Forofilo
 

Noticias y Boletines -

Bienvenido
 

 

Noticias Automaticas -

LA UNCIÓN SOCIALISTA DE AMLO
por Dr. Alberto Roteta Dorado - Septiembre 20, 2021, 07:50:38 pm
                                         LA UNCIÓN SOCIALISTA DE AMLO
                                                          Julio M. Shiling


Los festejos del 211º Día de la Independencia de México y la VI Cumbre de la CELAC, sirvieron para elevar a AMLO dentro de las filas socialistas



El pasado jueves 16 de septiembre se cumplió el 211 aniversario de la declaración de independencia de México. Se preparó un desfile cívico-militar multitudinario para la ocasión. El evento, sin embargo, estuvo dedicado al socialismo a solicitud de Andrés Manuel López Obrador (AMLO). No se honró a México sino al comunismo cubano. Se trató de una fiesta religiosa pagana y política, donde el centro de mando del imperialismo socialista continental, La Habana, ungió oficialmente a AMLO. Fue una afrenta a México y al mundo libre.

El dictador cubano, Miguel Díaz-Canel, fue el invitado de honor. AMLO siguió meticulosamente el guion que el gobierno marxista-leninista le dio. Denigrándose totalmente a sí mismo, el jefe de Estado mexicano hizo declaraciones vergonzosas y bizarras durante todo el día. Cuba comunista fue catalogada, por él, como una “nueva Numancia” (un asentamiento celtíbero en la actual España que combatió a la antigua Roma). AMLO añadió: “Creo que debería ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la misma razón”. El principal objetivo de supervivencia del régimen castrista, que Estados Unidos ponga fin al embargo, era una tarea previsible que el presidente de México asumiría por la dictadura castrocomunista.   

Funcionando como un lacayo habitual, AMLO dirigió el mensaje del régimen castrista tanto al gobierno americano como a la comunidad cubana en el exilio. La comunicación para la administración Biden-Harris era predecible: “levanten el bloqueo (un término equivocado: en realidad es un embargo)”. A los cubanos que viven libres en Estados Unidos, el presidente mexicano les pidió que, en efecto, terminaran la lucha por la libertad, que renunciaran a los derechos naturales de sus hermanos en la Isla a vivir libremente y que aceptaran la dictadura comunista como un hecho inmutable.

El castrocomunismo, desde que tomó el poder en 1959, comenzó inmediatamente su guerra para imponer el socialismo en las Américas. Durante treinta años, la Unión Soviética pagó la factura y Cuba fue el agente material de la subversión. Desde el colapso de la URSS, el dictador Fidel Castro ideó el Foro de Sao Paulo (FSP) en 1990 para continuar el asedio marxista-leninista, pero con una metodología reformulada, ya que las subvenciones soviéticas se habían agotado. Venezuela fue el primer país en adoptar este nuevo prototipo dictatorial. Con La Habana dando las órdenes y el régimen títere de Chávez drenando la riqueza de Venezuela para financiar esta guerra, el socialismo avanzó más en los treinta años siguientes a la estrategia de reconfiguración comunista del PSF, que en el mismo lapso de tiempo anterior.

Cuba comunista está ansiosa por darle a AMLO un mayor papel en esta campaña hegemónica socialista. El presidente mexicano es natural para este trabajo por muchas razones. Como verdadero creyente en el socialismo, este ideólogo, que ha pasado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al Partido de la Revolución Democrática (PRD) y finalmente, en 2018, al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) siempre ha contado con el apoyo de La Habana y es un radical de confianza. Algunos en los círculos de inteligencia, han sugerido que la fundación de Morena por parte de AMLO fue elaborada con el asesoramiento del régimen cubano. Hay muchas razones por las que el presidente mexicano es muy venerado por el castrismo.

La aquiescencia tácita que tiene AMLO con los cárteles de la droga de su país, dada la importancia de los fondos del narcotráfico para promover y sostener el socialismo continental, es una clara ventaja. México tiene la segunda economía más grande de América Latina (después de Brasil), donde Estados Unidos es su mayor socio comercial. La enorme frontera que comparte con USA y su función de guardia fronteriza de facto para Washington, le da a México una gran ventaja. El castrocomunismo conoce muy bien todo esto y siente que ha llegado el momento de hacer un mayor uso de AMLO.

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) es otro invento del FSP castrista, que Hugo Chávez dio a conocer en 2010. Su propósito es demeritar la Organización de Estados Americanos y desafiar la influencia de Estados Unidos en la región. La reunión reciente de la CELAC, su sexta cumbre, fue alojada por AMLO en México el sábado 18 de septiembre y a ella asistieron más de una docena de presidentes y primeros ministros. “Debemos construir en el continente americano”, dijo el presidente mexicano, “algo parecido a lo que fue la comunidad económica que fue el inicio de la actual Unión Europea”. AMLO hablando por el izquierdismo, no tiene intención de abrir espacios democráticos. Al contrario.

El proyecto continental socialista no pretende limitar el activismo político a los actores latinoamericanos. Esta VI Cumbre de la CELAC dio pruebas de con quién quiere asociarse la izquierda. A petición de AMLO, el dictador chino, Xi Jinping, por vía de un video se dirigió a la misma. El tirano de China dijo que “las relaciones entre China y América Latina han entrado en una nueva era con igualdad, beneficio mutuo, innovación, apertura y beneficios tangibles para los pueblos”.

A pesar de los pronunciamientos valientes contra los regímenes comunistas de Cuba, Venezuela y Nicaragua de los presidentes de Uruguay y Paraguay, Luis Lacalle Pou y Mario Abdo Benítez, respectivamente, la CELAC es estructural y moralmente irreformable. Todos los líderes democráticos deberían seguir el ejemplo del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que retiró a su país de la organización alegando, muy acertadamente, su sesgo hacia las dictaduras de izquierda. Durante la cumbre, Nicolás Maduro pidió que se erigiera una sede permanente de la CELAC en México. El dictador venezolano sabe de la intención de La Habana de hacer de AMLO una figura más destacada en esta embestida hemisférica socialista.   

Los festejos del 211º Día de la Independencia de México y la VI Cumbre de la CELAC, sirvieron para elevar a AMLO dentro de las filas socialistas. Por ello, Cuba comunista, el gran maestro de la subversión marxista-leninista en el hemisferio occidental, fue el invitado de honor privilegiado. Irónicamente, ese mismo jueves 16 de septiembre, el Parlamento Europeo votó abrumadoramente para condenar al régimen castrista por su conducta crasa tras el levantamiento cubano del 11 de julio. Además, el organismo político de la UE sancionó a individuos e instituciones responsables de los atroces actos, bajo la “Ley Magnitsky”. Esta fue una derrota brutal para el comunismo cubano y sus apologistas como AMLO. Ahora es obvio que México está claramente en el plan de la ofensiva socialista del régimen castrista. No se puede contar con Biden-Harris para nada que tenga que ver con el combate al socialismo. La Habana, Pekín y Teherán también lo saben.     

Tomado de:
https://elamerican.com/?lang=es


Leer más...
Vistas: 16 Respuestas: 0



DÍAZ-CANEL ARREMETE CONTRA LA CONQUISTA ESPAÑOLA EN EL DÍA DE LA PATRIA EN
por Dr. Alberto Roteta Dorado - Septiembre 20, 2021, 05:42:11 pm
                        DÍAZ-CANEL ARREMETE CONTRA LA CONQUISTA ESPAÑOLA
                                             EN EL DÍA DE LA PATRIA EN MÉXICO


El presidente cubano fue el invitado de honor ayer en las celebraciones por la independencia




Miguel Díaz-Canel efectúa su tercera visita a Ciudad de México –durante el mandato del presidente López Obrador–, junto al ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez. Esta visita coincide con la celebración ayer del día de la Independencia de México, en la que el presidente cubano fue el invitado de honor. Su viaje se enmarca también dentro de la VI Cumbre de Jefes de Estado de la izquierdista Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

López Obrador y Díaz-Canel, ambos con antepasados directos españoles –cántabros y asturianos–, sumaron ayer su rechazo hacia la conquista española, tema recurrente del presidente mexicano, y también hicieron un alegato para el desbloqueo de la economía cubana, ante una asfixiante crisis agravada por la pandemia. Hasta 15.000 efectivos de las Fuerzas Armadas mexicanas ocuparon la Plaza de la Constitución, coloquialmente como del Zócalo, dentro de los actos para conmemorar los 200 años de la independencia de la Corona española. El objetivo de tal boato vislumbra el reclamo público de la interrupción del bloqueo económico a Cuba por parte de Estados Unidos.

«Ojalá que el presidente Biden actúe con esa grandeza y ponga fin para siempre a la política de agravios hacia Cuba», reclamó López Obrador

López Obrador pidió al presidente de EE.UU., Joe Biden, que «cese los agravios a Cuba», destacando el papel del pueblo de la nación caribeña por «resistir 62 años ante el bloqueo estadounidense». El político mexicano explicó que «ningún Estado tiene derecho a someter a otro pueblo». Calificando de «hazaña histórica» lo sucedido tras la revolución cubana. «Díaz-Canel representa a un pueblo que ha sabido de defender con dignidad su derecho a vivir libres e independientes sin permitir la injerencia de ninguna potencia», señaló López Obrador, el mismo día en que el Parlamento Europeo ha denunciado las represalias del régimen tras las protestas del 11 de julio. «Ojalá que el presidente Biden, quien posee suficiente sensibilidad política, actúe con esa grandeza y ponga fin para siempre a la política de agravios hacia Cuba», reclamó.

Contra el embargo

Los requerimientos para el desbloqueo pedido desde la tribuna a Biden llevaron a AMLO a citar textualmente a George Washington sobre que ninguna nación debe aprovecharse «del infortunio de los pueblos» y agregó que se «ve mal» que el Gobierno estadounidense utilice estas prácticas.

En su intervención, Díaz-Canel también hizo referencia al embargo de la isla, ya que «sufren los embates de una guerra con un bloqueo recrudecido oportunistamente», achacando la crisis a la pandemia que, según sus palabras, afecta a países de menor desarrollo. Casi todo el coloquio trató sobre la conquista española que calificó de «terrible», con «matanza y destrucción sin freno de las tropas al mando de Hernán Cortés que venían de Cuba». Prosiguió definiendo ese ejército como «la civilización que se echó sobre el pueblo azteca para destruirlo», olvidándose que la victoria de Cortés fue posible gracias a los 9.500 soldados indígenas de Cempoala, los tlaxcaltecas y de Cholula que se aliaron con los españoles.

El dirigente cubano no desaprovechó la ocasión para señalar a los medios de comunicación sobre las informaciones respecto a su régimen: «Estamos enfrentado paralelamente una campaña de odio y desinformación montadas sobre plataformas digitales».

Tomado de:
https://www.abc.es/ - vca=logo&vmc=abc-es&vso=noticia.foto.internacional&vli=cabecera


Leer más...
Vistas: 16 Respuestas: 0



LACALLE POU RECITÓ LA CANCIÓN “PATRIA Y VIDA” EN LA CARA DEL DICTADOR CUBANO ...
por Dr. Alberto Roteta Dorado - Septiembre 20, 2021, 05:10:04 pm
                          LACALLE POU RECITÓ LA CANCIÓN “PATRIA Y VIDA”
                                 EN LA CARA DEL DICTADOR CUBANO DÍAZ-CANEL

                                                            Yulier Suarez

El presidente uruguayo protagonizó un momento histórico en la cumbre de la CELAC cuando enfrentó al cubano, que estaba presente en la sala. “Que no siga corriendo la sangre por querer pensar diferente”, citó con tono firme.



Luis Lacalle Pou protagonizó dos momentos importantes en la tensa cumbre de la CELAC en México ante los dictadores de Cuba y Venezuela: en ambos casos exigió democracia.

“El presidente de Cuba utiliza argumentos de mi nación que, obviamente, no comparto ni son ciertos. Sí hay algo que es cierto: en mi país, por suerte, la oposición puede juntar firmas, la oposición tiene resortes democráticos para quejarse… Esa es la gran diferencia con el régimen cubano”, afirmó el uruguayo y recitó una estrofa de “Patria y Vida”, la canción que se transformó en una emblema de la lucha contra la dictadura cubana: “Quiero citar una canción muy linda que quienes la cantan se sienten oprimidos por el gobierno: ‘Que no siga corriendo la sangre por querer pensar diferente, quién les dijo que Cuba es de ustedes si mi Cuba es de toda mi gente’”.

La canción “Patria y vida”, abiertamente contraria al régimen de la isla y sus políticas, es una contraposición a la consigna revolucionaria cubana “Patria o muerte”. En ella se alude a acontecimientos recientes como la protesta en noviembre pasado del Movimiento San Isidro, que acabó con el desalojo y detención de artistas y activistas encerrados en huelga de hambre en protesta por la detención del rapero contestatario Denis Solís. Y, además, se transformó en un símbolo de las históricas protestas del 11 de julio pasado.

Tras el lanzamiento del tema, la dictadura sintió el impacto que tuvo en la sociedad cubana e incrementó la persecución contra algunos de los artistas que participaron del proyecto, como el caso de Luis Manuel Otero Alcántara, quien estuvo un mes recluido contra su voluntad en un hospital de La Habana tras iniciar una huelga de hambre, y es constantemente perseguido por las fuerzas de seguridad del régimen.

“¡Ya no gritamos Patria y muerte, sino Patria y vida!”, “el pueblo pide libertad, no más doctrina” y “Cuba es de toda la gente”, son varias de las frases que provocaron la reacción furibunda del régimen en los últimos meses.

En la popular canción también hay referencias a la dolarización parcial de la economía cubana en medio de la grave crisis que atraviesa el país, donde el Estado comercializa desde hace meses en divisas buena parte de los alimentos y productos básicos, pese a que la mayoría de la población no cobra en esa moneda ni puede adquirirla por vías oficiales. En la letra se menciona la irrupción de agentes de Seguridad del Estado el 26 de noviembre a la sede de la agrupación para reprimir a los acuartelados que leían poesía y participaban en una huelga de hambre para exigir la liberación del rapero contestatario Denis Solís. “Rompieron nuestra puerta, violaron nuestro templo y el mundo está consciente de que el Movimiento San Isidro continúa puesto”, cantan los intérpretes, todos ellos muy populares en Cuba y en Miami, donde está la mayor parte del exilio político y una gran comunidad de emigrados de la isla.

El impacto de la canción es indudable. Desde que salió a la luz, no hay marcha, tanto en Cuba como en el exterior, en la que se no se reclame libertad bajo la consigna “Patria y vida”.

Tras la intervención de Lacalle Pou, el dictador Díaz- Canel tomó la palabra sin permiso y acusó al uruguayo de tener “muy mal gusto musical”. Leyendo su respuesta y visiblemente nervioso, replicó: “Si el presidente Lacalle quiere discutir cosas con nosotros, le pedimos que nos propicie un espacio y los discutamos frente a frente sin tener que traer temas a la CELAC”.

El segundo momento impactante de la intervención del presidente uruguayo fue cuando identificó por su nombre a las dictaduras de la región y exigió democracia: “Participar de este foro no significa ser complaciente. Y con el respeto debido, cuando uno ve que en determinados países no hay una democracia plena, cuando no se respeta la separación de poderes, cuando se utiliza el aparato represor para callar las protestas, cuando se encarcelan opositores, cuando no se respetan los DDHH, nosotros en voz tranquila pero firme debemos decir con preocupación que vemos gravemente lo que ocurre en Cuba, Nicaragua y Venezuela”.

En la sala, además del dictador cubano, estaba el venezolano Nicolás Maduro que le tocó la palabra inmediatamente después. Enfurecido, comenzó su intervención con un desafío directo a quienes denunciaron la brutalidad de su régimen: “Que ponga Lacalle la fecha y el lugar. O usted López Obrador. Y Venezuela está lista para debatir de democracia, de libertades, de resistencia, de revolución y de lo que haya que debatir de cara a los pueblos, en transmisión en vivo y en directo, o en privado. Como ustedes quieran. Con respeto y sin exclusiones”.

Tomado de:
 https://newgenerationnews.eu/


Leer más...
Vistas: 60 Respuestas: 0



EL PRESIDENTE DE URUGUAY HUMILLA A LA DICTADURA CUBANA: "QUIÉN LE DIJO QUE ...
por Dr. Alberto Roteta Dorado - Septiembre 20, 2021, 04:48:39 pm
                 EL PRESIDENTE DE URUGUAY HUMILLA A LA DICTADURA CUBANA:
                                    "QUIÉN LE DIJO QUE CUBA ES DE USTEDES..."


Durante su intervención en una cita regional, Luis Lacalle utilizó palabras de una conocida canción anticastrista para arremeter contra la dictadura.



Durante este fin de semana, México fue anfitrión de la VI Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) centrada en la integración política y económica para afrontar la crisis que ha dejado la pandemia por coronavirus y la urgencia de la solidaridad regional.

Además de los acostumbrados discursos llenos de buenas intenciones, una intervención destacó sobre las demás. El presidente de Uruguay hizo uso de su turno para asegurar que ve "con preocupación" la situación de países "en los que no hay democracia plena", refiriéndose a tres países de la región en particular.

Dijo que "participar de este foro no significa ser complaciente. Y con el respeto debido, cuando uno ve que en determinados países no hay una democracia plena, cuando no se respeta la separación de poderes, cuando se utiliza el aparato represor para callar las protestas, cuando se encarcelan opositores, cuando no se respetan los Derechos Humanos, nosotros en voz tranquila pero firme debemos decir con preocupación que vemos gravemente lo que ocurre en Cuba, Nicaragua y Venezuela".



"La oposición puede juntar firmas, tiene resortes democráticos para quejarse, esa es la gran diferencia con el régimen cubano", expresó Luis Lacalle, presidente de Uruguay.

Luis Lacalle también señaló que en su país "la oposición puede juntar firmas, tiene resortes democráticos para quejarse, esa es la gran diferencia con el régimen cubano" y lo hizo para responder a unas palabras de Miguel Díaz-Canel, cabeza de la dictadura cubana, acusando al mandatario uruguayo de no escuchar a su pueblo, en referencia al proceso de recolección de firmas contra una ley sobre los precios de los combustibles.

Antes de acabar su intervención, Lacalle hizo un guiño a los movimientos opositores de Cuba representados por los artistas que compusieron la canción "Patria y Vida", convertida en todo un himno por la libertad en la isla: "Quiero citar una canción muy linda que quienes la cantan se sienten oprimidos por el gobierno: 'Que no siga corriendo la sangre por querer pensar diferente, quién les dijo que Cuba es de ustedes si mi Cuba es de toda mi gente'".

Como era de esperar, Nicolás Maduro respondió a Lacalle y lo desafió: "Que ponga Lacalle la fecha y el lugar. O usted López Obrador. Y Venezuela está lista para debatir de democracia, de libertades, de resistencia, de revolución y de lo que haya que debatir de cara a los pueblos, en transmisión en vivo y en directo, o en privado. Como ustedes quieran. Con respeto y sin exclusiones".

Otro momento destacado fue cuando el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, dijo que "mi presencia en esta cumbre en ningún sentido ni circunstancia representa un reconocimiento al gobierno de Nicolás Maduro. Es de caballeros decirlo de frente". Esto también fue respondido por Maduro: "Le digo al presidente de Paraguay, ponga usted la fecha, el lugar y la hora para un debate sobre democracia, en Paraguay, en Venezuela, en América Latina y estamos listo para darlo, ponga usted el lugar".

Tomado de:
https://www.libertaddigital.com/


Leer más...
Vistas: 68 Respuestas: 0



EL RACISMO Y LO ECONÓMICO NO FUERON LAS CAUSAS DEL LEVANTAMIENTO CUBANO
por Dr. Alberto Roteta Dorado - Septiembre 18, 2021, 11:38:49 am
EL RACISMO Y LO ECONÓMICO NO FUERON LAS CAUSAS DEL LEVANTAMIENTO CUBANO
                                                     Por: JULIO M. SHILING

El factor racial es circunstancial y solo puede sostenerse a través de la lente
de la locura de la Teoría Crítica de la Raza




BBC News publicó recientemente, el 20 de agosto, un artículo sobre el levantamiento cubano del 11 de julio. La pieza se centraba en la opinión del historiador y profesor de Estudios Africanos y Afroamericanos de la Universidad de Harvard, Alejandro de la Fuente, sobre Cuba y los posibles desencadenantes de las citadas protestas populares en toda la Isla. La relevancia de este trabajo radica estrictamente en su argumento y en por qué debe ser revisado y cuestionado. El racismo y la economía no fueron las causas de las masivas manifestaciones.

El artículo titulado “Protestas en Cuba: ‘Los que protestaron el 11 de julio fueron los perdedores del capitalismo de Estado y entre ellos están los afrocubanos'”, presenta un punto de vista representativo de otros trabajos y opiniones que busca señalarnos una realidad alternativa cuando se trata de las razones generales de la rebelión cívica que se produjo en toda Cuba el 11 de julio. Intencionalmente o no, el artículo de la BBC News aporta una perspectiva que soslaya el claro propósito de las demandas del pueblo cubano. Los que están familiarizados con el trabajo de de la Fuente, conocen bien su comprensión monotemática y unidimensional de las relaciones raciales en Cuba. 

Una nación para todos: Raza, desigualdad y política en la Cuba del siglo XX, el libro más notable de, de la Fuente, es una obra monumental. Las notas copiosas de enorme valor histórico que incluye este libro son intelectualmente enriquecedoras. Por ello, de la Fuente es digno de elogio. Esta obra es un punto de referencia para la investigación sobre la Cuba republicana (1902-1958) y la ocupación americana del país (1898-1902) tras la Guerra Cubana-Hispano-Americana (1898). El volumen, cuantitativa y cualitativamente hablando, de citas y notas, de nuevo, es de lo más impresionante.   

La debilidad de, de la Fuente, no radica en su capacidad de investigación ni en su modo de redacción para argumentar su posición. El eslabón más débil del trabajo del profesor de Harvard, son las conclusiones que extrae de toda la investigación académica exquisita. Hay una premisa subyacente en la lectura que hace de la Fuente de los hechos relacionados con los negros cubanos y las relaciones raciales históricas en Cuba. Uno de los elementos defectuosos que prevalece en la Teoría Crítica de la Raza (TCR) y que propugnan los marxistas americanos, se encuentra en su racionalización. Aunque de la Fuente no es un castrocomunista, lleva la noción de las disparidades económicas y de otro tipo entre los negros y los blancos cubanos a un ámbito particular de pensamiento, y llega a sus conclusiones basándose en estos factores, omitiendo otras variables seminales que socavan su premisa.

Respondiendo a por qué creía que la desigualdad racial era fundamental para explicar las protestas, de la Fuente declaró para BBC News: “Porque los que salieron a protestar el 11 de julio son los perdedores del nuevo capitalismo de Estado que se ha desarrollado en Cuba en los últimos 30 años”. En efecto, lo que el historiador y prolífico escritor de origen cubano está diciendo es que las modificaciones económicas en Cuba tras el colapso del comunismo soviético, discriminaron a los negros cubanos y, en consecuencia, éstos protestaron masivamente para expresar su descontento. Para que quede claro, las “reformas” que siguieron a la desaparición de la URSS (y sus subsidios), antes de la llegada de Hugo Chávez al poder (1991-1999), consistieron en ampliaciones en numerosos proyectos de políticas.

Las modificaciones de la política estatal postsoviética en Cuba de la década de 1990 incluyen (1) permitir a los inversores extranjeros participar en asociaciones mixtas con el régimen de Castro; (2) ampliar las operaciones de las empresas estatales gestionadas por los militares; (3) ampliar el turismo con fines monetarios y propagandísticos; (4) ampliar la práctica neo-esclavista de arrendar personal cubano en los campos de la medicina, el deporte y otros a gobiernos extranjeros que pagan por ello; (5) fomentar un éxodo a Estados Unidos con la intención de desarrollar un orden económico dependiente del exilio cubano y de la diáspora; (6) acomodar los esquemas de remesas desde el extranjero; (7) permitir actividades económicas del sector no estatal a pequeña escala y limitadas selectivamente; (8) priorizar los intentos de reproche para negociar un acuerdo con Estados Unidos en sus términos dictatoriales; y (7) orquestar un nuevo modelo político socialista no democrático, con una metodología reformulada para alcanzar el poder político, con el propósito de expandir el socialismo en el continente americano (Foro de Sao Paulo 1990).



La variante del “socialismo con características cubanas” (descrita anteriormente), que fue la respuesta a la pérdida de las subvenciones soviéticas en la década de 1990, se reestructuró a mediados de la década del 2000, y ha continuado como un flujo constante de, a la vez, reversiones y coqueteos con campañas para atraer capital extranjero. La expropiación gigantesca de la riqueza venezolana y la profundización en el narcotráfico, no ha significado que la Cuba comunista vuelva a su orden económico anterior a los años ’90. Si bien las estadísticas sugieren que a los cubanos negros, en general, les ha ido menos favorablemente en términos económicos que a los blancos en los últimos 30 años, no explica el panorama completo, y mucho menos hace válidas las afirmaciones más amplias hechas por de la Fuente.

La cuestión del color de la piel para entender las “disparidades” es una variable sintomática, no causal. En el artículo citado de BBC News, de la Fuente afirma que, según el censo de 2012 (el último realizado), los no blancos constituyen el 36 % de la población. Si el 64 % de la población no es negra, claramente, los blancos son mayoría. El hecho de que la mayoría de los cubanos que han salido de la Isla sean blancos y puedan enviar remesas, puede explicar mejor el factor piel. Sin embargo, esto se queda corto con respecto a la verdad total.

Los dispositivos electrónicos móviles nos han permitido ser testigos de la evidencia. Las multitudes que salieron heroicamente a las calles ese domingo (11 de julio) en más de 50 localidades de toda Cuba eran de todos los colores de piel. Además, todas las reclamaciones expresadas por las multitudes que protestaban no estaban relacionadas con consideraciones económicas o raciales. No había consignas del tipo “Black Lives Matter” en ninguna parte.

Los regímenes totalitarios discriminan basándose en la idoneidad ideológica, la servidumbre al régimen y la conexión con la élite. La propuesta de que el racismo y la “injusticia” económica impulsaron las manifestaciones populares masivas es absurda. Es reduccionista en el mejor de los casos y evidencia una incomprensión colosal de la mecánica del régimen comunista cubano y su configuración sistémica.

El factor racial es circunstancial y solo puede sostenerse a través de la lente de la locura de la TCR. José Martí acertó cuando dijo: “No hay odio de razas, porque no hay razas” (“Nuestra América” 1891). En lo que insistió el héroe nacional de Cuba fue en que la identidad nacional cubana, servía para fundir todas las razas en una ciudadanía cubana compartida. Fiel a la creencia de Martí, el pueblo cubano del 11 de julio, en sus legítimos llamamientos a la libertad y al fin del comunismo, habló como uno solo. Son “cubanos”, no blancos ni negros.

Tomado de: https://elamerican.com/?lang=es


Leer más...
Vistas: 32 Respuestas: 0



Páginas: [1] 2 3 ... 255