Forofilo

Mostrar Mensajes

Esta sección te permite ver todos los posts escritos por este usuario. Ten en cuenta que sólo puedes ver los posts escritos en zonas a las que tienes acceso en este momento.


Mensajes - Dr. Alberto Roteta Dorado

Páginas: 1 2 3 4 [5] 6 7 8 9 10 ... 72
61
       ¿PODRÍA SER PUTIN JUZGADO POR UN CRIMEN DE LESA HUMANIDAD?

El mandatario ruso podría ser juzgado por el Tribunal de La Haya pero también podría salir totalmente impune de este conflicto armado contra Ucrania.


Vladimir Putin podría ser juzgado por el CPI por crímenes de guerra y de lesa humanidad / EFE

La ofensiva militar por parte de Rusia sobre Ucrania se recrudece atacando Járkov, Mariupol y Jersón. El presidente ucraniano advierte sobre la responsabilidad de su homólogo ruso: "Son crímenes de guerra. Han atacado barrios de civiles, ha sido una aniquilación de personas".

Son muchas las voces que se han alzado contra Vladimir Putin y su cruzada. Entre ellas las que piden que el gobernante ruso sea juzgado por crímenes de guerra y de lesa humanidad en Ucrania.

En el primer día de negociaciones entre ambos territorios las ofensivas siguen su curso.

¿Puede ser juzgado Vladimir Putin?

El delito de lesa humanidad se define como el ataque sistemático o generalizado contra la población civil. Los crímenes de guerra son aquellas infracciones de gran gravedad del Derecho Internacional Humanitario que se llevan a cabo durante un conflicto armado.

El pasado viernes, Karim Khan, fiscal jefe de la Corte Penal Internacional, CPI, ya avisó el pasado viernes de que su jurisprudencia también abarca este tipo de delitos, como el de lesa humanidad o los crímenes de guerra, tal y como recoge el artículo 5 de su Estatuto que da competencia a la CPI para conocer crímenes de guerra, de lesa humanidad, de agresión o de genocidio. Sus palabras van dirigidas a "todas las partes que llevan a cabo hostilidades en Ucrania" y quiso recalcar que "cualquier persona que cometa tales delitos, ya sea ordenando, incitando o contribuyendo de otra manera a su comisión, puede ser procesada ante la corte. Es imperativo que todas las partes en el conflicto respeten sus obligaciones en virtud del derecho internacional humanitario".

El fiscal jefe se encuentra dentro de una misión en Bangladesh y ha querido asimismo mostrar su preocupación por la situación actual, confirmando que La Haya intervendrá en lo acontecido en Ucrania. De hecho, en el año 2020, la Corte Penal Internacional ya abrió una investigación en el país ucraniano, por los presuntos delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra cometidos en la península de Crimea con las autoproclamadas repúblicas de Lugansk y Donetsk.

No obstante, Rusia también podría salir impune de esta situación. Manuel Ollé, profesor de derecho penal internacional de la Universidad Complutense de Madrid y socio director de Ollé Sesé Abogados, en declaraciones a Confilegal, ya advertía de esta posibilidad: "Primero, porque Rusia jamás ha suscrito el Estatuto de Roma. No lo reconoce. Por tanto, la Corte Penal Internacional no tiene competencia. Segundo, la CPI podría entrar a conocer el asunto si Rusia se autodenunciara. Pero esto es altamente improbable. Y tercero, podría caber la posibilidad de que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas remitiera lo sucedido a la CPI. Porque es más que evidente que Putin ha vulnerado el artículo 2.3 y 2.4 de la Carta de las Naciones Unidas que dice que sus miembros tienen que arreglar sus controversias por medios pacíficos y que se abstendrán de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra la integridad territorial de cualquier estado".

Para ello, tan solo habría que acudir a dos precedentes en la historial del Tribunal: Saif al Islam al Gadafi, hijo del presidente de Libia, y , Omar al-Bashir, ex presidente de Sudán. "La propia Rusia forma parte de ese Consejo de Seguridad. Además, se da la circunstancia de que ninguno de los tres miembros permanentes del Consejo de Seguridad –Estados Unidos, China y Rusia– han suscrito el Estatuto de Roma, que de vida a la CPI", concluye el experto.

Tomado de:
https://www.diariodesevilla.es/

62
                   ¿QUÉ PAÍSES FORMABAN PARTE DE LA UNIÓN SOVIÉTICA?

El nuevo estado comunista fue el sucesor del Imperio Ruso y el primer país del mundo basado en el socialismo marxista.




Por: TALYA KIVANC

Fundada en 1922 como una confederación de Rusia, Bielorrusia, Ucrania y Transcaucasia, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) eventualmente creció hasta 15 repúblicas y una superpotencia mundial. Casi 130 grupos étnicos poblaron el vasto país, que abarcó 11 zonas horarias.

De las quince repúblicas constituyentes de la URSS, tres de estos países declararon y obtuvieron la independencia unos meses antes de la caída de la Unión Soviética en 1991. Los 12 restantes no se independizaron hasta que la URSS cayó por completo el 26 de diciembre de 1991. Estas son las 15 repúblicas y lo que les sucedió en las décadas posteriores a la desintegración de la URSS:

1. Rusia:

Después de la disolución de la Unión Soviética, su preeminente república soportó una disfunción política y luchó por privatizar su economía de mando central. Si bien los oligarcas acumularon una gran riqueza, la mayoría de los rusos enfrentaron una alta inflación y escasez de suministros. Un año después de que el presidente de la Federación Rusa, Boris Yeltsin, pusiera fin a una crisis constitucional de 1993 al ordenar al ejército bombardear el edificio legislativo del país, lanzó una guerra desastrosa en la república separatista de Chechenia. El 31 de diciembre de 1999, Yeltsin anunció su renuncia y nombró a Putin presidente interino.

2. Ucrania:

Una vez conocida como el granero de Europa por sus abundantes campos de trigo, Ucrania representó una cuarta parte de la producción agrícola de la URSS. Desde la independencia, la política del país ha oscilado entre gobiernos pro-rusos y pro-europeos. En 1994, Ucrania se convirtió en la primera ex-república soviética en transferir el poder pacíficamente a través de una elección, y pasó al capitalismo durante la próxima década. Rusia anexó Crimea mientras que los rebeldes pro-rusos lanzaron una insurgencia en el este de Ucrania. En 2019, el ex-actor y comediante Volodymyr Zelenskyy fue elegido nuevo presidente de la nación. En los últimos días, Ucrania ha sido atacada en la mayor operación militar europea desde la Segunda Guerra Mundial.

3. Bielorrusia:

Los vestigios soviéticos como la KGB y una economía altamente centralizada han perdurado en la Bielorrusia posterior a la independencia. El único presidente post-soviético del país, Alexander Lukashenko, consolidó un poder casi absoluto a través de un régimen represivo. Una república fundadora de la URSS, Bielorrusia se ha resistido a la privatización y mantiene estrechos vínculos con Rusia.

4. Moldavia:

Después de la independencia, los políticos pro-rusos y pro-UE han competido por el control de Moldavia. Si bien la agitación política y la corrupción endémica han mantenido a Moldavia entre los países más pobres de Europa, se ha movido con cautela hacia el capitalismo de mercado y la membresía plena en la UE.

5. Kazajistán:

Después de la independencia, Kazajistán privatizó su economía, que se multiplicó por diez en dos décadas debido a las reservas de petróleo mayores que las de cualquier ex-república soviética, excepto Rusia. Proclamado el “padre de la nación”, Nursultan Nazarbáyev ocupó la presidencia durante casi 30 años. Además de suprimir la oposición política, el autócrata revivió la cultura kazaja y diseñó la construcción de una nueva capital nacional, que ahora lleva su nombre. Kazajistán mantiene fuertes relaciones tanto con Occidente como con Rusia, a la que llamó para ayudar a sofocar las protestas masivas en 2022 por los precios del gas licuado y la creciente desigualdad.

6. Kirguistán:

Inicialmente, se destacó como uno de los países con mayor orientación democrática de Asia central después de la elección presidencial de 1991 de Asakar Akayev, quien adoptó políticas liberales. Sin embargo, a medida que el país experimentó un fuerte declive económico, Akayev se volvió cada vez más autoritario hasta que las protestas a favor de la democracia lo obligaron a dejar el poder en la Revolución de los Tulipanes de 2005. Protestas similares llevaron al sucesor de Akayev a renunciar en 2010.

7. Tayikistán:

Después de la independencia estalló una guerra civil de cinco años en 1992 entre los comunistas y una alianza de reformadores democráticos pro-occidentales e islamistas. Respaldado por las tropas rusas, el actual presidente Emomali Rahmon asumió el poder en noviembre de 1992 y ha reforzado el control reprimiendo a los opositores políticos y a la prensa. Acosado por la corrupción generalizada, el régimen autoritario depende en gran medida de la ayuda económica de Rusia.

8. Turkmenistán:

Turkmenistán ha estado entre las más represivas de las ex-repúblicas soviéticas. El jefe del Partido Comunista, Saparmurat Niyazov, mantuvo el poder después del colapso de la Unión Soviética y perpetuó un culto a la personalidad en el que se erigieron estatuas a su semejanza y los días de la semana y los meses del año fueron renombrados con su nombre y el de sus familiares. Después de su muerte en 2006, el sucesor Gurbanguly Berdymukhammedov mantuvo un gobierno autoritario.

9. Uzbekistán:

En Uzbekistán, el líder del Partido Comunista, Islam Karimov, ganó fácilmente las primeras elecciones presidenciales del país y gobernó el país más poblado de Asia Central durante un cuarto de siglo hasta su muerte en 2016. El sucesor de Karimov, Shavkat Mirziyoyev, ha continuado consolidando el poder y limitando la oposición política, mientras profundiza los lazos con Rusia.

10. Azerbaiyán:

Desde la independencia, los crecientes ingresos del petróleo y los contratos con empresas petroquímicas occidentales han traído prosperidad y corrupción a Azerbaiyán. El exlíder del Partido Comunista Heydar Aliyev y su hijo, Ilham, han sido los únicos líderes de Azerbaiyán desde 1993.

11. Armenia:

La historia postsoviética del país se ha definido por dos disputas diplomáticas con sus vecinos: una búsqueda para lograr que Turquía acepte que la masacre de cientos de miles de armenios durante la era otomana tardía constituyó un genocidio; y la búsqueda de una solución política a un conflicto con Azerbaiyán por el territorio de Nagorno-Karabaj. Armenia ha experimentado turbulencias políticas, incluido el asesinato de su primer ministro dentro del parlamento en 1999. Es el más pobre de los países transcaucásicos (Azerbaiyán, Armenia y Georgia).

12. Georgia:

Georgia se convirtió en la primera república soviética en celebrar elecciones democráticas en 1991 cuando el disidente soviético Zviad Gamsakhurdia ganó la presidencia. Sin embargo, su mandato fue breve y un golpe militar llevó al poder al ex ministro de Relaciones Exteriores soviético Eduard Shevardnadze en 1992. La corrupción generalizada y la inestabilidad económica llevaron a la pacífica Revolución de las Rosas en 2003 que expulsó a Shevardnadze del poder. Georgia se ha vuelto cada vez más hacia Occidente y firmó un acuerdo de asociación con la UE en 2014.

13. Lituania, Letonia y Estonia:

Lituania se convirtió en la primera república soviética en declarar su independencia en marzo de 1990. El líder soviético Mijaíl Gorbachov instituyó un bloqueo económico y desplegó el Ejército Rojo en enero de 1991, pero no pudo sofocar el movimiento independentista. Semanas después de un golpe de estado fallido de los comunistas de línea dura en Moscú en agosto de 1991, la Unión Soviética reconoció la independencia de los países bálticos. Los estados se volvieron hacia Europa occidental a medida que se transformaban en democracias estables y adoptaban el capitalismo de mercado. Los tres recibieron la membresía de pleno derecho en la UE y la OTAN en 2004; Estonia adoptó el euro como moneda en 2011, seguida de Letonia en 2014 y Lituania en 2015.

Tomado de:
https://www.larazon.es/

63
Area de Discusión / JUSTICIA PARA EL CAPITOLIO
« en: Marzo 12, 2022, 04:04:37 pm »
                                          JUSTICIA PARA EL CAPITOLIO

El primer juicio a uno de los asaltantes del 6 de enero envía una poderosa señal al mundo extremista de EE UU


Imagen del asalto al Capitolio el 6 de enero de 2021.
SHANNON STAPLETON (REUTERS)


Un jurado federal de Estados Unidos necesitó el martes apenas dos horas y media de deliberación para declarar culpable al primer extremista juzgado por delitos relacionados con el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021. Guy Reffitt, de 49 años y residente en Texas, estaba acusado de cinco delitos que le pueden acarrear hasta 20 años de prisión. La sentencia se conocerá en junio. Se trata de la primera condena en una sala de juicios por aquellos hechos, 14 meses después, y envía un potente mensaje de la justicia norteamericana en varios niveles, principalmente hacia un peligroso universo político que lleva un año tratando de blanquear lo que allí sucedió a la vista del mundo entero.

A pesar de la falta de titulares llamativos, la sentencia de este martes revela que la fiscalía tiene herramientas para hacer justicia en un caso enormemente complicado. El FBI calcula que más de 2.000 personas llegaron a entrar en el Capitolio aquel día. Alrededor de 750 personas han sido detenidas. De ellas, 210 se han declarado culpables y 39 han sido condenados a penas de prisión. Reffitt ha sido el primer caso en llegar a juicio, y el veredicto de culpabilidad es inequívoco y contundente. El precedente supone un aviso a los 500 procesos pendientes sobre la conveniencia de declararse culpables antes de arriesgarse a ir a juicio. Reffitt abre la puerta a que, en el balance final, haya cientos de culpables condenados por el intento de golpe de anular la elección por la fuerza.

El veredicto coincidió además en la fecha con la detención de Enrique Tarrio, líder del grupo ultra Proud Boys, una banda de extremistas notoria por haber recibido la complicidad tácita de Donald Trump. Los cargos de Tarrio tienen que ver con la coordinación del ataque, lo que revela una investigación de la preparación profunda del asalto, no solo el estallido de ira espontáneo de la turba. La investigación se acerca también a los más estrechos colaboradores de Trump en la Casa Blanca.

Falta un último ámbito de responsabilidad, el político. A principios de febrero, el Partido Republicano alcanzó un nuevo nivel de indignidad cuando calificó en un documento político a los asaltantes del Capitolio como “personas corrientes” y al asalto en sí como “legítimo discurso político”. Pero en paralelo, los tribunales están por fin en el camino de establecer como verdad judicial lo que el mundo entero vio por televisión: que una turba coordinada por un grupo de ultras intentó dar un golpe de Estado a favor de Donald Trump.

Tomado de:
https://elpais.com/

64
     EEUU IGUALA EL RÉGIMEN COMERCIAL DE RUSIA AL DE CUBA Y COREA DEL NORTE
                                            Y PROHÍBE IMPORTACIONES
                                                    Por: PABLO PARDO


Desde hoy, los estadounidenses no podrán comprar caviar, vodka, marisco y diamantes rusos



El presidente de Estado Unidos, Joe Biden, ha solicitado al Congreso de ese país que deje a Rusia con la misma consideración en materia de comercio que Cuba y Corea del Norte. Ni siquiera Irán, que hasta la invasión de Ucrania era el pías con más sanción a económicas del mundo -un puesto que le ha arrebatado Rusia- estará en una situación similar si el Legislativo estadounidense accede a la petición del presidente. Además, y a un nivel más simbólico que otra cosa, Biden ha prohibido las importaciones de caviar, vodka, marisco y diamantes rusos.

La medida más dura es el cambio del régimen comercial. Biden quiere que Rusia pierda la consideración de 'nación más favorecida', lo que abre la puerta a que los bienes rusos que no estén sometidos a sanciones podrán tener, al menos en teoría, aranceles muy superiores a los que aplica a los demás países. Canadá ya adoptó una decisión similar la semana pasada.

En todo caso, solo el 5% de las exporta rusas van a EEUU. El principal socio comercial de Moscú es la UE, que acumula un tercio de las ventas rusas en el exterior. Bruselas ha declarado que estudia adoptar una medida similar a la de Washington pero por el momento no lo ha hecho.

En una intervención televisada desde la Casa Blanca, Biden también ha adelantado que los países del G7 trabajarán para cerrar a Rusia cualquier fuente de financiación procedente de instituciones financieras internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).

"Putin es el agresor y debe pagar el precio por ello. No puede seguir tomando acciones que amenazan los fundamentos de la paz y la estabilidad internacional y luego pedir ayuda financiera a la comunidad internacional", ha dicho el presidente estadounidense, en declaraciones recogidas por EFE.

Pese a haber sido anunciada por Biden, la retirada del trato denominado de "Nación Más Favorecida" a Rusia debe ser aprobada por el Congreso estadounidense, algo que se espera que salga adelante sin problema al contar con apoyos tanto demócratas como republicanos.

Este es uno de los principios fundamentales del comercio internacional por el que vela la Organización Mundial del Comercio (OMC), y Ucrania y Canadá ya se lo han retirado a Rusia. Según la Casa Blanca, el resto de países miembros del G7 y la Unión Europea (UE) también seguirán los mismos pasos.

Tomado de:
https://www.elmundo.es/

65
                   LA REACCIÓN DE LOS LÍDERES LATINOAMERICANOS FRENTE
                                           A LA INVASIÓN RUSA EN UCRANIA


La mayoría de gobiernos rechazaron categóricamente el empleo de la fuerza y como se esperaba, los autoritarismos de la región cerraron filas en apoyo a Rusia.



Por Xavier Rodríguez Franco / Latinoamérica21

Las tensiones en la frontera oriental de Ucrania desembocaron el pasado 24 de febrero en la invasión masiva por parte de Rusia, la más reciente de las 28 incursiones militares que ha hecho fuera de sus fronteras desde 1991. Durante las primeras 48 horas de las hostilidades, las reacciones de los Gobiernos del mundo no se hicieron esperar, sobre todo a través de las redes sociales. Los Gobiernos latinoamericanos, en su mayoría, rechazaron categóricamente el empleo de la fuerza en la resolución del conflicto, sin embargo, como era de esperarse, los autoritarismos de la región cerraron filas en apoyo a Rusia.

Las voces latinoamericanas en el Consejo de Seguridad

Dentro de la posición diplomática predominante de condena a la invasión se destacan principalmente México y Brasil. Estos son miembros no permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y desde las primeras horas del mismo jueves 24 han venido sesionando de emergencia con el fin de generar una resolución que permita, ante todo, el cese al fuego. De momento no se ha conseguido, ya que Rusia ha ejercido el derecho de veto a pesar de ser el único voto en contra de la resolución.

En estas deliberaciones, tanto la vocería del representante de Brasil, Ronaldo Costa Filho, como la embajadora mexicana, Alicia Buenrostro, sintonizaron -a pesar de las diferencias ideológicas de ambos Gobiernos- en el rechazo a lo que llamaron una “flagrante violación al derecho internacional”. Ambos destacaron la importancia del retorno a las negociaciones, al cumplimiento de los acuerdos de Minsk, y advirtieron del costo humano que esta incursión armada causará. Incluso la diplomática mexicana cuestionó de forma directa al representante ruso Vasili Alekseyevich Nebenzia por haber asegurado varias veces que Rusia no invadiría Ucrania.

Además de estos pronunciamientos, los Gobiernos como el de Brasil, Colombia, Ecuador y Perú han coordinado esfuerzos desde el viernes 25 de febrero para colaborar en la labor logística de evacuación de sus nacionales en Ucrania o en las naciones de Europa del Este.

En América Latina, mientras tanto, se han dejado entrever los movimientos de las potencias enfrentadas. El mismo día que comenzó el bombardeo aéreo, el flamante ministro de Defensa de Honduras, José Zelaya, recibió en Tegucigalpa a la comandante general del Comando Sur de Estados Unidos, Laura Richardson, quien ofreció ayuda militar al nuevo gobierno. Por su parte, el presidente del Parlamento ruso, Viacheslav Volodin, se reunía en La Habana con el presidente cubano Miguel Díaz-Canel. Unas imágenes anecdóticas, pero que pareciera dejar claras las tendencias y alianzas que tienen los Gobiernos de la región frente a los acontecimientos internacionales.

Voces discordantes

La reacción diplomática inmediata ha sido mayoritariamente de rechazo al uso de la fuerza por parte del Gobierno ruso. Sin embargo, en el caso del presidente boliviano Luis Arce, este hizo un pálido llamado a la paz sin mayores calificativos sobre el conflicto, mientras que el mediático presidente de El Salvador, Nayib Bukele, quien ha cuestionado la credibilidad de Estados Unidos antes de la ofensiva rusa, aún no se ha pronunciado.

Como era de esperarse, Cuba, Nicaragua y Venezuela “cerraron filas” apoyando abiertamente las acciones militares de Rusia siguiendo en sus comunicados oficiales la línea argumental de que este país busca liberar a Ucrania del fascismo y defender a las minorías prorrusas de un presunto “genocidio” en curso conducido por el Gobierno ucraniano. De esta manera, estos Gobiernos, de inocultable deriva dictatorial, acercan posiciones con uno de los pocos aliados internacionales que aún mantienen.

Estas visiones están alineadas con la narrativa propagandista auspiciados por el Kremlin. Incluso, algunas cuentas oficiales de redes sociales de estos Gobiernos propagan abiertamente las versiones de medios rusos como RT o Sputnik -vetados por la Unión Europea y Facebook-, así como de otros medios de comunicación alineados ideológicamente con Rusia, tales como Telesur y Al Mayadeen.

Esta notoria discordancia revela un abierto distanciamiento con dos de los principios rectores del derecho internacional: el principio de autodeterminación y el rechazo al uso de la fuerza para la resolución de los conflictos. De esta manera, queda también en evidencia el distanciamiento de estas tiranías de izquierda radical con los nuevos Gobiernos de izquierda democrática de la región.

Estas declaraciones discordantes, sin embargo, son minoritarias y contrastan con los mensajes diplomáticos de la mayoría de los Gobiernos de la región en rechazo al uso injustificado de la fuerza y la búsqueda de una resolución pacífica a un conflicto que sigue dejando víctimas a su paso.

Xavier Rodríguez Franco, cientista político. Productor del podcast de Latinoamérica21. Licenciado de la Universidad Central de Venezuela y de la Universidad Autónoma de Barcelona. Magíster en Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Salamanca. Editor de Parlamundi Venezuela. www.latinoamerica21.com, medio plural comprometido con la divulgación de opinión crítica e información veraz sobre América Latina.

Tomado de:
https://www.eluniverso.com/

66
            REUNIÓN ENTRE UCRANIA Y RUSIA TERMINA SIN ACUERDOS PARA CESE AL FUEGO
                                                    Y CORREDORES HUMANITARIOS




El ministro de Exteriores ucraniano, Dmitro Kuleba dijo que la reunión “había sido fácil y difícil a la vez”, al mantener Serguei Lavrov “su habitual discurso sobre Ucrania”, y subrayó que su propio propósito en la entrevista había sido humanitario

Por EFE – El Nacional

Ucrania y Rusia no han logrado este jueves avances sobre la apertura de un corredor humanitario para evacuar la ciudad de Mariúpol, sitiada por las tropas rusas, ni para lograr un alto el fuego, anunció en ministro de Exteriores ucraniano, Dmitro Kuleba, tras una reunión con su homólogo ruso, Serguei Lavrov.

«He venido con un objetivo humanitario. Abrir un corredor humanitario para la gente que quiere salir de Mariúpol. Desafortunadamente, el ministro Lavrov no estaba en posición de comprometerse, dijo Kuleba a los medios tras el breve encuentro.

El ministro dijo que la reunión «había sido fácil y difícil a la vez», al mantener Lavrov «su habitual discurso sobre Ucrania», y subrayó que su propio propósito en la entrevista había sido humanitario.

«El lugar más crítico es ahora Mariúpol, bombardeada desde el aire y con artillería. Vine aquí para conseguir un pasillo humanitario que permita a los civiles que lo deseen huir de la ciudad y para llevar ayuda humanitaria», dijo Kuleba.

«También hablamos de un alto el fuego de 24 horas para resolver los asuntos humanitarios más urgentes. No hemos hecho progresos, porque al parecer en Rusia hay otras personas que deciden eso», dijo el diplomático.

«Creo que cuando dos ministros de Exteriores se encuentran, tienen un mandato de negociar, por habérseles sido confiado por sus dirigentes, su Parlamento, y estoy dispuesto a avanzar en esto para poner fin al sufrimiento de civiles y permitir salirles de las zonas ocupadas por las fuerzas rusas», dijo Kuleba.

Tomado de:
https://dolartoday.com/

67
        CHINA INSISTE EN CULPAR A EE UU Y LA OTAN DE LA GUERRA EN UCRANIA

Pekín retoma este argumento un día después de apoyar las negociaciones entre Moscú y Kiev en una conversación del presidente Xi con Scholz y Macron


El presidente ruso, Vladímir Putin, y su homólogo chino, Xi Jinping, en una imagen de archivo de abril del 2019. KENZABURO FUKUHARA / GETTY

Una de cal y otra de arena. Un día después de que la conversación a tres entre el presidente chino, Xi Jinping, el jefe del Estado francés, Emmanuel Macron, y el canciller alemán, Olaf Scholz, se desarrollara con aparente razonable cordialidad, y todos acordaran apoyar las negociaciones entre Rusia y Ucrania, el Ministerio de Exteriores chino ha retomado su argumentario: que la OTAN, y sobre todo Estados Unidos, son responsables de que las tensiones entre Rusia y Ucrania llegaran “al límite” y estallara la guerra.

“Lo que la OTAN, liderada por Estados Unidos, ha hecho es lo que gradualmente ha llevado al conflicto entre Rusia y Ucrania al límite”, ha sostenido el portavoz Zhao Lijian en la rueda de prensa diaria del ministerio en Pekín. “Obviando sus propias responsabilidades, en su lugar, Estados Unidos critica la posición de China en la cuestión ucrania” e intenta “perjudicar a China y a Rusia al mismo tiempo para mantener su hegemonía”, ha asegurado.

Pekín, que ha adoptado una posición de neutralidad sesgada hacia Rusia, no ha condenado la invasión de Ucrania. En cambio, sostiene que la presión de Estados Unidos y la perspectiva de una futura ampliación de la OTAN dejaron sin respuesta las “preocupaciones legítimas de seguridad” del presidente ruso, Vladímir Putin, lo que precipitó el conflicto.

Aunque las acusaciones contra la OTAN y Estados Unidos son casi diarias en las declaraciones de los dirigentes y funcionarios chinos sobre la guerra, Xi optó por dejarlas fuera de la conversación con Macron y Scholz. O, al menos, no figuran en el comunicado oficial de Pekín sobre el encuentro telemático.

Haciéndose eco de lo que ya había expuesto el día antes el presidente chino en su conversación con los líderes europeos, el portavoz ―el representante más célebre de la nueva generación de la nueva diplomacia china conocida como de los “guerreros lobos”, más agresiva verbalmente en la defensa de los intereses de su país― criticó las sanciones que Occidente ha impuesto a Moscú como represalia por el ataque al país vecino.

“Las sanciones nunca han sido una manera efectiva de resolver los problemas. China se opone firmemente a cualquier forma de sanciones unilaterales”, declaró Zhao. El día previo, Xi había expuesto a Macron y a Scholtz que este tipo de medidas ponen en peligro la recuperación económica global tras la pandemia y puede tener consecuencias sobre las cadenas de suministro, la energía, el transporte y las operaciones financieras globales.

“A la hora de afrontar la cuestión ucrania y sus relaciones con Rusia, Estados Unidos debería tomar en serio las preocupaciones de China, y no perjudicar los derechos y los intereses de China de ninguna manera”, agregó el portavoz.

Desde que el lunes el ministro de Exteriores del país asiático, Wang Yi, indicara en una rueda de prensa la disposición de Pekín a desempeñar un papel mediador “si resulta necesario” y “junto a la comunidad internacional”, las miradas se han vuelto hacia China como posible intermediaria en el conflicto. Ucrania ya le había pedido su intercesión, en una conversación entre el ministro de Exteriores de ese país y el propio Wang.

En un gesto simbólico, las autoridades chinas han enviado el primer cargamento de ayuda humanitaria de su Cruz Roja a la de Ucrania. Según ha indicado Zhao, el cargamento, por valor de cinco millones de yuanes (unos 712.000 euros), incluye alimentos y artículos de primera necesidad.

Al tiempo que cuenta con buenas relaciones con Kiev, China tiene capacidad de presión sobre Rusia. La duda de analistas y diplomáticos es si querrá ejercerla. Los dos son socios estratégicos, en una relación que ambos gobiernos han venido estrechando a lo largo de la última década y que se elevó a un nivel nunca visto durante la reunión del 4 de febrero en Pekín entre Putin y Xi con ocasión de la inauguración de los Juegos Olímpicos de invierno.

Entonces, ambos dirigentes suscribieron una declaración conjunta en la que describían su cooperación como un lazo “sin límites”. En su rueda de prensa, Wang quiso dejar claro que la invasión no ha afectado esa cercanía. Los lazos entre ambos gobiernos, subrayó, son “sólidos como una roca” y la cooperación entre los dos países continuará haciéndose más y más profunda “por sombría que sea la situación”.

En la reunión virtual del martes, Xi subrayó que los tres gobiernos deben apoyar las conversaciones de paz entre Rusia y Ucrania que se desarrollan en la frontera bielorrusa y de las que se han completado ya tres rondas, sin apenas avances. Europa, de un lado, y China, de otro, deben promover que los dos bandos “mantengan el impulso de las negociaciones, superen las dificultades y continúen las negociaciones para alcanzar resultados y lograr la paz”, indica la versión de la reunión divulgada por Xinhua.

“China deplora profundamente ver una nueva guerra en Europa”, aseguró el presidente chino, que pidió la “máxima contención”, en lo que representan sus comentarios públicos más directos hasta el momento sobre el conflicto bélico.

Tomado de:
https://elpais.com/

68
     LA GUERRA RUSIA-UCRANIA, ENVIDIA DEL PERVERSO Y GOCE DEL MALIGNO
                                             Por Dr. Alberto Roteta Dorado.-




Santa Cruz de Tenerife. España.- Cuando Rusia no era nada ya Ucrania era Ucrania. Con el establecimiento de la federación de tribus eslavas orientales, conocidas como la Rus de Kiev, hacia el final del siglo IX, se inicia la historia de esta extensa nación de la Europa Oriental, que llegó a ser en el siglo XI el mayor, y también el más poderoso, Estado de Europa.

Esto, sin duda, amén de sus grandes recursos económicos, y hasta su privilegiada posición territorial, la convirtieron en un añorado lugar que habrían de disputarse lo mismo mongoles, que austrohúngaros, que lituanos, que polacos, y como es lógico, los rusos, toda vez que los ambiciosos planes expansionistas de Rusia no son algo nuevo, ni se limitan a la era de Putin.

Hacia el último tercio del siglo XVIII la emperatriz rusa Catalina la Grande había acabado con los últimos remanentes de la autonomía de los cosacos de Ucrania, y un siglo después, su bisnieto Alejandro II prohibió los libros de no ficción en ucraniano y firmó un decreto secreto que impedía cualquier publicación o representación en ucraniano, el idioma oficial de esta nación.

En octubre de 1917 las tropas de Vladimir Ilich Lenin invadieron el territorio ucraniano, siendo expulsados con el apoyo de Alemania y del imperio austrohúngaro. Los nacionalistas ucranianos declararon formalmente su independencia de Rusia; pero esta independencia duró apenas unos pocos años. Con la victoria del Ejército Rojo, en 1922, Ucrania se convirtió en una de las repúblicas fundadoras de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, URSS, con relativa independencia, pero gobernada desde Rusia por el régimen comunista de este país.


Esta gran nación de la Europa Oriental, que llegó a ser en el siglo XI el mayor, y también el más poderoso, Estado de Europa, hoy se encuentra agredida por el poderoso ejército ruso. Su privilegiada posición y sus grandes recursos económicos la convierten en un punto de referencia mundial. Obsérvese que una gran parte de la población hace uso del idioma ruso. En otros tiempos Alejandro II prohibió representaciones teatrales y libros en ucraniano, el idioma oficial del país. 
 
LAS AMBICIONES DE PUTIN, RECUPERAR A UCRANIA CUESTE LO QUE CUESTE.

Estos “estrechos lazos” que a través de la historia han existido entre ambas naciones llevó al actual presidente ruso, Vladimir Putin, a firmar un escrito, hace solo unos meses, en el que insistió en una supuesta unidad entre los rusos y los ucranianos, según el, ambos conforman “un solo pueblo”; siendo esta declaración el inicio, al menos, desde el punto de vista teórico y público, de su premeditada invasión a Ucrania. "Estoy convencido de que la verdadera soberanía de Ucrania solo es posible en asociación con Rusia", expresó Putin en su documento sobre la “unidad histórica de los rusos y los ucranianos”.

Como diría un gran amigo en uno de sus más recientes – y también mejores–  poemas: “la envidia del perverso, el goce del maligno”, lo que yo asumo como una exacta referencia al malvado dictador de Rusia. Téngase en cuenta que la verdadera pretensión de Putin es recuperar el perdido territorio ucraniano en los inicios de los noventa con la disolución de la URSS –Ucrania tenía el tercer mayor arsenal nuclear del mundo, lo que convirtió su declaración de independencia de Moscú en una cuestión de seguridad geopolítica–, y no solamente desarmarla por cuestiones de posibles amenazas respecto a su vecina Rusia, como ha reiterado Putin desde la falsedad de una simple apariencia; sin olvidar que otro de sus objetivos concretos es demostrar el poderío militar de Rusia. Sintiéndose ahora aislado del mundo el psicópata ruso es capaz de cualquier cosa, aún de las que van más allá de la invasión a Ucrania.
 
El conflicto  –devenido en verdadera tragedia con miles de muertes de civiles y destrucciones de sendas infraestructuras– Rusia-Ucrania va más allá de lo que el desvergonzado presidente ruso ha declarado. Es cierto que el desarme de Ucrania está entre sus objetivos; pero este no es su único objetivo. Su plan es mucho más ambicioso, al estilo de sus predecesores Lenin y Stalin, los primeros que en las décadas del veinte y del treinta del pasado siglo XX intentaron desaparecer al pueblo ucraniano. Recordemos la gran hambruna de 1921-1923, cuyo máximo responsable fue Lenin, y más tarde, el genocidio ucraniano de 1932-1933, conocido como Holodomor, cuya responsabilidad máxima corresponde al criminal Stalin.

Las propias circunstancias contextuales de ambas naciones son determinantes para poder vislumbrar lo que verdaderamente se esconde tras la supuesta “precaución” de Putin respecto a la “amenaza” que representa Ucrania para su país. Téngase presente que las tropas rusas jamás fueron retiradas de las fronteras con Ucrania a pesar de que el régimen ruso, a solo unos días del inicio de la invasión, dijo lo contrario, independientemente de la reiterada negativa respecto a la idea – ahora devenida en realidad concreta– de una posible invasión.

Las “maniobras militares” solo fueron el preámbulo del comienzo de una guerra que ya se extiende por casi dos semanas y que, por desgracia, no solo para el pueblo ucraniano, sino para toda la humanidad, pudiera traer graves consecuencias. Ya lo advirtió Putin ante las presiones de occidente y las enérgicas declaraciones de Joe Biden, el presidente de Estados Unidos, respecto al uso de sus arsenales nucleares. El reciente ataque a la central nuclear ucraniana, la más grande de Europa, puso en tensión al mundo, independientemente de la frialdad de unos y la ignorancia de otros.

Rondas de negociaciones sin resultados concretos, sanciones económicas extremas bien merecidas contra Rusia, ayuda militar de varias naciones al Gobierno de Ucrania, amén del apoyo moral de casi la totalidad de la comunidad internacional, no son suficientes para poner fin al gran conflicto armado del momento.

La humanidad está en peligro inminente cada minuto, y lo peor, no somos conscientes de la magnitud y del posible alcance de algo que en realidad es asumido por multitudes como un hecho aislado y distante. Ucrania es parte de un mundo amenazado y está prácticamente sola. Las teorizaciones excesivas de varias instancias, organismos internacionales y líderes de la política mundial no están funcionando, al menos para poner fin al conflicto, toda vez que las sanciones aplicadas, principalmente por el gobierno estadounidense, han logrado aislar a Rusia y estremecerla en lo económico en unos pocos días.


El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, ha mantenido en la mañana del sábado, 5 de marzo, una conversación por vídeo-llamada con senadores y diputados de Estados Unidos, a los que ha pedido ayuda urgente ante la agresión rusa, insistiendo que se incluya de forma prioritaria aviones y drones, que en este momento son más importantes y útiles que misiles u otro tipo de material militar.

GUERRA RUSIA-UCRANIA, ALGUNOS APUNTES PARA LA HISTORIA.

El régimen ruso se resiste a perder a su gran joya vecina, a quien sigue considerando suya, aunque Putin se refiera a una “hermandad” de naciones. La posibilidad de que Ucrania entre a la Unión Europea, UE, con todo su derecho como nación independiente en territorio de este continente, unido a futuros pasos en relación con su integración a la Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN, ha desencadenado este grave conflicto actual. Ucrania se abre a Europa, lo que equivale a distanciarse de Rusia, su supuesta gran madre  – en realidad es Rusia la que se debe considerar como una hija de Ucrania, tanto desde el punto de vista histórico como cultural–.
   
El mundo está con Ucrania; aunque, por desgracia, Rusia no está sola. Algunos políticos de extrema izquierda permanecen en una actitud pasiva respecto al grave conflicto Rusia-Ucrania, y lo peor, los regímenes de naciones como Corea del Norte, Eritrea, Bielorrusia, Siria, y como es lógico, la propia Rusia, se niegan a condenar la invasión. Otras naciones como Serbia, Tayikistán, Kazajistán y Armenia son considerados aliados de Rusia en esta cruel contienda, mientras que China, aunque parezca increíble ha decidido optar una postura de neutralidad con su abstención en este sentido. El responsable de la diplomacia china, Wang Yi, ha expresado que "China está profundamente consternada al ver el conflicto entre Ucrania y Rusia y muy preocupada por el daño hecho a los civiles". Igualmente se abstienen de condenar la agresión rusa: India, Bolivia, Cuba, El Salvador, Nicaragua, Irán, Irak Sudáfrica y Viertan.
 
El pueblo ruso está con Ucrania; aunque parezca paradójico en diferentes partes del territorio ruso tienen lugar continuamente manifestaciones en apoyo al pueblo ucraniano y en contra de la criminal agresión de Rusia contra Ucrania. El régimen de Vladimir Putin mantiene una gran represión que ha llevado a detenciones de más de 4.500 manifestantes, lo que, sin duda, también pasará a la historia como el aspecto más sensible del significado de verdadera hermandad.   


Joe Biden, el presidente de Estados Unidos, estuvo muy acertado respecto a sus predicciones de la invasión de Rusia a Ucrania. Ha sido enérgico y la puesta en marcha de las sanciones económicas a Rusia han logrado aislar a Putin del resto del mundo. 

Joe Biden, presidente de Estados Unidos, ha sido una figura determinante en relación al sentido de unidad en los líderes de occidente. Nadie como Biden ha estado tan de cerca en esta contienda, lo que se demuestra con sus precisiones respecto al verdadero plan de Putin. El líder demócrata estadounidense predijo la invasión rusa – solo falló en unos pocos días, toda vez que sus predicciones fueron para el 15 de febrero–. El diario ecuatoriano El Universo destacó en sus principales noticias lo que consideró la mayor advertencia de un líder de E.E.U.U. a uno de Rusia desde el fin de la Guerra Fría: “El no tiene idea de lo que viene”; además de haberlo señalado como dictador, y que tendrá que “pagar un precio” por invadir a Ucrania. Recordemos que hace solo unos días determinó cerrar espacio aéreo a aviones rusos: “cerraremos el espacio aéreo estadounidense a todos los vuelos rusos, para aislar aún más a Rusia”. No obstante, su principal mérito es la puesta en marcha de la aplicabilidad de sendas sanciones económicas a Rusia, lo que Putin ha considerado como la declaración de la guerra de Estados Unidos y Occidente contra su país.       

El Gobierno de España, cuyo presidente, Pedro Sánchez, es del Partido Socialista Obrero Español, de izquierda, y quien además, pactó con una alianza de tipo comunista para poder gobernar, no solo se ha pronunciado  verbalmente en defensa de Ucrania, sino que ha determinado enviar ayuda “material militar ofensivo a la resistencia ucraniana”, como muestra de lo que considera poder ofrecer una respuesta contundente a la “provocación inaceptable que supone la agresión rusa, un atentado contra el orden internacional”. Según Sánchez, España está en el lado correcto de la historia por su defensa a Ucrania. La vicepresidente, Yolanda Díaz, socialista hasta los huesos, lo ha apoyado. Mientras que Jaume Asens, presidente del grupo comunista de Unidas-Podemos en el Congreso, afirmó que “todo el mundo considera que hay un ataque injustificado que pasará a los anales de los crímenes de guerra”.

Imposible concluir estos apuntes sin hacer mención al fortalecimiento de las relaciones entre Rusia y países de América Latina en medio de la crisis. Resulta significativa las visitas de enviados del régimen de Putin a naciones como Cuba y Venezuela, cuyos regímenes se han pronunciado abiertamente a favor de Rusia, sin olvidar los ataques que han hecho al mundo occidental y a los Estados Unidos por una supuesta tergiversación de la realidad del conflicto. Nada puede sorprendernos del régimen castrista. El mundo conoce muy bien acerca del protagonismo del régimen de La Habana en la llamada Crisis de los Misiles, en 1962, cuando la humanidad estuvo en un peligro sinigual. Mientras que del chavismo, su satélite más cercano, no se puede esperar nada bueno. Nicolás Maduro solo ha tenido palabras de elogio para Vladimir Putin – demasiado interés por preservar el misterioso vínculo con su aliado del Kremlin–. 

UN “MILAGRO”. A MODO DE EPÍLOGO.

Y así andan las cosas, de mal en peor. Mi sentido de analista no me permite aferrarme a la idea de un milagro; pero ante las circunstancias actuales, no me queda de otra que apelar a lo emotivo, más que a lo intelectual. Un “milagro” podrá poner fin al grave conflicto desatado por “la envidia del perverso y el goce del maligno”.


69
          ZELENSKI PIDE AL CAPITOLIO EL ENVÍO URGENTE DE AVIONES Y DRONES
                                                  ANTE EL AVANCE RUSO


La Casa Blanca ha pedido un paquete de 10.000 millones de dólares en ayuda para Kiev


Imagen del presidente de Ucrania en la conversación mantenida con políticos de EE.UU. por zoom - ABC

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, ha mantenido en la mañana de este sábado 5 de marzo una conversación por vídeollamada con senadores y diputados de Estados Unidos, a los que ha pedido ayuda urgente ante la agresión rusa justo cuando el Capitolio se dispone a debatir un paquete de asistencia de emergencia por valor de unos 10.000 millones de dólares, que el cambio actual son unos 9.000 millones de euros.

En la comparecencia, el presidente Zelenski pidió que en la ayuda que Estados Unidos vaya a aprobar de forma urgente se incluya de forma prioritaria aviones y drones, que en este momento son más importantes y útiles que misiles u otro tipo de material militar, según dijo.

Después intervinieron los más destacados líderes republicanos y demócratas y prometieron ponerse a trabajar para poder aprobar un paquete de consenso.

A la videollamada, a la cual Zelenski se ha conectado por zoom desde Kiev, han sido invitados el Senado al completo con sus 100 integrantes y los 80 miembros de la comisión de Ucrania en la Cámara de Representantes. Zelenski se ha conectado, como suele aparecer en sus comparecencias públicas recientemente, con una camiseta de color verde militar en un lugar no identificado por la presidencia ucraniana por razones de seguridad.

Aparte del armamento que ya ha recibido Ucrania de los socios de la OTAN, Zelenski lleva días pidiendo insistentemente a Washington y a las capitales europeas que acepten declarar una zona de exclusión aérea sobre Ucrania, algo que el Kremlin ha dicho que interpretaría como una declaración de guerra. Una inmensa mayoría de los legisladores estadounidenses con los que hablado Zelenski este sábado se opone a declarar esa zona de exclusión aérea, por el riesgo de conflicto directo con Rusia, que es una potencia nuclear.

Apoya que EE.UU. no adquiera crudo de Rusia

Además, Zelenski criticó la decisión de los socios de la OTAN de no aplicar la zona de exclusión aérea sobre Ucrania, pidió a la Administración de Estados Unidos que obligue a Visa y MasterCard a abandonar el mercado ruso y apoyó las peticiones del Capitolio a la Casa Blanca de que prohiba en EE.UU. adquirir crudo de Rusia mientras esta mantenga abierta la guerra.

En Estados Unidos el Capitolio debe aprobar cualquier inversión pública que suponga ayuda a una nación extranjera.

En los pasados 12 meses la Casa Blanca aprobado asistencia a los socios ucranianos por un importe estimado de 1000 millones de dólares, pero Biden ha pedido al Capitolio que incremente notablemente esas partidas para poder enviar no solo víveres y otra ayuda humanitaria, sino también más armamento.

Washington, como sus socios europeos, ha enviado a Ucrania todo tipo de material bélico, incluidos misiles antiaéreos y antitanque, que ya están bajo el control de Kiev.

La comparecencia de Zelenski ante los senadores y diputados norteamericanos ha sido a puerta cerrada, pero algunos legisladores, como el republicano Rubio, han compartido en redes sociales imágenes de la conversación.

En su intervención, a Zelenski lo presentó la embajadora de Ucrania en Estados Unidos, Oksana Markarova. La diplomática pidió a los asistentes específicamente que no compartieran imágenes ni información de la comparecencia del presidente ucraniano en redes sociales, por motivos de seguridad. Aún así Rubio y otros senadores distribuyeron imágenes de Zelenski dirigiéndose a ellos.

Tomado de:
https://www.abc.es/#vca=logo&vmc=abc-es&vso=noticia.foto.internacional&vli=cabecera

70
            EL FIN DE LA ERA OLIGARCA SE ACERCA CON EL ERROR DE CÁLCULO
                                                   DE PUTIN EN UCRANIA


Las sanciones están castigando a los empresarios más ricos de Rusia poniendo fin a 30 años de integración en la economía mundial

Por: Stephanie Baker


El dictador Vladímir Putin saluda al oligarca Alisher Usmanov, durante una ceremonia de entrega de premios en el Kremlin, en Moscú, en noviembre de 2018. El hombre de negocios está sancionado por la Unión Europea y las principales potencias democráticas (Reuters)

El día en que comenzó la invasión rusa, el presidente ucraniano Volodimir Zelenskiy preguntó en un discurso por vídeo: “¿Qué oímos hoy? No son sólo explosiones de cohetes, combates y el rugido de los aviones. Es el sonido de un nuevo Telón de Acero bajando y cerrando a Rusia del mundo civilizado”.

Es la cita que define nuestro abrupto nuevo orden mundial. Muchos observadores del Kremlin nunca pensaron que Vladimir Putin llegaría tan lejos, nunca pensaron que un hombre conocido por ganar apuestas calculadas invadiría e intentaría retener un país de más de 44 millones de personas. Pero después de 22 años en el poder, el presidente ruso puede haberse excedido finalmente. Su apuesta ha aislado a su nación y podría, según algunos diplomáticos experimentados, acabar con su régimen.

Fui testigo del colapso de la Unión Soviética en 1991. Estaba en Praga, a donde me había trasladado como un recién graduado universitario de ojos brillantes. El ambiente entonces era vertiginoso, con la creencia de que las sociedades y economías antes oprimidas eran ahora libres, con toda la esperanza y la promesa de lo que las reformas políticas podrían ofrecer.

Por aquel entonces, Ucrania tenía el tercer mayor arsenal nuclear del mundo, lo que convirtió su declaración de independencia de Moscú en una cuestión de seguridad geopolítica desde el primer día. En 1994, Ucrania renunció a sus armas nucleares a cambio de que Estados Unidos, el Reino Unido y Rusia le aseguraran que se preservaría su integridad territorial, garantía que Rusia violó.

El debate sobre si Ucrania debe ingresar en la Organización del Tratado del Atlántico Norte o en la Unión Europea -si debe inclinarse hacia el Este o hacia el Oeste- ha constituido una línea de fractura central en su política y ha provocado dos revoluciones desde 2004. Putin explotó esas divisiones, anexionando Crimea en 2014 y apoyando a los separatistas rusos en el este.

Sus movimientos dejaron a Ucrania unida en su anhelo de ser parte de Europa, pero la respuesta occidental a los acaparamientos de tierras de Putin fue débil. Y las acciones de Paul Manafort y Rudy Giuliani en Ucrania, como informé de 2017 a 2019, hicieron un daño inconmensurable. Manafort, el antiguo jefe de campaña de Donald Trump, ganó millones de dólares durante una década asesorando a partidos políticos prorrusos. En 2019, Trump envió a Giuliani, su abogado, a presionar a los asesores de Zelenskiy para que investigaran a los Biden durante la campaña presidencial. Esto puso al país en una situación imposible cuando necesitaba el apoyo de Estados Unidos para alejar la amenaza de su vecino.

Las acciones de Rusia fuera de Ucrania hicieron saltar las alarmas hace tiempo, pero pocos hicieron caso. En 2006 el ex oficial del KGB Alexander Litvinenko, un feroz crítico de Putin, murió tras ser envenenado con polonio radiactivo en Londres. En 2018, el ex oficial de inteligencia militar ruso Sergei Skripal y su hija, Yulia, fueron envenenados con el agente nervioso Novichok en la ciudad inglesa de Salisbury; vivieron, pero una mujer británica que estuvo expuesta murió. (Occidente dice que agentes que actúan en nombre del Kremlin estuvieron detrás de los envenenamientos; Rusia ha negado su participación).

Bill Browder, que en su día fue el mayor inversor extranjero de cartera en Rusia, lleva años advirtiendo sobre Putin. En 2009, su abogado ruso, Sergei Magnitsky, murió tras ser privado de atención médica en una prisión de Moscú; había descubierto un fraude fiscal vinculado a funcionarios rusos. La mejor manera de castigar a Putin es apuntar a los oligarcas rusos que tienen su dinero, como están haciendo ahora Estados Unidos, la UE y otros aliados, dice Browder, a quien se le prohibió entrar en Rusia en 2005 y se le calificó de “amenaza para la seguridad nacional”.

Podrían haberse aplicado sanciones más duras hace tiempo, pero no se hizo, porque el dinero ruso contaminado está muy arraigado en las economías occidentales: áticos en Nueva York, casas en el Mayfair londinense y mansiones junto al mar en el sur de Francia. Sancionar a los oligarcas que hicieron sus fortunas con la bendición del Kremlin ha puesto nervioso a Putin, que ha tachado a Occidente de “imperio de la mentira” y ha elevado el nivel de alerta nuclear de Rusia. “Hemos encontrado su talón de Aquiles”, dice Browder. “Nosotros sancionamos a los oligarcas y él amenaza con una guerra nuclear”.

La ministra de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Liz Truss, ha dicho que está elaborando una “lista negra” de otros oligarcas a los que sancionar, pero ha dicho a los miembros del Parlamento que los abogados que trabajan para los multimillonarios rusos han enviado cartas advirtiendo de que impugnarán las medidas. Londongrad, el apodo dado a la capital británica por ser un imán para la riqueza rusa desde la década de 1990, puede seguir adelante sin sanciones más amplias del Reino Unido.

Actualmente, el Reino Unido no ha ido tan lejos como la UE, que sancionó a un puñado de los oligarcas más ricos con activos fuera de Rusia. Entre ellos se encuentran el magnate de los metales Alisher Usmanov, los multimillonarios de la banca Mikhail Fridman y Petr Aven, y el magnate del acero Alexei Mordashov.

En una declaración a Bloomberg News, Fridman y Aven pidieron a Rusia que pusiera fin a la guerra inmediatamente, pero no criticaron directamente a Putin. El multimillonario Oleg Deripaska, fundador del gigante del aluminio United Co. Rusal International PJSC, que está bajo sanciones de Estados Unidos desde 2018, pidió conversaciones de paz en Telegram sin mencionar a Putin. El 2 de marzo, Roman Abramovich dijo que va a vender el Chelsea Football Club, del que es propietario desde hace casi dos décadas. Se espera que se venda por hasta 3.000 millones de libras (4.000 millones de dólares), y dijo que creará una fundación benéfica con los ingresos netos de la venta en beneficio de las víctimas de la guerra. También va a vender sus propiedades en Londres, según el diputado británico Chris Bryant. Abramovich, que no ha sido sancionado, está tratando de mediar en las conversaciones de paz entre Moscú y Kiev tras haber sido contactado por funcionarios ucranianos, dijo su portavoz.

La estrategia de Occidente será aislar aún más a Rusia mediante la ampliación de las sanciones. Mónaco, durante mucho tiempo un refugio para el dinero ruso, anunció que congelará los activos rusos y acatará las sanciones de la UE. Suiza abandonó su histórica neutralidad para hacer lo mismo. Europa ha cerrado su espacio aéreo a los aviones rusos y está estudiando la posibilidad de excluir a siete bancos rusos, incluido el VTB -el segundo mayor prestamista del país-, del SWIFT, el sistema de mensajería que sustenta las finanzas mundiales. BP, Exxon, Shell y otras empresas energéticas occidentales están abandonando las inversiones que han realizado durante décadas en Rusia. Fabricantes de automóviles y camiones como Daimler Truck Holding AG y Volvo Car AB también están cortando sus vínculos. La lista de empresas que abandonan Rusia es cada vez más larga, lo que supone un retroceso de 30 años de inversión.

En una de las medidas más importantes, la UE y Estados Unidos han prohibido las transacciones con el banco central de Rusia, lo que dificulta su capacidad de utilizar 643.000 millones de dólares de reservas para defender su moneda. El rublo está en caída libre, con controles de capital que limitan la cantidad de divisas que se pueden exportar. Fui reportero en Moscú cubriendo el banco central la última vez que el rublo sufrió una caída tan dramática, en 1998, cuando Rusia dejó de pagar su deuda. Algunos analistas creen que eso podría volver a ocurrir. El jueves, la calificación crediticia de Rusia fue rebajada a “basura” por Moody’s Investors Service y Fitch Ratings.

El temor es que Putin, habiéndose arrinconado, pueda recurrir a una acción militar más drástica. “A Putin no le va bien la humillación”, dice Browder. “Su respuesta es un bombardeo de tierra quemada con víctimas civiles masivas como forma de demostrar a todo el mundo que no es un tipo con el que se pueda jugar”.

Con la caída de misiles en la Plaza de la Libertad de Kharkiv y el impacto en la torre de televisión de Kiev, esa respuesta parece estar en marcha. El 1 de marzo, Zelenskiy hizo un emotivo alegato ante el Parlamento Europeo para que Ucrania sea admitida en la UE y recibió una gran ovación. “Demostrad que estáis con nosotros”, dijo. “Demostrad que no nos vais a dejar marchar”.

Tomado de:
https://www.infobae.com/america/

71
     EL COMITÉ DE ASALTO AL CAPITOLIO PLANTEA CARGOS DE "CONSPIRACIÓN CRIMINAL"
                                                             CONTRA TRUMP


En un documento judicial presentado este miércoles, los investigadores apuntan a dos posibles delitos: conspiración para defraudar a EEUU y obstrucción a un proceso oficial del Congreso



El expresidente estadounidense Donald Trump (2017-2021) y uno de sus asesores legales, John Eastman, participaron en una "conspiración criminal" para revertir el resultado de las elecciones presidenciales de 2020, según apuntó al comité del Congreso que investiga el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021.

En un documento judicial presentado este miércoles, los investigadores del comité apuntan a dos posibles delitos: conspiración para defraudar a EEUU y obstrucción a un proceso oficial del Congreso.

"La evidencia e información disponible establece que hay una creencia honesta de que Trump y otros pudieron haber estado implicados en actos criminales y/o fraudulentos, y que la asistencia legal del acusado fue utilizada para avanzar estas actividades", señalan los investigadores ante el juez.

En concreto, indican que Eastman y Trump trabajaron conjuntamente para tratar de convencer al entonces vicepresidente Mike Pence para que obstaculizase la certificación de los votos del Colegio Electoral, que daban la victoria al candidato demócrata y actual presidente, Joe Biden.

Por ello, señalan "al expresidente y miembros de su campaña por haber estado implicados en una conspiración para defraudar a EEUU".

Se trata de la acusación más sería planteada hasta ahora por el comité que investiga el asalto al Capitolio. Señalan "al expresidente y miembros de su campaña por haber estado implicados en una conspiración para defraudar a EEUU​"

Este grupo de legisladores, formado por una mayoría de congresistas demócratas, tiene como objetivo determinar por qué ocurrió el asalto, quién fue responsable y qué puede hacerse para evitar otro suceso similar.

Con ese propósito, ha solicitado acceso a documentos y ha citado a declarar a aliados de Trump, que en algunos casos se han negado a cooperar, lo que ha provocado que el exasesor presidencial Steve Bannon sea acusado de desacato por la vía penal.

Aunque el comité no tiene capacidad para presentar cargos criminales, tiene previsto divulgar un informe sobre su investigación, que podría trasladarse al Departamento de Justicia para que evalúe posibles acciones criminales.

Tomado de:
https://www.elconfidencial.com/

72
         BIDEN CIERRA ESPACIO AÉREO A AVIONES RUSOS E INSISTE EN QUE NO ENVIARÁ
                                                       TROPAS A UCRANIA




Joe Biden insistió en su respaldo a Ucrania y a su presidente, Volodimir Zelenski y dijo que Putin había cometido un «error de cálculo» al invadir la exrepública soviética, algo que a su juicio tendrá un precio alto para el mandatario ruso

TalCual

El presidente de EEUU, Joe Biden, presentó el martes 1° de marzo el discurso del Estado de la Unión dedicando gran parte de él a la situación en Ucrania y la invasión rusa a ese territorio. En ese sentido, su administración reiteró el respaldo al gobierno de su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski, al inicio de su discurso.

«Estamos con el pueblo ucraniano. Hemos aprendido la lección. Cuando los dictadores no pagan un precio por sus agresiones, causan más caos», sentenció Biden ante el Congreso de EEUU.

También anunció el cierre del espacio aéreo de EEUU para los aviones rusos, una medida similar a la que adoptó la Unión Europea y países como Finlandia y Suecia; amenazadas por Moscú de ser atacadas si continuaban con su proceso de adhesión a la OTAN.

“Esta noche anuncio que nos uniremos a nuestros aliados y cerraremos el espacio aéreo estadounidense a todos los vuelos rusos, para aislar aún más a Rusia”, palabras que causaron un aplauso de pie en las dos cámaras del Legislativo estadounidense.

A su juicio, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, cometió un «error de cálculo» al invadir a Ucrania e insistió en que por esa acción tendrá que pagar un alto precio; amenaza que ha proferido constantemente en las últimas semanas.

Por ello, Joe Biden resaltó que la política de sanciones aplicadas desde Washington a Moscú han dejado «aislado» a Putin, aunque aclaró una vez más que las tropas estadounidenses no entrarán a territorio ucraniano. Hay que recordar que aunque Zelenski firmó el proceso para comenzar la adhesión a la OTAN; aún no es parte de ella y por ende, EEUU no puede actuar para defender a los aliados de esa organización.

“Estados Unidos y nuestros aliados defenderán cada pulgada de territorio de los países de la OTAN con toda la fuerza de nuestro poder colectivo”, insistió.

Por otro lado, Biden defendió el capitalismo como sistema aunque advirtió que este se puede convertir en explotación si no hay competencia, al tiempo que advirtió que eso puede provocar el aumento de los precios.

«Soy un capitalista. Pero el capitalismo sin competencia no es capitalismo. Es explotación, y empuja al alza los precios», recalcó.

Se refirió además a la parte de infraestructura en EEUU al decir que su país tendrá «una década» de obras, refiriéndose al plan aprobado en noviembre de 1,2 billones de dólares con el que aspira transformar el país y ponerlo en el camino de la «competición económica» con China.

«Le he dicho a Xi Jinping, que nunca es bueno apostar en contra del pueblo estadounidense», apuntó el mandatario, en alusión a su homólogo chino.

Aseguró que con ese plan van a crearse millones de trabajos para los estadounidenses, y se van a modernizar las carreteras, aeropuertos, puertos y canales.

El tema migratorio fue otro de los puntos esgrimidos por Biden en el discurso del Estado de la Unión. Allí pidió al Congreso allanar un camino que permita ofrecer la ciudadanía a los llamados «dreamers»; a los beneficiarios del TPS y los trabajadores esenciales.

Reconoció que EEUU tiene que arreglar los problemas que enfrentan en la frontera y arreglar las deficiencias de su sistema migratorio. Destacó que han estado trabajando de la mano de gobiernos como México y Guatemala para crear patrullas para “atrapar a más traficantes de personas” y con otros gobiernos en la región para recibir a más refugiados y asegurar sus propias fronteras.

En otro aspecto de su discurso, Biden defendió el derecho de las mujeres «a decidir» ante las críticas surgidas contra el aborto en EEUU. Por ello, enfatizó que si no se quiere retroceder como nación, hay que proteger el derecho a la atención sanitaria de las mujeres y preservar su derecho a elegir.

Joe Biden también habló en su discurso de su nominada para ocupar la vacante en el Tribunal Supremo dejada por el juez Stephen Breyer, la magistrada afroamericana Ketanji Jackson, a la que describió como “una de las principales mentes legales” de EEUU, y subrayó que cuenta con el apoyo tanto de jueces nominados por los demócratas como por los republicanos.

Tomado de:
https://dolartoday.com/

73
              ZELENSKI FIRMA LA SOLICITUD DE ADHESIÓN DE UCRANIA A LA UE
                     Y CONMINA A ESPAÑA A APOYARLO DE FORMA "ABIERTA Y EXPLÍCITA"




El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, ha firmado este lunes la solicitud de adhesión para que Ucrania forme parte de la Unión Europea y ha pedido al bloque iniciar un "proceso especial" que lleve a una inclusión "inmediata" del país.

En un mensaje a la nación, el mandatario ha hecho un llamamiento a Bruselas para que ponga en marcha el procedimiento y ha dado las gracias a Europa por el apoyo recibido durante la última semana a raíz de la invasión rusa del territorio.

"Nuestro objetivo es estar junto a todos los europeos y, lo más importante, estar en pie de igualdad", ha dicho en relación a la adhesión, un proceso para el que Kiev ya ha pedido avances a la UE con anterioridad, según informaciones de la agencia de noticias Ukrinform.

Zelenski ha dado las gracias, no obstante, a todos sus socios europeos por "estar a su lado" en estos momentos y ha defendido que el país merece entrar en la UE: "Estoy seguro de que esto es justo, de que nos lo merecemos y de que es posible".

Poco después, ha sido el encargado de negocios de Ucrania en España, Dmytro Matiuschenko, el que ha reclamado al Gobierno español que respalde de forma "abierta" y "explícita" el llamamiento del presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, para acelerar la integración del país a la Unión Europea.

El 'número dos' de la Embajada ucraniana en España, recibido este lunes por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha afirmado que ahora es momento de "apoyar claramente" la senda europeísta de Kiev. En el caso concreto de España, ha reconocido que "apreciarían mucho" si hubiese un apoyo "abierto y explícito" hacia la adhesión.

Liberación de presos

Zelenski, asimismo, ha anunciado la puesta en libertad de aquellos presos que han participado en los combates en el este de Ucrania y se encuentran bajo custodia, quienes "podrán compensar su culpa" defendiendo ahora al país.

El presidente ha hecho hincapié en que todos aquellos que puedan unirse a la lucha contra los invasores "deben hacerlo". "Se tomó esta decisión, que no fue fácil desde el punto de vista moral, pero es útil desde el punto de vista de nuestra defensa", ha aseverado.

"Bajo la ley marcial, los combatientes, los ucranianos con experiencia real en combate, serán liberados", ha explicado antes de matizar que todas las sanciones impuestas contra miembros de la Operación Antiterrorista (ATO) y la Operación de las Fuerzas Conjuntas (JFO) en el este serán retiradas".

En el que es ya el quinto día de guerra, Zelenski ha defendido que las fuerzas del país se mantienen "firmes". "Nos han dicho durante mucho tiempo que los ucranianos son de esta o aquella manera. (...) Debido a esto, a menudo no nos dimos cuenta de lo que éramos realmente capaces, y ahora lo estamos demostrando", ha destacado.

Tomado de:
https://www.20minutos.es/actualidad/

74
    SÁNCHEZ RECTIFICA Y ANUNCIA QUE ESPAÑA ENTREGARÁ “MATERIAL MILITAR OFENSIVO
                                                    A LA RESISTENCIA UCRANIANA”


La decisión tensa el Gobierno. Yolanda Díaz la apoya, pero Podemos la rechaza: “Contribuir a la escalada bélica no va a resolver antes el conflicto”, afirma Belarra



Tensión interna en el Gobierno por el envío directo de armas a Ucrania, una medida que la vicepresidenta Yolanda Díaz apoya, pero que Podemos ―un partido al que ella, el mayor cargo institucional de Unidas Podemos, no pertenece― considera un error. El giro de Pedro Sánchez, que el lunes defendía enviar armas solo a través del mecanismo europeo y que este miércoles ha anunciado en el Congreso el envío directo de “material militar ofensivo a la resistencia ucraniana”, ha provocado una fractura de los ministros de Podemos con el resto del Ejecutivo.

Mientras Díaz dejaba claro su respaldo al envío de armas anunciado por Sánchez ―”el presidente tiene todo nuestro apoyo, son decisiones difíciles, estábamos informados, todos”, ha dicho la vicepresidenta―, Ione Belarra, ministra y secretaria general del partido fundado por Pablo Iglesias, ha anunciado en los pasillos del Congreso que la medida no les parece adecuada y que ha echado de menos en el discurso del presidente una apuesta mayor por las soluciones diplomáticas. Y Pablo Echenique, también de Podemos y portavoz parlamentario del grupo, ha sido rotundo en la tribuna: “El envío de armas nos parece un error, no es una medida eficaz. No a la guerra sin matices y sin peros”.

La división dentro de Unidas Podemos ha quedado así más en evidencia que nunca, porque poco después Jaume Asens, de los comunes, también se sumó a la posición de Díaz frente a las críticas de Podemos. “Ucrania ahora mismo está siendo invadida, tiene derecho a defenderse. La comunidad internacional no puede quedarse de brazos cruzados y tiene que ayudarla”, justificó el presidente del grupo parlamentario .

Esta reacción de Podemos ha molestado al sector socialista, aunque varios ministros y fuentes cercanas a Sánchez coinciden en que esta cuestión es una diferencia importante, pero que no pone en riesgo la coalición ni la estabilidad del Gobierno. Según fuentes de su entorno, Sánchez no quiere que la tensión en la coalición vaya a más y tratará de encapsular el problema como una reacción de Podemos para agradar a sus bases. “El mayor regalo que podríamos dar a Putin es la sensación de que el Parlamento sale dividido de este debate”, ha sentenciado el presidente. Sánchez se ha esforzado en todo momento en buscar esa unidad no solo en el Gobierno sino en todo el Congreso, y precisamente para lograrla cambió la posición sobre el envío de armas de forma individual y no solo a través del mecanismo europeo. En su respuesta a Echenique, el presidente ha evitado cargar las tintas. Ha señalado que las diferencias son “legítimas” pero ha concluido: “Creo honestamente que están equivocados. Ucrania tiene derecho a defenderse, está combatiendo de un modo desigual”. En La Moncloa insisten en que esta batalla de Podemos y las críticas de varios grupos de la oposición se quedan muy pequeñas ante las dimensiones del desafío para Europa y las democracias occidentales que ha planteado Putin.

Versiones distintas

Cuando tomó la decisión de dar el giro, el martes por la tarde, el presidente habló con Díaz, mientras el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, lo hizo con Belarra, según fuentes del Ejecutivo. Aquí las versiones difieren. Podemos sostiene que esta última avisó a Albares de que su grupo no estaba de acuerdo y le pidió que no hicieran este giro, pero los socialistas afirman que el rechazo no fue ni mucho menos tajante.

Según fuentes de Podemos, Albares y Belarra buscaron alguna solución intermedia para que Sánchez no anunciara el envío de armas en el pleno, pero finalmente no hubo acuerdo y por eso este miércoles se ha hecho pública la diferencia de posiciones. Los socialistas señalan que no hubo ese intento de vía intermedia y tampoco Podemos dejó tan claro su rechazo, por lo que les ha sorprendido la reacción de este miércoles. En cualquier caso los dos sectores coinciden en que la conversación, larga, fue en buen tono. Albares trataba de convencer a Belarra de que en realidad no hay tanta diferencia entre mandar armas españolas a través del mecanismo europeo, como se había acordado en la UE el domingo, o hacerlo directamente, porque al final el resultado es el mismo. Pero no hubo acuerdo.

Hasta el martes, Podemos estaba apoyando la posición anterior, es decir, el envío de armas a través del mecanismo europeo, algo simbólicamente diferente pero con un efecto real similar. De hecho, cuando la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, anunció el martes que España enviaría armas a Ucrania a través de ese mecanismo, nadie en Podemos lo criticó. Esta crítica inusual de Belarra al presidente en los pasillos del Congreso en un debate clave ha generado muchos comentarios entre los ministros y diputados, pero La Moncloa se esfuerza por limitar la tensión a un contratiempo sin más consecuencias.

“Contribuir a la escalada bélica no va a resolver antes el conflicto y puede llevarnos a un escenario incierto y muy peligroso de conflicto mundial. Hemos echado en falta referencias a las vías diplomáticas y creo que eso evidencia que España y la UE no están poniendo todos los esfuerzos que deberían en reforzar las vías diplomáticas y que podamos tener una solución dialogada y pacífica al conflicto”, afirmó la secretaria general de Podemos tras escuchar a Sánchez, una postura que también defendió la número dos del partido y ministra de Igualdad, Irene Montero.

Así, Podemos no oculta su malestar y se desmarca de la decisión anunciada por el presidente, después de casi una semana de aparente sintonía entre los dos partidos. La formación considera que el PSOE no ha aguantado la presión de la derecha y que ese ha sido uno de los factores que ha propiciado el cambio de opinión de Sánchez.

UP, por su parte, llevaba días lidiando con las tensiones internas dentro de su espacio, donde la posición de Izquierda Unida, que el viernes pasado apoyó una manifestación en Madrid contra la guerra y la OTAN, se había evidenciado ya en la votación de este martes en el Parlamento Europeo sobre una resolución que apoyaba el ingreso de Ucrania en la UE. Mientras los eurodiputados de Podemos dieron su respaldo a la iniciativa, los dos de IU (Sira Rego y Manu Pineda) se abstuvieron. Este miércoles, sin embargo, su coordinador general, el ministro Alberto Garzón, evitó hacer declaraciones públicas, aunque su postura, asegura su entorno, es la misma que la expresada por Díaz.

El cambio de en la posición inicial de España, que era uno de los escasos países europeos que no había comprometido el envío unilateral de armas para repeler la agresión de las tropas rusas dirigidas por Putin, incluye el declarar a Rusia como paraíso fiscal. “Les anuncio que una de las medidas que desde España vamos a impulsar tanto en la UE como en la OCDE es la declaración de Rusia como un paraíso fiscal incluyendo a ese país en la lista negra de paraísos fiscales”, ha precisado Sánchez. El jefe del Ejecutivo ha insistido en la necesidad de dar una respuesta unida y contundente a la “provocación inaceptable” que supone la agresión rusa, “un atentado contra el orden internacional”. “Putin teme a Europa porque teme a la democracia, por eso ataca a Europa. Por eso quiere acabar con la construcción de una Europa fuerte. Putin desprecia la democracia. Lo que está en juego es la fortaleza de la Unión Europea. Raramente, se produce una guerra entre dos naciones democráticas”, ha expresado Sánchez.

Abascal diferencia entre los refugiados ucranios y los musulmanes

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha defendido este miércoles que debe darse un trato distinto a unos migrantes y otros en función de su origen. "Estos sí son refugiados de guerra. Esos, mujeres, niños, ancianos, sí deben ser acogidos en Europa", ha dicho Abascal en alusión a los ucranios que huyen de la agresión rusa y a quienes la UE se ha comprometido a acoger. Y ha añadido, entre aplausos de su bancada: "Cualquiera puede entender ahora perfectamente cuál es la diferencia entre esos flujos de refugiados y las invasiones de jóvenes varones en edad militar y de origen musulman que se han lanzado contra distintas fronteras de Europa en un intento de desestabilizarla y de colonizarla".

España recibió el año pasado ​​65.404 peticiones de asilo. Copan los primeros puestos, en este orden, los venezolanos (que viven una grave crisis humanitaria en su país), colombianos (que protagonizan un éxodo creciente ante un proceso de paz inconcluso), marroquíes (que denuncian persecución política, violencia de género y por identidad sexual) y malienses (sumidos en un complejo conflicto armado desde 2012). España no es un país especialmente generoso en su reconocimiento de protección: en los últimos años, el 95% de los solicitantes ha visto rechazada su solicitud.

Santiago Abascal ha iniciado su discurso mostrando su apoyo total "al Gobierno y al pueblo de Ucrania" y ha dicho que "el culpable de esta gravísima situación" es el "sátrapa" Vladímir Putin, aunque ha agregado que el mandatario ruso "nunca se habría atrevido a esta guerra criminal" si no fuera porque "desde hace mucho tiempo la Comisión Europea, impulsada por conservadores y socialistas, ha dejado a la UE en vulnerabilidad económica y energética".

Tomado de:
https://elpais.com/

75
                            JOE BIDEN IMPONE SANCIONES A RUSIA Y ADVIERTE:
                                      "ES EL PRINCIPIO DE UNA INVASIÓN DE UCRANIA"
                                                             PABLO PARDO


El presidente de EEUU responde así a los últimos movimientos de su homólogo ruso de reconocer a los separatistas ucranianos y de enviar tropas al extranjero


El presidente de EEUU, Joe Biden.

Estados Unidos enviará más soldados a los Países Bálticos para protegerlos de un posible ataque ruso. Los militares procederán de los más de 60.000 que Washington tiene en Europa. Así lo explicó hoy el presidente estadounidense, Joe Biden, en un mensaje al país en respuesta a la invasión rusa de Ucrania. Biden no especificó cuántos soldados serán enviados, ni cuándo se llevará a cabo el despliegue. Además, anunció sanciones para aislar a Moscú del sistema financiero occidental.

Los Países Bálticos -Lituania, Estonia, y Letonia- son naciones independientes que la Unión Soviética se anexionó ilegalmente al término de la Segunda Guerra Mundial, y que en la actualidad son parte de la OTAN. La Alianza Atlántica tiene destacamentos en ellos, con tropas de diferentes países -entre ellos España- para protegerlos de una posible invasión rusa como la que se está produciendo en Ucrania.

Además, Biden anunció una serie de medidas económicas como represalia a la entada de una enorme fuerza militar de ese país, con misiles, tanques y artillería pesada, en la región de Ucrania controlada por los separatistas prorrusos, armados, entrenados y financiados por Moscú. El presidente de Estados Unidos prohibió a las entidades financieras de su país procesar operaciones de la agencia de desarrollo del Estado ruso, VEB, lo que constituye un golpe directo a las instituciones financieras controladas por el Kremlin y, además, afecta a una entidad que el Gobierno de Putin emplea para financiar el desarrollo económico del país. La otra afectada es el Promsvyazbank, una entidad controlada por el Ministerio de Defensa del país. Al elegir ambos bancos, la Casa Blanca ha golpeado a instituciones financieras controladas por la elite que rodea a Putin. En los próximos días se espera que haya más sanciones contra individuos de la órbita del dictador ruso.

Biden también anunció que EEUU prohibirá la colocación de deuda rusa en Europa y Estados Unidos. Eso, según el presidente, significa que "hemos cortado el acceso del Gobierno de Rusia a la financiación de Occidente". Moscú, dijo, "no podrá financiarse en Occidente ni negociar su deuda en nuestros mercados ni en los mercados europeos". Es, en realidad, una medida mucho menos relevante que lo que la retórica del presidente sugiere. La razón es que Rusia apenas tiene deuda. Su ratio de deuda en relación al PIB es de apenas el 20%, en buena medida porque el Gobierno de Putin ha hecho un tremendo esfuerzo para no depender de la financiación exterior y, así, reforzar su invulnerabilidad a las sanciones. Es la "economía de la fortaleza", como ha sido llamada, y que Rusia lleva practicando desde hace casi una década.

Tomado de:
https://www.elmundo.es/

Páginas: 1 2 3 4 [5] 6 7 8 9 10 ... 72