Forofilo
 

Noticias y Boletines -

Bienvenido
 

 

Noticias Automaticas -

¿Que tan idiota hay que ser para ponerse una "vacuna" experimental?
por FOROFILO - Julio 20, 2021, 07:21:04 pm
La FDA en su streaming de su canal oficial de YouTube muestra una diapositiva con los efectos secundarios esperados en las vacunas, la diapositiva en cuestión dura menos de un segundo en pantalla, ver minuto 2:33:40 y detener el vídeo, o vea la captura aquí abajo:





Video, ver minuto 2:33:40


Síndrome de Guillain-Barré
Encefalomielitis aguda diseminada
Mielitis transversa
Encefalitis/Mielitis/Encefalomielitis
Meningoencefalitis/Meningitis
Encefalopatía
Convulsión/Convulsiones
Accidente cerebrovascular (stroke)
Narcolepsia y Cataplexia
Anafilaxia
Infarto agudo de miocardio
Miocarditis/Pericarditis
Enfermedad autoinmunitaria
Muertes
Embarazo y resultados del parto
Otras enfermedades desmielinizantes agudas
Reacciones alérgicas no anafilácticas
Trombocitopenia
Coagulación intravascular diseminada
Trombosis venosa
Artritis y Artralgia/dolor articular
Enfermedad de Kawasaki
Síndrome inflamatorio multisistémico en niños
Enfermedad potenciada por la vacuna



Algunos resultados en los borregos que fueron a vacunarse
































Leer más...
Vistas: 22 Respuestas: 0



11 DE JULIO, EL DESPERTAR DE LOS CUBANOS
por Dr. Alberto Roteta Dorado - Julio 18, 2021, 05:55:28 pm
                    11 DE JULIO, EL DESPERTAR DE LOS CUBANOS
                                 Por el Doctor Alberto Roteta Dorado.


Los cubanos salieron a las calles de manera espontánea con el firme propósito de poner fin a la dictadura cubana. Es aberrante que el presidente no elegido de Cuba continúe culpando al Gobierno de Estados Unidos o a determinadas asociaciones democráticas de esta nación por las acciones del 11 de julio.



Santa Cruz de Tenerife. España.- Las primeras imágenes de las manifestaciones pacíficas que tuvieron lugar en San Antonio de los Baños, hace apenas unos días, eran alentadoras. No se trataba de un pequeño grupo aislado, como ya ha ocurrido en otras ocasiones, sino de una multitud que reclamaba libertad, patria y vida, abajo la dictadura y abajo el comunismo, sin dejar a un lado los necesarios pedidos de alimentos, medicinas, transporte, etc., esto es, las carencias habituales de los cubanos de estos tiempos. Llamó poderosamente mi atención que los participantes caminaron largos tramos con sus consignas, cada vez más bravas, sin que la policía política o los agentes encubiertos de la Seguridad del Estado los interceptaran.

Mi primer pensamiento fue que la dictadura preparaba en silencio su estrategia. Así se lo hice saber a quienes me enviaron las imágenes desde Cuba y a los que ya comenzaban a “compartir” en las redes sociales desde La Florida, Estados Unidos. Reflexioné desde mi habitual silencio y supe que en la menor brevedad posible el régimen castrista lanzaría a sus agresores habituales contra los manifestantes. Algunos pensaron, con ingenuidad cuasi enfermiza, que la calma duraría mucho más, suficiente para incentivar a otros cientos de cubanos, no solo en San Antonio de los Baños, donde se iniciaron las protestas, sino en otras partes de Cuba.

Las heroicas acciones del 11 de julio, a modo de un breve resumen

Si bien las protestas se sucedieron con rapidez en diversos pueblos de Cuba como Palma Soriano, La Habana, Santiago de Cuba, Camagüey, Bayamo, San José de las Lajas, Guantánamo, Holguín, Cárdenas, Santa Clara, Cienfuegos y Matanzas, entre otros, a pocas horas Miguel Díaz Canel, el “presidente” de Cuba, se dirigió a los cubanos “revolucionarios” incitándoles a la violencia. Según el, la orden estaba dada, sinónimo de salir a combatir a los manifestantes, a los que caracterizó como mercenarios pagados por agencias del gobierno estadounidense.
   
Una ola de terror se desató de inmediato. Los manifestantes fueron embestidos por agentes policiales y de la Seguridad del Estado presentados bajo la apariencia de civiles defensores de la mal llamada revolución. A pesar de la gran diferencia entre ambas partes, toda vez que los manifestantes estaban desarmados y sin otra protección que su valentía – demostrada en estos pocos días como jamás se hiciera en más de sesenta años de represión–, los manifestantes demostraron en todo momento su firme propósito que más allá de cualquier paliativo para sus miserables vidas, era un grito emancipador de libertad, de exigencia a sus derechos ciudadanos, de clamor patrio que nos hizo recordar lo que aprendimos acerca de los valientes mambises que se enfrentaron al colonialismo español.

Centenares de detenidos y golpeados salvajemente, incluidos mujeres y niños, amén de algunos muertos, cuya cifra aún resulta inexacta ante el secretismo, la mentira y la manipulación del castrismo, ha sido el resultado de esta demostración de rebeldía popular que llegó para quedarse. Ya se perdió el miedo, y es evidente que las protestas continuarán a pesar de las acciones represivas de la dictadura comunista de Cuba.

Los cortes de la electricidad y de los servicios de internet, algo que el régimen hizo de manera premeditada y con alevosía, limitaron la difusión de los acontecimientos de estos días. No obstante, los manifestantes grabaron y tomaron fotos, suficientes como para poder mostrar ante el mundo la realidad de los hechos del 11 de julio y los siguientes días. Las imágenes de miles de cubanos desesperados gritando consignas contra el régimen castrista, contra el presidente jamás elegido por nadie, por el fin de la represión y por la libertad del pueblo le están dando la vuelta al mundo. En contraposición con la heroicidad y valentía de los manifestantes se pueden apreciar a cientos de agentes de la Seguridad del Estado encubiertos como civiles y gente de pueblo atacando a los manifestantes con palos, y como era de esperar, a la policía política armada dando sendas golpizas y disparando a los manifestantes.

Por el momento las acciones de protestas continúan, aunque no con la misma intensidad de los días iniciales. La despiadada represión del régimen de La Habana, por desgracia, ha impedido un levantamiento general de la nación cubana. No obstante, los sucesos del 11 de julio ya son parte de la historia de Cuba. Por primera vez en más de sesenta años – sin dejar a un lado los hechos de agosto de 1994, conocidos como el maleconazo, a pesar de su carácter  local limitados a la capital del país– se logró convocar a tantos cubanos de diferentes partes de la isla.

Las marchas pacíficas del pueblo cubano pueden ser consideradas como acciones multitudinarias si se tiene en cuenta las cifras de participantes; aunque más allá de la cantidad de cubanos que tomaron las calles, sus calles que también les pertenecen – evocando la frase del terrorista Miguel Díaz Canel respecto a que las calles son de los revolucionarios–, hemos de considerar el verdadero sentido de estas acciones. Téngase en cuenta que el estallido estuvo desencadenado por la terrible situación de hambruna generalizada y la carencia de los productos más elementales, incluidos medicamentos y utensilios sanitarios; pero una vez en las calles los cubanos dejaron a un lado sus carencias materiales para emprender con valentía el mayor de los reclamos: la libertad de una nación militarizada y asediada por la más sanguinaria y terrorífica dictadura de su historia, y es justamente esta, la mayor connotación de las marchas populares de estos días. Las frases de “queremos libertad”, “libertad para el pueblo de Cuba”, “abajo el comunismo” quedarán para la historia.   

Un “presidente” que provocó el enfrentamiento de los cubanos



Miguel Díaz Canel tendrá que pagar por las terroríficas acciones arremetidas por orden suya contra el pueblo cubano. “La orden está dada”, sus malvadas palabras dichas a las pocas horas del inicio de las protestas pacíficas, jamás serán olvidadas por un pueblo que está demostrando en estos días que no lo quiere en el poder. Caricatura cortesía del artista Yoandy Carrazana. 
 
Miguel Díaz Canel tuvo la oportunidad de haber pasado a la posteridad como el Gorbachov de América Latina; pero sus limitaciones resultantes del fuerte adoctrinamiento le impidieron ver, como diría José Martí, con ojos de más luz, esta posibilidad. Perdió la oportunidad de su vida. Su obsesión con la idea de la continuidad lo hace parecer como uno más de los anquilosados vejestorios de la llamada generación histórica. Lamentablemente, su nombre y su grosero apodo de “el singao” quedará en los anales históricos de las tragedias del comunismo por haber convocado a los cubanos a un desigual enfrentamiento, amén de haber lanzado a las tropas especiales, el ejército y la policía política a la más terrible represión de los últimos tiempos en la isla.

Téngase presente que con la derrota del comunismo en Cuba, que viene a ser como la extirpación del cáncer primario, inmediatamente caerían de manera sucesiva el resto de los regímenes dictatoriales de la región – Venezuela y Nicaragua, sin olvidar que los gobiernos de México, Argentina, Bolivia y en breve Perú son de izquierda, lo que presupone que sean totalitarios y candidatos al carácter dictatorial–, los que se comportan como las metástasis del gran cáncer comunista de Cuba; de ahí la idea del Gorbachov de Latinoamérica y no por una supuesta grandeza que solo sus simpatizantes logran ver.

Su ceguera, inducida por el adoctrinamiento comunista, le hace repetir las gastadas ideas acerca de la siempre presente imaginaria injerencia enemiga, el pago de los agentes del Gobierno de Estados Unidos, los efectos de la subversión ideológica, entre otras tantas burradas bien distantes de un hombre de estos tiempos. Si algo debe quedar muy precisado en el contexto de estos duros, aunque gloriosos días, es que no hubo tal injerencia, ni pagos desde el exterior, y mucho menos subversión ideológica. Los cubanos salieron a las calles de manera espontánea, sin líderes – a los pocos minutos de las primeras manifestaciones los encarcelaron a todos–, con el firme propósito de poner fin a la dictadura cubana. Es aberrante que el presidente no elegido de Cuba continúe culpando al Gobierno de Estados Unidos o a determinadas asociaciones democráticas de esta nación por las acciones del 11 de julio.
 
Si alguien merece ser acusado ese es Miguel Díaz Canel, el máximo responsable de las golpizas, de las detenciones, de los desaparecidos, de los heridos y de los muertos.

Te recordarán como el cobarde que teniendo en sus manos la posibilidad de liberar a los cubanos de las garras del comunismo prefirió alentar la violencia. La orden está dada, sus malvadas palabras pronunciadas a las pocas horas del inicio de los sucesos del 11 de junio, jamás podrán olvidarse.

Seguirás siendo para los cubanos Díaz Canel el “singao”.
   




Leer más...
Vistas: 116 Respuestas: 0



CARTA ABIERTA A MIGUEL DÍAZ CANEL
por Dr. Alberto Roteta Dorado - Julio 18, 2021, 05:36:01 pm
                                 CARTA ABIERTA A MIGUEL DÍAZ CANEL
                                             Por: Carlos Alberto Montaner.


Ustedes carecen de verosimilitud... Ni dentro ni fuera del país les creen una palabra.
No se puede mentir a la gente durante tanto tiempo.




Carta abierta a Miguel Díaz-Canel

Presidente,

A nadie, salvo a los psicópatas, les gusta ser percibidos como los inductores del terror. Eso fue lo que cambió abruptamente el domingo 11 de julio. Regresaron, volando del más allá, Esteban Ventura y Conrado Carratalá, dos famosos asesinos de Batista, y se confundieron con los revolucionarios. Se modificó sustancialmente el relato. Los revolucionarios pasaron de ser los protagonistas de una historia gallarda de resistencia frente a la adversidad, a ser percibidos como lo que son: unos abusadores que les pegan, hasta matarlos, a jóvenes desarmados que pedían libertad.

El estallido social se veía venir. El Movimiento San Isidro y la canción “Patria y Vida” fueron los puntos de inflexión. Su gobierno, Presidente, no supo responder. Como siempre han hecho, dieron un do de testículo sin advertir que las circunstancias son otras. Fue un error no conversar con esos jóvenes.

El 11 de julio de 2021 todo comenzó a cambiar en Cuba. No es el final, pero sí el comienzo del final. Lo dijeron, antes de que ocurriera, entre otros, muy preocupados, Yoani Sánchez en 14ymedio, y el cura José Conrado Rodríguez a todo el que lo quisiera oír. Esta vez sería distinto. No era una crisis habitual.

Los cubanos llevan décadas subalimentándose en casas semiderruidas por la incuria de sus gobernantes. Con frecuencia, tienen que evacuar sus viviendas porque se vienen abajo. La educación y la sanidad son del tercer mundo, (menos para los “mayimbes”, claro). Las ropas, los zapatos y los teléfonos móviles son objetos tan preciados que te pueden matar para quitarte unos tenis o un celular. El transporte es del cuarto mundo. Internet va y viene al criterio de los jefazos. Y, sin embargo, nada pasaba.

¿Qué ocurrió el 11 de julio? Sucedió que Fidel murió a fines del 2016 y Raúl, aparentemente, se había retirado. Sucedió que casi se acabaron los alimentos. Las manipulaciones oficiales con la moneda terminaron de hartar a la sociedad porque era una estafa tras otra. Nada irrita más al trabajador que le paguen en una moneda sin poder adquisitivo y le vendan en una divisa que vale 20 o 30 veces más que su magro salario. Sucedió el calor del espantoso verano cubano y la ausencia de abanicos eléctricos y mucho menos de aires acondicionados.

Sucedió la pandemia del COVID-19. Ustedes, Presidente, gestionaron muy mal esa crisis. Las vacunas “Abdala” ni siquiera tienen el visto bueno de las autoridades sanitarias cubanas o venezolanas. Sólo han llegado a un porcentaje minúsculo de la totalidad de los habitantes de la Isla, mientras 12 millones de vacunas han ido a parar a Venezuela. Se han atrevido a decir que su eficacia es del 92%, tras tres dosis. ¿Por qué ese 92%? ¿Para no ser menos que la vacuna rusa? Con la vida de las personas no se juega, Presidente. La secretividad no es una virtud en estas  cuestiones. Ya sabe, porque lo dijo Martí, que no se manda una República, como si fuera un campamento militar.

Ustedes carecen de verosimilitud, Presidente. Ni dentro ni fuera del país les creen una palabra. No se puede mentir a la gente durante tanto tiempo. Fidel juró que no era comunista al principio de la revolución. Luego se contradijo y aseguró que se hizo marxista leninista en la etapa universitaria. Acusó a EE. UU. de todos los males que afectaban a Cuba. Incluso, de mandarle los ciclones. Le llamaba “bloqueo” al embargo, unas medidas que limitaban las transacciones comerciales entre los dos países, producto de las confiscaciones de empresas norteamericanas sin pagar un céntimo de indemnización.

Estas confiscaciones comenzaron durante el gobierno de Eisenhower y se intensificaron en los mil días de Kennedy. Pero cuando Obama restableció relaciones en el 2014 y trató de allanar el camino entre ambas naciones, lo acusaron de imperialista y de tener intenciones ocultas de anexar a la Isla, tendencia que, supuestamente, estaba presente en Estados Unidos desde comienzos del siglo XIX, a partir de la presidencia de Thomas Jefferson.

Usted, Presidente, si no quiere provocar un golpe militar, tiene que abrirse al diálogo con la sociedad. Ya se han dado de baja miles de personas. Los más conspicuos son los artistas que todos conocemos: Chucho Valdés, los Van-Van, Leo Brouwer (sobrino-nieto de Ernesto Lecuona) y Silvio Rodríguez (se lo está pensando).

Raúl, a sus noventa años, está muy viejo y ha vivido para complacer a Fidel. No tiene remedio. Incluso, después de enterrado el Comandante gravita sobre todos ustedes. ¿Qué dijeron en las reuniones? Se preguntaron qué hubiera hecho Fidel Castro. Pero Fidel no entendía nada del mundo actual, y murió entretenido dedicado a la producción de Moringa. Podía vencer, pero no convencer. La democracia sirve, entre otras cosas, Presidente, para evitar la violencia. Es verdad que usted puede perder el poder, pero de qué le sirve el gobierno si usted es universalmente repudiado. La revolución cubana fue ejemplar en sus comienzos, pero el proceso fue rechazado paulatinamente. Los últimos vestigios de lozanía los perdió el 11 de julio pasado. A partir de entonces han quedado como asesinos y matones. Ese rol, Presidente, no le gusta a nadie. Continuarán las deserciones.

Tomado de: Cubanet Noticias.


Leer más...
Vistas: 23 Respuestas: 0



Cuba recluta a cientos de jóvenes para prevenir nuevas protestas contra el ...
por Dr. Alberto Roteta Dorado - Julio 18, 2021, 05:16:22 pm
 
Cuba recluta a cientos de jóvenes para prevenir nuevas protestas contra el régimen de Díaz-Canel
[/b][/i]

En Cuba se esperan nuevas protestas en los próximos días y está por ver cuál
será entonces la actuación del régimen con los ciudadanos.




Una semana después del estallido social del pasado domingo, cientos de jóvenes han sido reclutados por el Ministerio del Interior para hacer frente a las posibles manifestaciones antigubernamentales que puedan tener lugar en los próximos días.

Transcurridos seis días de los sucesos, aún continúa la militarización en la capital, y esta es especialmente notable en los alrededores del Capitolio habanero, sede del Parlamento cubano.

Las autoridades mantiene la creciente ola de arrestos y los cortes de Internet se siguen produciendo en la isla a intervalos. Sin embargo, los cubanos consiguen acceder a la Red con todo tipo de trucos, usando incluso plataformas de VPN para poder burlar la censura.

Los cortes de los servicios de Internet suponen una más de las medidas represivas del Gobierno de La Habana para así evitar que a las redes sociales lleguen las denuncias de quienes fueron víctimas de la violencia policial. Estamos hablando de un apagón informativo que afectó a 11 millones de personas, según el último dato del censo poblacional del que se tiene registro.

El pasado 11 de julio, miles de cubanos tomaron las principales avenidas de la isla alzando su voz contra la creciente crisis económica, el preocupante índice de casos de Covid-19, el colapso de las instituciones de salud, los cortes energéticos, el desabastecimiento de productos de primera necesidad y otra serie de carencias que afectan a los ciudadanos.

Tras el pronunciamiento del primer secretario del partido comunista de Cuba, Miguel Díaz-Canel, que llamó al enfrentamiento entre la ciudadanía, comenzó una escalada de violencia, agresiones y arrestos que se extendió por toda la isla.

Un despliegue militar, que estuvo acompañado por brigadas anti-motines y agentes de la seguridad del Estado, trató de impedir a toda costa que las protestas se extendieran. Pero las autoridades fracasaron en su intento.



Agentes de paisano detienen a una persona en una manifestación
celebrada en La Habana este mismo sábado.


Cientos de madres aún siguen pidiendo información a día de hoy en las estaciones policiales, una información que, según denuncian, les es denegada por parte de las autoridades que tienen el deber de salvaguardar la integridad física de los ciudadanos.

Según la asociación CubaLex, asesoría legal radicada en el sur de Florida, el saldo que dejó la ola represiva es de más de 400 personas desaparecidas y ocho periodistas detenidos tras las manifestaciones pacíficas en las que se exigía la dimisión Díaz-Canel y un cambio de sistema en la isla.

Ante la gravedad de los hechos del pasado domingo, este sábado el Gobierno cubano convocó un acto político frente a la oficina de intereses de Estados Unidos en La Habana. Una protesta en la que no se registró la misma afluencia que en la época en que los Castro gobernaban la isla, lo que trasluce el descontento del pueblo por la brutalidad policial ejercida contra los manifestantes que salieron a las calles a protestar.

Los estudiantes universitarios de la facultad de matemáticas se negaron rotundamente a asistir a este evento del Gobierno, demostrando también su rechazo a la violencia.

En Cuba se esperan nuevas protestas en los próximos días y está por ver cuál será entonces la actuación del régimen con los ciudadanos.

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, ha instado al Gobierno de Díaz-Canel a liberar a todos los presos del pasado domingo, algo a lo que el dirigente cubano, hasta ahora, ha hecho caso omiso.

Tomado de: https://www.elespanol.com/


Leer más...
Vistas: 22 Respuestas: 0



Rosa Díez pide intervenir en Cuba: "¿Por qué no organizan Vox, PP y Cs una ...
por Dr. Alberto Roteta Dorado - Julio 18, 2021, 04:48:17 pm
  Rosa Díez pide intervenir en Cuba: "¿Por qué no organizan Vox, PP y Cs una visita?"

Rosa Díez reivindica una intervención en Cuba:
"no podemos limitarnos a ver un vídeo y decir pobre gente".[/b][/i]



Rosa Díez ha hablado de la dramática situación que vive el pueblo cubano masacrado por la dictadura comunista, "están matando a chavales a los que se llevan de sus casas delante de sus familiares".

Por ello ha querido dedicar #OrganizandoLaResistencia de Es la Mañana de Federico a "honrar y defender a nuestros amigos los demócratas cubanos" y ha pedido "solidarizarse activamente, no sólo con palabras". De esta forma, ha añadido, "hay que señalar a los que nos avergüenzan cada día como el Gobierno de España" porque los cubanos "tienen que saber que no somos el Gobierno de España, que nos controla y destruye, pero que no representa ni el sentimiento y ni la voluntad de los españoles de luchar por la libertad no sólo dentro de nuestras fronteras".

Ver a los ministros de este nuevo gabinete, "nuevo pero lo mismo mientras esté Sánchez, se niegan a calificar de dictadura a la dictadura nos avergüenza". Ante esto ha dicho que los españoles no podemos guardar silencio porque "callar cuando se está asesinando a los que gritan libertad es complicidad con los verdugos". En este sentido, "el Gobierno de España está con los verdugos que están masacrando al pueblo cubano".

Rosa Díez también ha señalado al parlamento europeo, muy tibio hasta el momento en su reacción a la represión comunista en Cuba. "Qué vergüenza Borrell, responsable de asuntos exteriores de la UE, incapaz de defender los derechos humanos en Cuba". Por todo ello ha pedido no sólo "denunciarlo" sino que "hay que construir un discurso de intervención en Cuba" y ha pedido que se organice una visita a Cuba por parte de europarlamentarios españoles y europeos para "poder decir al mundo entero lo que está pasando y a ver si se atreven a detenerlos".

Es más, se ha preguntado "por qué no organizan Vox, PP y Cs una visita para abrir al mundo lo que está ocurriendo allí", hay que hacer un "frente democrático" porque "no podemos limitarnos a decir pobre gente viendo un vídeo, si no actuamos seríamos tan cómplices como este Gobierno que nos avergüenza".

Por último ha querido recordar las palabras del libertador por antonomasia de Cuba, José Martí, "venerado por todos, hasta por los comunistas": 'Donde no hay equidad ni respeto a todas las opiniones, no hay patria sino dictadura'.

Rosa Díez es una política española cofundadora del partido Unión, Progreso y Democracia. Exdiputada al Parlamento Europeo.

Tomado de: Libertad Digital.


Leer más...
Vistas: 20 Respuestas: 0



Páginas: [1] 2 3 ... 249