizá las de David M. Glantz (en Desperta Ferro) y Brian Moynahan (en Galaxia Gutenberg)—.

Pero el reportero hubo de enfrentarse a un problema capital: la imperante censura soviética, que frenaba un relato veraz de los acontecimientos, dominado hasta entonces por el heroísmo ruso y el pavor a reconocer las muertes por hambre. Con la caída del comunismo, las entrevistas a los soldados del Ejército Rojo, las fotografías inéditas y, sobre todo, multitud de memorias y diarios íntegros sobre el asedio, emergió un panorama diferente: si los leningradenses abanderaron una resistencia, una abnegación y un valor extraordinarios, también robaron, asesinaron, abandonaron a familiares y abrazaron la necrofagia al no poder sobrevivir con raciones diarias de 125 gramos de pan. Todo ese material, esas terribles experiencias individuales, constituyen el núcleo de una espeluznante historia sobre el sitio de Leningrado trenzada por la periodista Anna Reid, traducida ahora al español por Debate.

Canibalismo

"Leningrado fue la primera ciudad en toda Europa que Hitler no consiguió tomar y que, si hubiera caído, le habría proporcionado las fábricas de armas, los astilleros y las plantas siderúrgicas más grandes de la Unión Soviética, le habría posibilitado unir sus ejércitos con los de Finlandia y le habría permitido cortar las vías ferroviarias que transportaban ayuda de los aliados desde los puertos árticos", escribe la autora, que denuncia tanto la incompetencia de los mandos soviéticos como la deliberada política nazi de rendir por hambruna una ciudad en la que a los cadáveres amortajados que se arrastraban por las calles con trineos o cochecitos de bebé se les llamaba, con humor negro, "momias" o "crisálidas".

Las biografías de los leningradenses que superaban la treintena ya estaban gobernadas por la tragedia antes de la invasión alemana. Habían vivido tres guerras (la Gran Guerra, la civil que prendió la Revolución rusa y la de Invierno contra Finlandia en 1939-1940), varias hambrunas y las purgas estalinistas. "Ciertamente, han estado invitándonos a morir pronto durante los últimos veinticinco años. Muchos han muerto, la muerte nos acecha de cerca, tan de cerca como puede. ¿Por qué deberíamos pensar en ella, si ella ya piensa tanto en nosotros?", se preguntaba el historiador del arte Nikolái Punin.

Uno de los pasajes más escalofriantes del libro de Reid es el que dedica al canibalismo —a finales de 1942, cuando el fenómeno desapareció, se habían detenido a 2.015 personas, la mayoría mujeres—, al que también recurrieron los soldados. Un ejemplo extremo es el del capitán Chepurni, al que descubrieron cortando trozos de carne de una pierna amputada de una fosa común y friendo en la sartén un rato más tarde. No solo era su alimento, también el de enfermos y trabajadores del hospital militar en el que trabajaba. Todos fueron fusilados para que cundiese ejemplo.

La periodista también indaga, aunque de forma sucinta, en la legendaria "carretera de la vida", un camino enterrado entre paredes de nieve y sobre el hielo del lago Ládoga que fue recorrido por miles de camiones para llevar suministros a la ciudad mientras esquivaban la artillería enemiga y el permanente peligro de hundimiento. En el asedio a Leningrado, además, participaron miembros de la División Azul que, según se mofaba la prensa rusa, tenía ese nombre no por el color de las camisas de los combatientes españoles, sino por el de las caras.

Tomado de:
https://www.elespanol.com/

80
      LAS RAZONES POR LAS QUE ESTADOS UNIDOS HA IGNORADO SU HERENCIA ESPAÑOLA
                                                                  David Barreira



Descubrimiento del río Misisipi por Hernando de Soto. Un lienzo de William H. Power.

El poeta Walt Whitman tenía clara la importancia del pasado hispano en el alma de su país, y no lo mostró a través de sus versos, sino en una reflexión memorable y lúcida: "Los estadounidenses aún tenemos que aprender de verdad nuestros propios antecedentes, y ordenarlos, para unificarlos. Por ahora, impresionado por los escritores y maestros de la escuela de Nueva Inglaterra, nos abandonamos tácitamente a la noción de que los Estados Unidos se han fraguado únicamente a partir de las islas británicas y de que, en esencia, no forman más que una segunda Inglaterra, lo cual es un gran error".

Estas palabras las escribió en 1883, como justificación para declinar su participación en el aniversario de la fundación de Santa Fe, actual capital de Nuevo México, y con las que acotó sus creencias: comprender la nación dependía de conocer su pasado hispánico, y "para componer esa identidad estadounidense del futuro, el carácter español proporcionará algunas de las piezas más necesarias". Lo cierto es que el diagnóstico de Withman ha terminado de confirmarse en el siglo posterior. Las raíces hispánicas se han ido marginando y olvidando cada vez de forma más evidente.

Contra esa desmemoria y contra el mito del excepcionalismo estadounidense se rebela El Norte. La epopeya olvidada de la Norteamérica hispana (Edaf), de la historiadora Carrie Gibson. Se trata de una obra tipológicamente difícil de encuadrar: combina el relato histórico de la llegada de los españoles a partir del siglo XVI a los territorios que hoy quedan integrados en estados como Florida, California o Nuevo México, con un viaje personal de la autora por el corazón del país para bucear sobre cómo se recuerda esa imborrable huella que plantaron los Junípero Serra, Hernando de Soto o Bernardo de Gálvez.


'Gálvez en América', un cuadro de Augusto Ferrer-Dalmau.

La principal tesis de Gibson, autora de un libro muy aplaudido al otro lado del Atlántico sobre la historia del Caribe desde el primer viaje de Cristóbal Colón hasta el presente, consiste en defender que la herencia hispana de Estados Unidos está marginada e ignorada, a pesar de ser más antigua que la anglosajona. Incide, de hecho, en que el desembarco de Ponce de León en Florida (1513) se registró más de un siglo antes que la célebre llegada del Myflower (1620) de los llamados "Padres Peregrinos", mito fundacional norteamericano. "Parte de la mitología asume que los colonos llegaron con libertades y nuevas formas de pensamiento, pero la realidad no fue así. Robaron tierras, hubo muchos esclavistas... La idea de que los británicos fueron de alguna manera mejores que los españoles es ridícula", zanja la autora.

¿Y cuáles son las causas que iluminan ese olvido? "La primera es una cuestión de simples números: la población de Nueva Inglaterra era mucho más grande que la de los asentamientos españoles como San Agustín", responde Gibson. "La segunda tiene un poco que ver con la leyenda negra: los historiadores en el norte que controlaron la narrativa histórica a finales del siglo XIX eran blancos, protestantes y hombres que escribieron un tipo de historia que no dio espacio a los españoles. La tercera tiene que ver con la llegada de las repúblicas independientes en América Latina, cuando se consolida la realidad del racismo. Es decir, la gente de Nuevo México o California no son españoles, pero tampoco son blancos, y además son católicos. Fue otra oportunidad para la marginación".

El discurso de la historiadora casa con la línea abierta en los años 30 por historiadores como Herbert E. Bolton de que Estados Unidos forma parte de una comunidad latinoamericana más extensa. Es una idea que impregna todo el libro, armado cronológicamente desde la colonización española hasta los periodos de grandes migraciones que siguen nutriendo al país. Gibson también lanza continuas preguntas relacionadas con el presente: sobre el idioma, la pertenencia, la raza o la nacionalidad. ¿Quién puede ser un ciudadano estadounidense? Un tema ciertamente espinoso hoy en día, como refleja en sus páginas.

A pesar de que el Capitolio está lleno de elementos escultóricos y pinturas que hacen referencia a la historia de España en suelo americano —desde Bartolomé de las Casas hasta las misiones—, este pasado hispano es actualmente desconocido para la mayoría del gran público. Gibson pone un ejemplo revelador: el importante papel desempeñado por España durante la Guerra de Independencia de EEUU, contribuyendo con armas, dinero y tropas. El máximo exponente de esa contribución es Bernardo de Gálvez, a quien Barack Obama concedió la nacionalidad honoraria en 2014.

La historiadora, sin embargo, asegura que de preguntar por la calle quién fue el militar malagueño, muy pocos sabrían describir sus acciones. Escasez de interés y, al mismo tiempo, unos currículos educativos insuficientes. "En las escuelas siempre es el Mayflower, los Padres Peregrinos, nada de San Agustín o Ponce de León, una figura que ha pasado a ser cómica por la búsqueda de la fuente de la eterna juventud", lamenta. Su libro ha sido aplaudido por la crítica estadounidense como la lectura que hispanos y anglos deberían acometer para entender su papel o lugar en Norteamérica.

Tomado de:
https://www.elespanol.com/el-cultural/

81
           RUSIA ANUNCIA LA RETIRADA DE PARTE DE LAS TROPAS CONCENTRADAS
                                                         CERCA DE UCRANIA


La OTAN ve señales para un “optimismo cauto”, pero aún no detecta síntomas de que se esté produciendo una desescalada real



¿Verdadera desescalada, señal o despiste? El Ministerio de Defensa ruso ha anunciado este martes que las unidades de los distritos militares del oeste y del sur de Rusia, concentradas a lo largo de las fronteras con Ucrania desde hace meses, empezarán a volver a sus bases tras concluir su entrenamiento. El anuncio, que provocó una reacción positiva en los mercados y en el rublo, que lleva semanas bajo presión, se produce un día después de que el Kremlin señalase que aún hay espacio para el diálogo diplomático. Sin embargo, mientras anuncia que algunos grupos de tropas vuelven a sus cuarteles, Rusia mantiene las maniobras militares en varios sectores y sigue concentrando soldados en otras zonas cercanas a Ucrania.

La OTAN, por su parte, muestra cautela sobre la retirada de tropas. Su secretario general, Jens Stoltenberg, ha declarado este martes desde Bruselas que ve señales para un “optimismo cauto” por las muestras del Kremlin a seguir la vía diplomática, pero que aún no detecta síntomas de que se esté produciendo una desescalada real.

En la primavera pasada, cuando Rusia anunció la retirada de militares que había agrupado en sus fronteras occidentales y que había desatado la alarma de la Unión Europea y la OTAN, dejó sobre el terreno a varios equipos y la mayoría del armamento pesado. Este martes, el portavoz del ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, ha hablado de la retirada de los contingentes de los distritos del oeste y del sur —han llegado brigadas desde toda Rusia, incluso desde puntos tan distantes como el Lejano Oriente, pero son estos dos los que tienen bases en las zonas más cercanas a Ucrania—. Pero el portavoz ha anunciado que las tropas rusas seguirán las maniobras “en varios sectores operativos”. “Las Fuerzas Armadas rusas continúan con una serie de ejercicios a gran escala que involucran prácticamente todos los distritos militares, las flotas y las Fuerzas Aerotransportadas”, dijo, según recoge la agencia rusa Interfax.

Defensa señaló que también se están desarrollando maniobras navales que involucran “barcos de superficie, submarinos y aviación marina en sectores operativos de los océanos del mundo y los mares adyacentes al territorio ruso”.

“Todo preparado para un nuevo ataque”

“Hasta ahora, no hemos visto ninguna señal de desescalada sobre el terreno”, ha afirmado Stoltenberg en la rueda de prensa previa a la reunión de los ministros de Defensa de la Alianza. “Todo sigue preparado para un nuevo ataque” contra Ucrania, ha añadido. Stoltenberg cree que, a pesar de todo, las señales que llegan de Moscú a favor de seguir negociando dejan algo de espacio para el optimismo, pero advierte: “Rusia mueve tropas de un lado para otro, pero eso no es desescalada (...) lo que necesitamos es una retirada significativa y duradera de tropas y armamento”.

El dirigente de la OTAN está convencido de que el despliegue militar que mantiene el Kremlin en torno a Ucrania “le permitiría lanzar un ataque en cualquier momento sin ninguna señal de alarma previa”. Y ha advertido de que Rusia retira soldados “pero deja el armamento donde estaba, lo que le permitiría devolver las tropas a la misma posición muy rápidamente”.

Rusia ha concentrado a unos 140.000 soldados a lo largo de las fronteras con Ucrania, en la península ucrania de Crimea, que se anexionó ilegalmente en 2014, y en suelo bielorruso, donde realiza maniobras conjuntas con tropas de Minsk, según las estimaciones del Ministerio de Defensa ucranio y de Estados Unidos. El Ejército ruso ha trasladado también al oeste baterías de cohetes y ha desplegado sistemas de misiles tierra-tierra Iskander. El comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Ucrania, Valeriy Zaluzhny, dijo este lunes que Rusia había movilizado entre 85 y 87 grupos tácticos de batallón cerca de Ucrania, con unos 20 más en constante movimiento.

Ante las alertas de Estados Unidos, que ha asegurado que esta semana es decisiva y que el Kremlin podría lanzar una invasión a gran escala en breve, Moscú niega que tenga intención de emprender otra agresión militar contra Ucrania, donde se desarrolla la última guerra de Europa, en el Donbás, entre el Ejército de Kiev y los separatistas prorrusos apoyados por el Kremlin.

Rusia argumenta que puede mover las tropas dentro de su territorio como desee y que es la OTAN la que amenaza la seguridad y la soberanía rusa y que la maniobras belicistas de la Alianza Atlántica (que invitó a Kiev a unirse en 2008, aunque esa membresía no ha avanzado) en Ucrania están provocando la crisis. Moscú acusa a Occidente de preparar provocaciones para iniciar una guerra, mientras Washington cree que Rusia podría estar preparando una operación de falsa bandera (una acción militar orquestada para que parezca obra del enemigo) a fin de intervenir en Ucrania con la excusa de defender a los ciudadanos de las regiones separatistas de Donetsk y Lugansk, donde ha entregado alrededor de un millón de pasaportes rusos, según cálculos de altos funcionarios de Rusia.

Vender aire

El Kremlin ha vuelto a cargar este martes contra la OTAN y Estados Unidos, a los que acusa de inflar la crisis, promoverla y de histeria. El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, recalcó que Rusia siempre tuvo intención de completar las maniobras y que los soldados volviesen a sus bases, y que las reacciones a la concentración de tropas rusa evidencian la debilidad de Occidente que probablemente se atribuiría ese repliegue como un logro. “Occidente, si no lo ha hecho ya, dirá: ‘Mira, tan pronto como los presionamos y [el presidente estadounidense, Joe] Biden se movilizó, inmediatamente se asustaron y cumplieron con nuestras demandas’”, afirmó Lavrov en una conferencia de prensa en Moscú junto a su homólogo polaco, Zbigniew Rau. “Eso es vender aire: nuestros colegas occidentales han tenido bastante éxito en eso”, dijo el jefe de la diplomacia rusa.

En Ucrania, el Gobierno ha tomado el anuncio de la retirada de algunas tropas rusa con cautela. El ministro de Relaciones Exteriores, Dmytro Kuleba, señaló que hay motivos para el escepticismo. “Cuando veamos la retirada, creeremos en la desescalada”, comentó en una sesión informativa por videoconferencia.

Frente a las alertas constantes de Estados Unidos —donde informes de espionaje han llegado a poner incluso fecha a la supuesta invasión, este miércoles 16 de febrero—, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, se esfuerza por pedir calma a una ciudadanía que parece tranquila. Kiev teme que en esta guerra de asfixia, Moscú logre su objetivo de desestabilizar el país. “Hoy están asustando a Ucrania con una gran guerra y, una vez más, están fijando la fecha para una invasión militar, pero nuestro estado es más fuerte que nunca”, dijo Zelenski en un discurso televisado el lunes por la noche. El presidente ha declarado el 16 de febrero como el Día de la Unidad de Ucrania y ha decretado que la bandera ondee en todos los edificios oficiales y que a las 10 de la mañana suene el himno nacional.

Ucrania denuncia ciberataques contra las webs del Ministerio de Defensa y varios bancos

El centro de ciberseguridad de Ucrania ha alertado este martes de que se han lanzado ataques informáticos contra las páginas web del Ministerio de Defensa, el Ejército y contra los bancos estatales PrivatBank y Oschadbank, que han derribado los sitios de internet de los afectados y también bloqueado el uso de las aplicaciones financieras y algunos cajeros automáticos.

La organización de ciberseguridad, dependiente del centro de comunicaciones estratégicas y seguridad del Gobierno, no señaló quién está detrás de los ataques informáticos. Sin embargo, sí deslizó que Rusia o piratas informáticos rusos podrían ser los autores. “No descartamos que el agresor esté usando tácticas de la lucha sucia porque sus planes agresivos a gran escala no estén dando resultado”, dijo el centro ucranio en un comunicado publicado en su Facebook. Kiev ha culpado a Moscú de ataques similares en el pasado.

El desarrollo de ciberataques que afecten a los servicios básicos es uno de los asuntos más temidos por la ciudadanía ucrania y un escenario que ven más factible que una hipotética invasión rusa a gran escala. En enero, Ucrania sufrió dos importantes ciberataques. Uno de ellos afectó a decenas de webs de organismos estatales y llegó a penetrar en el sistema que almacena datos médicos de los ucranios.

La agencia nacional de ciberseguridad ucrania ha asegurado que por ahora no hay riesgos para el dinero de los ciudadanos en este último incidente, confirmado por los bancos PrivatBank y Oschadbank, que informaron de que sus servicios se han ralentizado y alertaron de la posibilidad de más ataques.

Tomado de:
https://elpais.com/

82
           BIDEN ASEGURA QUE PUTIN “HA TOMADO LA DECISIÓN” DE INVADIR UCRANIA
                                                      EN LOS PRÓXIMOS DÍAS


EE UU eleva a 190.000 el número máximo de militares desplegados por Moscú, que hace tres semanas cifraba en 100.000, y señala Kiev como objetivo inmediato


Tanques rusos, cargados para el retorno a su base permanente en Rusia tras unas maniobras militares, el pasado miércoles.

Iker Seisdedos

La guerra parece un escenario cada vez más probable. Joe Biden ha afirmado este viernes ante la prensa que está “convencido” de que el líder ruso, Vladímir Putin, “ha tomado la decisión” de invadir Ucrania -incluyendo la capital, Kiev- en los próximos días, todo un redoble de tambores después de días en los que Washington ha estado alertando de la probabilidad del ataque, aunque sin darlo por seguro. “En este momento estoy convencido de que ha tomado una decisión. Tenemos razones para creerlo”, ha respondido a una periodista en la Casa Blanca, en una breve comparecencia en la que, pese a todo, ha insistido en que la vía diplomática sigue abierta.

El presidente estadounidense elevó el nivel de alerta tras una noche de tensos combates y preocupantes intercambios de artillería en el este del país entre los separatistas prorrusos y el Ejército ucranio, cuyas escaramuzas siguen. “Tenemos motivos para creer que las fuerzas rusas están planeando y pretenden atracar Ucrania la próxima semana, en los próximos días”, señaló, y añadió: “Creemos que tienen como objetivo Kiev”. Biden citó la información de inteligencia recabada para explicar la conclusión a la que ha llegado y para denunciar la creciente “desinformación” difundida entre la población rusa sobre un supuesto “plan de Ucrania para atacar la región de Donbás”.

Esta acusación, que Occidente tacha de falsa, serviría de pretexto al Kremlin para justificar la agresión a Ucrania. Biden recalcó que “sencillamente no hay pruebas” de dichas afirmaciones y consideró absurdo que el Gobierno ucranio “escoja este momento, con 150.000 soldados rusos en la frontera, para escalar un conflicto que lleva un año”, en referencia a la tensión con los separatistas de Donetsk y Lugansk (en la citada región del Donbás). Sus líderes han llamado a la población civil a marcharse a Rusia, alimentando la idea de una agresión inminente. Los aliados occidentales llevan semanas advirtiendo de que Moscú planeaba un “falso ataque” para conseguir un pretexto que justifique su invasión de la antigua república soviética. El Ejército ucranio, en cambio, “ha mostrado un gran sentido común en estos tensos momentos, y contención”.

Ha evitado dar la vía diplomática por perdida, con todo. Biden recordó que el secretario de Estado, Antony Blinken, ha acordado reunirse con su homólogo ruso. Sergei Lavrov, el próximo 24 de febrero en Europa. “Pero si Rusia emprende acciones militares antes de esa fecha, habrán cerrado claramente la puerta a la diplomacia, habrá escogido ir a la guerra, lo pagarán muy caro”, recalcó el líder estadounidense.

Antes, se había reunido por videoconferencia con un grupo de líderes europeos y de la OTAN para analizar las últimas informaciones de los servicios de inteligencia, que insisten en que el ataque militar puede llegar “en los próximos días”. Fuentes oficiales estadounidenses han advertido a los medios de que esa operación podría incluir el empleo de aviones de combate, tanques, misiles balísticos y un ciberataque coordinado.

La lista de convocados por la Casa Blanca la forman los miembros del G-7 salvo Japón —el canciller alemán, Olaf Scholz; el presidente de Francia, Emmanuel Macron; y los primeros ministros británico, Boris Johnson, italiano, Mario Draghi, y canadiense, Justin Trudeau—, así como los presidentes de dos países limítrofes con Ucrania, el de Polonia, Andrzej Duda, y el de Rumania, Klaus Iohannis. También se han sumado los presidentes de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y del Consejo Europeo, Charles Michel, y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

Todos los participantes en la llamada “coincidieron en que el peligro de un ataque ruso a Ucrania es muy real”, aseguró el portavoz del canciller alemán, Olaf Scholz. Los mandatarios están de acuerdo en que “esperan que Rusia se abstenga de seguir con las provocaciones y de aumentar la escalada y que, en lugar de eso, ofrezca una señal de desescalada que se necesita con urgencia y acepte las repetidas ofertas de negociación de Estados Unidos y los aliados”, añadió en un comunicado. Berlín considera que la principal tarea ahora consiste en “mantener la ventana abierta para la diplomacia” y que es necesario implementar los acuerdos de Minsk. Los participantes en la llamada volvieron a expresar su solidaridad y apoyo a Ucrania y reiteraron que, en caso de que se produzca una agresión rusa, decidirán de forma conjunta la aplicación de medidas “de gran alcance” contra Moscú, informa Elena Sevillano.

Cabe encuadrar esa videollamada y su posterior comparecencia en la Casa Blanca, la segunda en esta semana, en la apuesta de Biden por mostrarse durante esta crisis como un líder con las lecciones de 2014 ―cuando Rusia se anexionó la península ucraniana de Crimea― aprendidas y con iniciativa. También con un plan: su Administración ha decidido compartir casi al minuto con periodistas, senadores y el público en general la información de la que disponen sobre las intenciones de Rusia para, por ese medio, detener las aspiraciones expansionistas del presidente Vladímir Putin.

Entre tanto, Washington no hace sino aumentar sus cálculos sobre las tropas desplegadas por Moscú en su frontera con Ucrania, en Bielorrusia y en la Crimea ocupada. Michael Carpenter, embajador ante la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), ha elevado este viernes en Viena, en una reunión convocada por el organismo multilateral para tratar la crisis, a entre 169.000 y 190.000 el número de esos soldados. Es una cifra sensiblemente superior a la ofrecida el martes por Biden en una comparecencia en la Casa Blanca, cuando habló de 150.000. “Estamos ante la movilización militar más importante en Europa desde la Segunda Guerra Mundial”, ha asegurado Carpenter, que ha recordado que Estados Unidos fijaba el pasado 30 de enero en 100.000 el número de militares.

La acumulación observada por Washington contrasta con los mensajes de Moscú de los últimos días sobre una supuesta retirada de sus tropas. Esos pronunciamientos contribuyeron a aflojar momentáneamente la tensión al principio de una semana decisiva, pero la Casa Blanca y la OTAN han insistido en estos días que no han podido verificar su veracidad.

Putin ha afirmado este viernes que está preparado para seguir por el camino de la diplomacia. “Estamos listos para negociar, con la condición de que todas las aspiraciones se consideren por igual, sin separar las principales propuestas de Rusia”, ha dicho el presidente en una conferencia de prensa junto a su aliado, de visita en Moscú, Aleksandr Lukashenko, presidente de Bielorrusia, país en el que el Ejército ruso inició la semana pasada operaciones militares.

Mientras, se ha confirmado una reunión “para la próxima semana” entre el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, y el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov. El anuncio de esa reunión contribuyó a calmar a los mercados. El secretario de Estado ha explicado que la conversación llega en un “momento peligroso para la vida y la seguridad de millones de personas”.

“Pretexto”

Blinken ha viajado a Múnich para participar en la Conferencia de Seguridad, foro que reúne con carácter anual en la capital bávara a decenas de líderes y ministros de Exteriores y Defensa. El jueves compareció en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a petición de Biden. En ese foro, detalló los escenarios que Estados Unidos baraja para que Rusia “construya un pretexto” que justifique el ataque. Funcionarios estadounidenses han trasladado a los medios la sospecha de que algunas de las noticias que llegan desde el este de Ucrania podrían ser parte de una operación de “falsa bandera” destinada a montar un escenario propicio para la invasión.

A Múnich ha viajado también la vicepresidenta Kamala Harris, en una de las misiones de más alto perfil desde que tomó posesión hace un año. Se ha visto ya con Stoltenberg y con los líderes de los países bálticos, claves en la crisis, y está previsto que se reúna durante varios días con Scholz, la ministra de Exteriores del Reino Unido, Liz Truss, o el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski. Harris ofrecerá este sábado un discurso en el que se espera que incida en que la OTAN y Estados Unidos están perfectamente alineados en esta crisis, y que las consecuencias para Rusia si invade Ucrania serán severas.

Blinken, que ha adoptado una actitud más beligerante en los últimos días, ha calificado en Múnich de “cínica” la evacuación de civiles del este de Ucrania hacia Rusia, anunciada por los líderes separatistas prorrusos de las provincias ucranias de Donetsk y Lugansk. “Es cínico y cruel utilizar a seres humanos como peones, con el fin de distraer la atención del hecho de que Rusia está reforzando a sus tropas de cara a un ataque”, ha declarado Blinken. “Este tipo de anuncios constituyen nuevos intentos de tapar, con mentiras y desinformación, que Rusia es el agresor en este conflicto”, ha añadido.

Tomado de:
https://elpais.com/

Iker Seisdedos

Es corresponsal de EL PAÍS en Washington. Licenciado en Derecho Económico por la Universidad de Deusto y máster de Periodismo UAM / EL PAÍS, trabaja en el diario desde 2004, casi siempre vinculado al área cultural. Tras su paso por las secciones El Viajero, Tentaciones y El País Semanal, ha sido redactor jefe de Domingo, Ideas, Cultura y Babelia.

83
 BIDEN: “ESTOY CONVENCIDO DE QUE PUTIN HA TOMADO LA DECISIÓN” DE INVADIR

El presidente de EEUU augura un ataque a Ucrania y a la capital, Kiev, “en los próximos días”
Pese a la declaración insiste en que “aún hay tiempo para la diplomacia”




Por segunda vez esta semana el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha comparecido este viernes ante las cámaras para hablar a la nación sobre la crisis de Ucrania. Por primera vez en sus declaraciones públicas, el mandatario ha expresado su convencimiento de que el presidente ruso, Vladimir Putin, ha tomado la decisión de invadir el país.

“En estos momentos estoy convencido de que ya ha tomado una decisión, tenemos razones para creerlo”, ha dicho Biden en una breve intervención, una convicción que ha reiterado después ante las preguntas de la prensa.

Pese a esa afirmar que “las fuerzas rusas planean atacar Ucrania en la próxima semana, los próximos días", e incluso a concretar que Washington cree que “el ataque tendrá como objetivo la capital de Ucrania, Kiev”, Biden también ha insistido en mantener la puerta abierta a una solución diplomática a la crisis. "Hasta que no lo haga (invadir) la diplomacia siempre es una posibilidad", ha afirmado el demócrata, que ha dicho que “Rusia aún puede elegir la diplomacia” y que “no es demasiado tarde para desescalar y volver a la mesa de negociación".

Como hizo hace dos días Anthony Blinken, su secretario de Estado ante la ONU, Biden ha justificado hablar de los supuestos planes de Rusia, para los que ninguno de los dos ha ofrecido pruebas específicas. “Los denunciamos clara y repetidamente no porque queramos un conflicto sino porque estamos haciendo todo lo que está en nuestro poder para eliminar cualquier razón que Rusia pueda dar para justificar invadir Ucrania”, ha dicho.

Blinken y el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha acordado encontrarse la semana que viene, el día 24 concretamente, en Europa. Pero Biden ha alertado de que “si (Rusia) emprende la acción militar antes estará claro que han cerrado la puerta a la diplomacia, han elegido la guerra y pagarán un alto precio”.

Conversaciones con aliados

La comparecencia de Biden ha llegado después de que mantuviera sendas conversaciones telefónicas con representantes de los partidos demócrata y republicano en el Congreso y con los líderes de Francia, Reino Unido y Alemania.

En sus palabras el estadounidense también ha denunciado violaciones del alto el fuego de combatientes apoyados por Rusia y la propagación de "más y más desinformación en los últimos días” para retratar a Ucrania como agresor.  Concretamente, ha denunciado “acusaciones falsas de un genocidio en el Donbás” y “alertas sobre alegaciones inventadas de un ataque de Ucrania a Rusia”. También ha denunciado las informaciones que apuntan a la posibilidad de que Ucrania lance un ataque “masivo” en el Donbás. “Desafía toda lógica creer que los ucranianos escogerían este momento, con más de 150.000 efectivos militares en sus fronteras, para escalar un conflicto que dura años”.

Preguntado por los ejercicios nucleares a los que Putin va a acudir este fin de semana, Biden ha analizado que “está concentrado en intentar convencer al mundo de que tiene la capacidad de cambiar las dinámicas en Europa de una forma en que no puede”.

Tomado de:
https://www.elperiodico.com/es/internacional/

84
Area de Discusión / HOLODOMOR: STALIN MATA DE HAMBRE A UCRANIA
« en: Febrero 13, 2022, 11:19:05 am »
                              HOLODOMOR: STALIN MATA DE HAMBRE A UCRANIA

Más de tres millones de ucranianos murieron entre 1932 y 1933 en una de las peores hambrunas del siglo XX



Imagen de una niña durante la hambruna ucraniana, en 1933 Alexander Wienerberger

GREGO CASANOVA

Los informes de la policía secreta soviética de Ucrania (OGPU) de 1933 contienen pasajes dignos de cuento de terror. Críos secuestrados para ser cocinados y familias comiendo los órganos de un ser querido muerto por inanición. En el momento más desesperado de la hambruna ucraniana de 1932-1933, se cruzaron todas las líneas morales y cualquier tabú cultural, registrándose decenas de caso de necrofagia y canibalismo.

En ese punto, millones de ucranianos ya habían muerto y otros tantos llevaban meses padeciendo una de las hambrunas más graves del siglo XX. Los planes económicos de la URSS, la sequía y la represión de Iósif Stalin provocaron una catástrofe, cuyo recuerdo sigue enfrentando a Ucrania y Rusia.

A diferencia de la hambruna de 1921-1923 en la que se reconoció la emergencia y se solicitó ayuda al exterior, en el verano de 1932, cuando Ucrania suplicaba clemencia, Stalin endureció sus políticas y llevó a la República Socialista Soviética de Ucrania a una inanición, denominada por muchos historiadores como "Holodomor", (muerte por hambre, en ucraniano) y considerada como genocidio.

Colectivización, levantamiento y crisis

El dictador soviético potenció desde 1928 el proceso de colectivización forzosa de la agricultura, terminando con casi una década de la Nueva Política Económica instaurada en tiempos de Lenin, que volvía a dejar bastante espacio a la iniciativa privada.  El primer plan quinquenal de Stalin arrancaba en el campo ucraniano con grandes expropiaciones, y la formación de granjas colectivas. La deskulinización se convirtió en una prioridad, aunque la propia categoría de kulak (en origen, un término económico que designaba a los propietarios agricultores más pudientes), era una nebulosa "clase" que acabó designando a cualquier persona contraria al proceso de colectivización.

Estas políticas que incluían entregar la propiedad de la tierra, los aperos y los animales no fueron bien recibidas en una república en la que existía un importante sustrato nacionalista. La policía soviética arrestó a decenas de miles de ucranianos y entre 1930 y 1933 más de dos millones de campesinos serían deportados a Siberia, al norte de Rusia, o Asia central como recuerda Anne Applebaum en su obra 'Hambruna Roja'.

La siembra de la catástrofe

El caos generado desde la introducción de las nuevas políticas mezclado con las malas condiciones climatológicas de 1931 propiciaron una cosecha muy inferior a la 1930, lo que a su vez malograba el plan de exportaciones trazado desde Moscú que preveía un aumento de grano.

La sequía de 1932 encendió la mecha de la catástrofe. Stalin se encontraba extremadamente preocupado por una posible revuelta como la producida una década atrás, y sus cartas muestran el temor por perder Ucrania para la Unión de Repúblicas. Para extirpar cualquier tentativa revolucionaria, el dictador optó por la mano dura. En agosto aprobó el decreto de la ‘Ley de las espigas’ una draconiana norma que penaba hasta con 10 años de trabajos forzados el robo de un puñado de cereal. Y en solo seis meses, más de 100.000 personas fueron condenadas a trabajos forzosos y 4.500 fueron ejecutados.

Se prohibieron los desplazamientos para evitar que las familias pudieran escapar a las ciudades, donde había más comida. Y llegaron las temibles confiscaciones que arrasaban con cualquier alimento. Las brigadas comunistas hacían batidas por cada pueblo generando duros enfrentamientos con los vecinos que se atrevían a esconder algo de comida o algún animal como las vacas, verdaderos seguros de supervivencia como productoras de leche.

El régimen también encontró en la ucranización su chivo expiatorio. Desarrolló teorías de la conspiración que acusaban a miembros del Partido Comunista ucraniano de contrarrevolucionarios, de estar conchabados con kulaks generales del Ejército Blanco, y organizar actos de sabotaje, el eufemismo que la dictadura soviética utilizó durante décadas para ocultar los errores de las políticas planificadas y la ineptitud de los dirigentes. Durante los siguientes años hubo una persecución sistemática de la cultura ucraniana: cierre de instituciones, purgas en todos los cuerpos de la administración y una especial persecución en la enseñanza, la cultura, la religión y la industria editorial.

La desesperación sacaba las partes más oscuras del alma, vecinos delatando
a sus paisanos por esconder unas cuantas patatas, hijos negando la comida a sus padres,
y, aunque nunca fueron algo común, episodios de necrofagia y canibalismo.


Y llegó el calamitoso 1933 en el que se produjeron la mayoría de las muertes. Piel amarillenta tan pegada a los huesos que se rasgaba al flexionar una articulación, vientres hinchados como globos, y ojos desorbitados coronando cuerpos esqueléticos. La desesperación sacaba las partes más oscuras del alma: vecinos delatando a sus paisanos por esconder unas cuantas patatas, hijos negando la comida a sus padres, y, aunque nunca fueron algo común, episodios de necrofagia y canibalismo.


Mapa de Ucrania con las pérdidas totales de la hambruna por región. Las barras muestran el exceso de muertes en miles de personas. Ukrainian Research Institute, Harvard University

¿Genocidio?

Las investigaciones más recientes han llegado a un consenso de una cifra cercana a los 3,9 millones de muertos en Ucrania. De los cuales, 3,5 millones se produjeron en zonas rurales y 400.000 en ciudades.

A comienzos de la década de 1930 vivían 31 millones de personas en la república, por lo que las muertes por la hambruna representan en torno a un 13% de la población. Más del 90% de las muertes ocurrieron en 1933, sobre todo en la primera mitad del año, hasta que en mayo comenzó a llegar la ayuda material y en forma de hombres para trabajar el campo.

Existe un interesante debate historiográfico sobre la posible catalogación como genocidio de la hambruna ucraniana, que desborda la finalidad y extensión de este texto. Autores como Applebaum, Timothy Snyder ('Tierras de sangre'), o el propio inventor del término “genocidio” Raphael Lemkin consideran que el Holodomor ucraniano debe entrar en esta categoría.

La catástrofe ha sido politizada tanto por el nacionalismo ucraniano,
como por las facciones prorrusas, multiplicando hasta los 10 millones el número
de fallecidos o negando cualquier responsabilidad de Moscú


El debate también ha traspasado el ámbito académico y sigue vivo en la Ucrania actual. La catástrofe ha sido politizada tanto por el nacionalismo ucraniano, como por las facciones prorrusas, multiplicando hasta los 10 millones el número de fallecidos o negando cualquier responsabilidad de Moscú.  La propia Applebaum termina su obra restando importancia a la definición jurídica de la hambruna, porque, según argumenta, lo que está probado es que se trató de un "ataque espantoso que un gobierno llevó a cabo contra su propio pueblo".

Tomado de:
https://www.vozpopuli.com/

85
    BIDEN DICE A PUTIN QUE LA VÍA DIPLOMÁTICA SIGUE ABIERTA PERO ADVIERTE
                    DE QUE WASHINGTON ESTÁ PREPARADO PARA OTROS ESCENARIOS

Los mandatarios han hablado este sábado por teléfono mientras EE.UU. evacúa a su cuerpo diplomático



El presidente ruso, Vladimir Putin ,y el estadounidense, Joe Biden

Javier Ansorena

El presidente de EE.UU., Joe Biden, ha hablado este sábado por teléfono con su homólogo ruso, Vladimir Putin, en medio de una creciente tensión en la frontera de Rusia con Ucrania y advertencias cada vez más urgentes por parte de la Casa Blanca de que Moscú invadirá de forma inminente a su país vecino.

En la conversación, Biden advirtió a Putin de que EE.UU. mantiene abierta la vía para la «diplomacia» pero que «en coordinación completa con sus aliados y socios, está igualmente preparado para otros escenarios». Así lo aseguró un comunicado de la Casa Blanca, en el que se asegura que el presidente estadounidense volvió a amenazar a Rusia con «costes rápidos y severos» si decide volver a invadir Ucrania, en referencia a las sanciones económicas masivas que Washington prepara de manera coordinada con sus aliados europeos.

La llamada comenzó a las 11.04 de Washington (17.04 de España) después de que La Casa Blanca, según reconoció el Kremlin, solicitara el contacto telefónico entre ambos líderes. Duró algo más de una hora.

La conversación forma parte de los últimos esfuerzos diplomáticos por parte de EE.UU. y de sus aliados europeos por reconducir la situación en la frontera entre Rusia y Ucrania, donde el ejército ruso ha movilizado un contingente numeroso de tropas, además de la celebración de maniobras militares extensas en Bielorrusia, aliado de Moscú, y que también comparte frontera con Ucrania.

Putin también ha conversado por teléfono con el presidente francés, Emmanuel Macron, que ha liderado los esfuerzos para alcanzar una solución diplomático desde el lado de los aliados europeos de EE.UU. Según el Elíseo, ambos hablaron de las «condiciones de seguridad y estabilidad en Europa» y expresaron su «voluntad de continuar el diálogo sobre esos puntos». Macron le advirtió de que el «diálogo sincero no es compatible con la escalada» militar.


Macron y Putin, el pasado fin de semana durante una videoconferencia - REUTERS

La llamada de Biden y Putin se vio completada con otra de sus jefes diplomáticos, el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, y el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov.

«Seguimos viendo señales muy preocupantes de escalada rusa, incluyendo la llegada de nuevas fuerzas en las fronteras con Ucrania», aseguró Blinken desde Fiji, donde se encuentra en una gira por la región de Asia-Pacífico, e insistió, como ha hizo de forma repetida la Casa Blanca en la víspera, que la invasión rusa puede ocurrir «en cualquier momento».

«Si Rusia está realmente interesada en resolver esta crisis a través de la diplomacia y el diálogo, nosotros estamos listos también», añadió. «Pero todo ello en un contexto de desescalada y por ahora solo hemos visto lo contrario de parte de Moscú».

Con el deterioro de la situación en Ucrania, el Departamento de Estado comenzó este viernes la evacuación de su personal diplomático en la embajada de Kiev, una señal de que EE.UU. se toma en serio sus propias advertencias. La orden de evacuación afecta a todo el cuerpo diplomático excepto un «equipo esencial», que permanecerá en la capital ucraniana.

Evacuación inmediata

Biden ya advirtió el jueves por la noche a los estadounidenses que están en Ucrania que deben salir del país de inmediato. Su asesor de seguridad nacional, Jake Sullivan, detalló que esperaban un ataque aéreo en cualquier momento que dificultaría la salida una vez ejecutado, que no habrá operación de evacuación por parte del ejército estadounidense y que sus compatriotas debían salir de Ucrania en un plazo «de 24 a 48 horas».



El Pentágono también ha decidido evacuar al pequeño contingente de 160 miembros de la Guardia Nacional de Florida que estaban en el país en labores de entrenamiento y apoyo al ejército de Ucrania. La decisión se tomó «por precaución, con la prioridad de la seguridad de nuestros miembros en mente», dijo el portavoz del Departamento de Defensa, John Kirby.

Rusia niega la invasión

Rusia ha negado con insistencia que tenga planes de invadir Ucrania y ha defendido la movilización de tropas en la frontera con Ucrania -ha acumulado cerca de 130.000 soldados y abundante equipamiento de ataque- como una decisión soberana dentro de sus propias fronteras.

A pesar de ello, Moscú también empezó a retirar este sábado a parte de sus diplomáticos de Kiev, según confirmó el Kremlin ante informaciones periodísticas, por «posibles provocaciones del régimen de Kiev y de terceros países».

«Hemos llegado a la conclusión de que nuestros colegas estadounidenses y británicos al parecer conocen que hay acciones militares en preparación en Ucrania», dijo la portavoz del Ministerio de Exteriores, Maria Vladimirovna.

EE.UU. tiene información de inteligencia sobre los planes de Rusia para escenificar un ataque del que culparían a Ucrania y que serviría como pretexto para una invasión, según aseguraron fuentes anónimas de la Casa Blanca a ‘The Washington Post’. Es la llamada estrategia de «operación de bandera falsa», sobre la que EE.UU. ya ha presumido en las últimas semanas que podría ser el desencadenante del conflicto y de la invasión rusa.

Tomado de:
https://www.abc.es/#vca=logo&vmc=abc-es&vso=noticia.foto.internacional&vli=cabecera

86
          ESPAÑA PASA DE DEMOCRACIA «PLENA» A «DEFECTUOSA» EN EL ÚLTIMO AÑO,
                                                        SEGÚN 'THE ECONOMIST'


El estudio apunta a la mayor bajada de índice democrático mundial desde 2010



España ha pasado de «democracia plena» a «democracia deficiente». Así de contundente se muestra el estudio publicado recientemente por ' The Economist'. De esta manera, nuestro país se equipara a otros como Francia, Estados Unidos, Israel y Sudáfrica.

Este informe se publica poco tiempo después del último examen sobre corrupción divulgado por Transparencia Internacional, en el que España obtiene la calificación de 61 puntos sobre un total de 100, lo que significa un retroceso respecto a notas anteriores.

Según este estudio de la sección de investigación y análisis del grupo (EIU), el índice de democracia en 2021 pasó de 5,37 en 2020 a 5,28; es decir, la mayor bajada anual desde 2010.

Y Ecuador, México —que su presidente, López Obrador, ha propuesto «una pausa» en las relaciones con España

— , Paraguay y Túnez -país que registró la bajada más acentuada- fueron relegados de «democracias deficientes» al estatus de «regímenes híbridos». A esa categoría pertenecen también Bangladés, Senegal, Ucrania y Hong Kong.

Impacto negativo de la pandemia en la libertad

«Los resultados reflejan el impacto negativo de la pandemia en la democracia y en la libertad en el mundo por segundo año consecutivo, con la extensión considerable del poder del Estado y la erosión de las libertades individuales», según el estudio.

Suecia, Luxemburgo y el Reino Unido (que pierde dos posiciones y se acerca a las democracias deficientes) están en la primera categoría de la clasificación, así como Costa Rica, Uruguay, Corea del Sur, Japón y Mauricio.

Entre los «regímenes autoritarios» se encuentran Nicaragua, Cuba, Venezuela —donde, recientemente Cabello se ha hecho con el control de un periódico— Argelia, Egipto, Rusia, Ruanda, Vietnam y China.

En lo más bajo de la lista, Afganistán, retomado hace seis meses por los talibanes, se convirtió en el país clasificado como el menos democrático del mundo.

«Sánchez lo que toca lo degrada», ha manifestado la portavoz en el Congreso del PP, Cuca Gamarra, tras conocer las conclusiones del estudio.

«España merece seguir disfrutando la democracia plena que entre todos hemos construido. Sánchez no tiene un problema, él es el problema», ha expresado Gamarra en su perfil de Twitter.

Tomado de:
https://www.abc.es/#vca=logo&vmc=abc-es&vso=noticia.foto.espana&vli=cabecera

87

                              BIDEN PIDE A SUS COMPATRIOTAS QUE SALGAN DE UCRANIA
                        PORQUE NO MANDARÁ TROPAS, Y OTRAS TRES CLAVES DE LA CRISIS


Las tensiones entre Washington y Moscú están en su pico más alto desde la Guerra Fría. Estados Unidos asegura que unos 130.000 soldados rusos están agrupados en docenas de brigadas de combate cerca de la frontera con Ucrania


Soldados de la Brigada Mecanizada Ivan Sirko de las Fuerzas Armadas de Ucrania - EP

Las tensiones entre Washington y Moscú están en su pico más alto desde la Guerra Fría. Estados Unidos asegura que unos 130.000 soldados rusos están agrupados en docenas de brigadas de combate cerca de la frontera con Ucrania. Desde hace meses a las maniobras militares se ha sumado la guerra informativa, con declaraciones gestos como el recibimiento frío por parte de Vladimir Putin a Emmanuel Macron con una mesa de 5 metros para la distancia social mediante.

Entre tanto ruido sobre los movimientos de uno y otro bando, estas son las claves de las tensiones de una guerra que comenzó en 2014:

Biden pide a sus compatriotas que abandonen Ucrania; no mandará tropas para rescatarlos

El presidente estadounidense, Joe Biden, pidió a sus conciudadanos que salgan inmediatamente de Ucrania y su secretario de Estado, Antony Blinken, afirmó este viernes que Rusia seguía desplegando más tropas en la frontera y que la invasión puede ocurrir «en cualquier momento».

«Las cosas podrían acelerarse rápidamente», dijo Biden en una entrevista con NBC News alertando del poderío del ejército ruso, con más de 100.000 soldados desplegados en las fronteras con Ucrania.

El mandatario estadounidense, sin embargo, descartó nuevamente el envío de soldados a Ucrania, ni siquiera para evacuar a sus ciudadanos en caso de invasión.

Eso sería «una guerra mundial. Cuando los estadounidenses y los rusos empiezan a dispararse entre ellos, estamos en un mundo muy diferente», aseguró Biden.

Stoltenberg quiere tener listos nuevos grupos de combate de la OTAN en el este de Europa

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha señalado este viernes que espera que en primavera los aliados aprueben el despliegue de nuevos grupos de combate en el este de Europa, en el marco del aumento de las fuerzas de la OTAN en el flanco oriental ante la amenaza que representa Rusia.

En declaraciones desde Rumanía, donde se ha reunido con el presidente, Klaus Iohannis, el secretario general ha alabado la contribución de Bucarest a la Alianza y ha señalado que la zona del mar Negro es «vital» para la seguridad euroatlántica, en plena escalada de las tensiones con Rusia por la concentración militar en Ucrania y Bielorrusia. Todo con la idea de apuntalar el flanco oriental de la OTAN ante las maniobras rusas, cuya presión sobre países como Ucrania, Bielorrusia y Georgia ha hecho saltar las alarmas sobre una posible agresión militar.

Los planes de la OTAN ante las acciones desestabilizadoras de Rusia pasan por reforzar la seguridad de los aliados y su capacidad de disuasión, en línea con la respuesta que dio la organización militar a la anexión ilegal de Crimea en 2014, cuando desplegó por primera vez grupos de combate multinacionales en Polonia y los países bálticos. La idea sería replicar estos batallones en aliados como Rumanía o Bulgaria, miembros que ya cuentan con una misión de vigilancia de la OTAN que refuerza el control de su espacio aéreo a lo largo de la frontera con Rusia.

Precisamente esta semana España ha enviado aeronaves a Bulgaria para participar por primera vez en esta operación y periódicamente forma parte del patrullaje aéreo en el mar Báltico desde las base de Lituania o Estonia, que cuentan con una misión similar de la OTAN.

Fracasan de nuevo las negociaciones del cuarteto de Normandía entre Ucrania y Rusia

Después de nueve horas de reunión, los asesores que negociaban en Berlín en «formato Normandía» han confirmado esta madrugada que «no hay avances», informa desde Berlín Rosalía Sánchez. Los negociadores rusos, que veían perspectivas de acuerdo sobre la base de la propuesta francesa, se quejan de que Alemania no presiona lo suficiente a Ucrania para que cumpla su parte.

Los representantes de Alemania, Rusia, Ucrania y Francia acordaron volver a reunirse en marzo para tratar la crisis ucraniana, tras un primer encuentro con discusiones «difíciles», anunció el viernes el gobierno alemán.

Los delegados de los cuatro países, que desde 2014 conforman un grupo de diálogo conocido como el formato de «Normandía» consagrado al proceso de paz en el este de Ucrania, se reunieron el jueves en Berlín durante nueve horas y media.

Macron tuvo que mantenerse alejado de Putin al negarse a hacer una PCR

Rusia dijo el viernes que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, mantuvo una distancia con su homólogo ruso en su encuentro sobre la crisis en Ucrania debido a que el mandatario francés se negó a someterse a una prueba de covid en el Kremlin.

Las imágenes difundidas el lunes de Emmanuel Macron y Vladimir Putin sentados cada uno al borde de una mesa blanca de seis metros generaron una avalancha de comentarios y muchos señalaron la frialdad que traslucieron las imágenes.

En internet, la foto difundida del encuentro generó una cascada de burlas y de comparaciones con la distancia mantenida con otros encuentros con dignatarios extranjeros, como el mandatario argentino Alberto Fernández y el presidente de Kazajistán, Kassym Jomart Tokayev.

Tomado de:
https://www.abc.es/#vca=logo&vmc=abc-es&vso=noticia.foto.internacional&vli=cabecera





88
    THE ECONOMIST: VENEZUELA TIENE EL RÉGIMEN MÁS AUTORITARIO DE AMÉRICA.

Además, de Venezuela, Cuba, Nicaragua, Bolivia, El Salvador, Honduras, Haití y Guatemala son los países más alejados de la democracia en el continente

Por El Nacional -junio 10, 2021



La posición de Venezuela comenzó a descender hasta el punto actual, coincidiendo con el afianzamiento en el poder del mandatario Nicolás Maduro.

Un total de 57 países del mundo viven bajo regímenes autoritarios, o dictaduras, de acuerdo con la actualización de sistemas de gobierno de The Economist. La extensa mayoría de estos sistemas totalitarios se ubican en África y Asía, pero tres se ubican en América Latina: Venezuela, Cuba y Nicaragua.

Régimen autoritario en 57 países del mundo

El informe explica que entre las naciones consideradas en el estudio, actualmente en el mundo existen solo 23 territorios con democracias plenas, 52 con democracias imperfectas, 35 con regímenes híbridos y 57 con autoritarios.

Es decir que entre regímenes en camino a sistemas dictatoriales y los que ya se consideran dictaduras suman 92.

Venezuela: el país más alejado de la democracia en América, incluso más que Cuba

En la lista de desarrollo de la democracia, Venezuela ocupa el puesto 143, el más alejado de la democracia entre los países del continente americano.

Solo ligeramente menos alejado de la democracia se encuentra Cuba, en el puesto 140 y Nicaragua en el 120.

Los tres tienen la calificación de «régimen autoritario», es decir, dictadura.

El puesto 167, él último, lo ocupa el régimen de Corea del Norte, mientras que Noruega ocupa el puesto número 1 en democracia.

Regímenes híbridos

Mientras tanto, América también reportó algunos casos de lo que The Economist denomina «régimen híbrido», calificación para países con ausencia de libertades y en camino de posibles dictaduras.

En esos casos figuran Bolivia, Guatemala, Honduras, Haití y El Salvador.

Democracias plenas

Solo cuatro países del continente americano calificaron como «democracia plena». Uno de ellos Canadá, en el Norte.

Mientras que en América Latina, tres países ocuparon ese mismo rango: Costa Rica, Uruguay y Chile.

El resto de las naciones americanas, incluyendo Estados Unidos, fueron consideradas «democracias imperfectas».

Tomado de:
https://www.elnacional.com/

89
              VENEZUELA CONTINUÓ, SEGÚN THE ECONOMIST, SIENDO EL PAÍS
                                            MÁS AUTORITARIO EN AMÉRICA EN 2021



De acuerdo a las cifras de The Economist, Venezuela ha descendido desde 2006
casi 50 puestos en el ranking mundial


The Economist publicó el Índice de Democracia de 2021 en el mundo, el cual fue elaborado por la división de investigación de esta medio, en el que se califica el estado de la democracia en 167 países. En ese sentido, reveló que en América Latina los únicos regímenes autoritarios que hay -de acuerdo a varios factores- son los que imperan en Venezuela, Nicaragua y Cuba.

Nuestro país se ubica en el lugar 151 de 167 por debajo incluso del gobierno de Daniel Ortega (140) y Miguel Díaz-Canel (142) con una calificación de 2,11 de un máximo de 10 puntos. Si se compara con el año 2020, Venezuela disminuyó en esa puntuación en 0.65 cuando registró en el citado año un puntaje de 2,76.

En el ranking regional, nuestro país se situó en el puesto número 24 -el último lugar-.

En el periodo de 2006 a 2015 Venezuela se mantuvo en lo que es un renglón de «regímenes híbridos», promediando puntajes alrededor de cinco sobre 10. Sin embargo, desde 2016, de acuerdo a la clasificación de The Economist, la misma comenzó a descender hasta el punto actual, coincidiendo con el afianzamiento en el poder del mandatario Nicolás Maduro.

Es decir, que desde 2006 a 2021 el país ha descendido casi 50 puestos en el ranking mundial.

Al ver la comparación con otros países del mundo en cuanto a lo que son regímenes autoritarios según The Economist, Venezuela está por encima de naciones como Arabia Saudita, Libia, Irán, Yemen, Siria, Corea del Norte y Myanmar (antigua Birmania).

Para elaborar este dossier se estudiaron cinco indicadores como: proceso electoral y pluralismo, funcionamiento del gobierno, participación política, cultura política democrática y libertades civiles.

Refiere The Economist que más de un tercio de la población mundial vive bajo regímenes autoritarios, mientras que solo el 6,4% disfruta de una democracia plena.

La puntuación global cayó de 5,37 a un nuevo mínimo de 5,28 sobre diez. La única caída equivalente desde 2006 fue en 2010 después de la crisis financiera mundial, siendo la pandemia de la covid-19 uno de los elementos que presionan a la libertad democrática del mundo sobre todo por las restricciones de movilidad entre países.

Los países nórdicos como Noruega, Finlandia, Sueca e Islandia dominan el listado mundial de países con mayores índices democráticos, mientras que la República Central Africana, la República Democrática del Congo, Corea del Norte, Myanmar y Afganistán cierran el listado.

En América Latina es Uruguay el país que está mejor posicionado al liderar el ranking en la región y ocupar la décimo tercera posición mundial. Costa Rica, Chile, Trinidad y Tobago, Jamaica, Argentina y Panamá son algunos de los países que le siguen a la nación gobernada actualmente por Luis Lacalle Pou.

Tomadeo de:
https://dolartoday.com/

90
                         LOS HUMANOS MODERNOS HABRÍAN LLEGADO A EUROPA
                                          MUCHO ANTES DE LO QUE SE PENSABA


Un hallazgo en el sur de Francia sugiere que el homo sapiens convivió con los neandertales durante más de 10.000 años


Grotte Mandrin, Valle del Ródano, sur de Francia, lugar del hallazgo

Un diente de niño y unas herramientas de piedra de hace 54.000 años encontradas en una cueva al sur de Francia han dado nuevas pistas del viaje de los neandertales a Europa occidental tras salir de África.

Estos restos, pertenecientes al homo sapiens, revelan que el hombre moderno llegó miles de años antes de lo esperado a la región y convivió con el homo neanderthalensis durante mucho tiempo de lo que se creía.

Este hallazgo fue encontrado por un equipo de la Universidad de Toulouse, en una cueva conocida como Grotte Mandrin en el valle del Ródano y publicado por la revista Science Advances.

El director de la investigación, Ludovic Slimak, se mostró tremendamente sorprendido por el descubrimiento: «Ahora podemos demostrar que el homo sapiens llegó 12.000 años antes de lo que esperábamos, y esta población fue reemplazada después por otras poblaciones de neandertales. Esto, literalmente, reescribe los libros de historia».

La teoría actual sugiere que los neandertales surgieron en Europa hace 400.000 años y se extinguieron hace 40.000 tras la llegada del Homo sapiens al continente. Según este nuevo estudio, ambas especies habrían convivido durante más de 10.000 años.

Los investigadores encontraron restos de neandertales de hace 20.000 años en el sitio arqueológico. Pero la sorpresa llegó cuando, al seguir excavando, encontraron un diente de niño moderno en una capa de 54.000 años.

Según los expertos, un grupo de humanos primitivos habría ocupado el lugar durante unos 2.000 años para luego abandonarlo y ser ocupado por neandertales durante otros miles de años hasta la vuelta de los humanos modernos hace unos 44.000 años.

Junto a este diente, también se encontraron herramientas similares a las encontradas en otros yacimientos del Líbano y del Ródano, aunque los científicos no están seguros de qué especie las fabricó. Algunas de estas herramientas podrían ser puntas de flecha, lo que supondría que estos humanos modernos ya usaban armamento más o menos avanzado.

Ya en 2010 se descubrió que los humanos modernos tienen una pequeña cantidad de ADN neandertal, lo que demostraría la hibridación entre ambas especies.

Tomado de:
https://www.eldebate.com/

Páginas: 1 2 3 4 5 [6] 7 8 9 10 11 ... 72