FOROFILO

Trump cambia la política norteamericana hacia Cuba: Un análisis

Desconectado Dr. Alberto Roteta Dorado

  • ****
  • 296
  • ¡Usuario Nuevo!
                  Trump cambia la política norteamericana hacia Cuba: Un análisis
                                                     Jorge Hernández Fonseca
                                                         17 de Junio de 2017


               

El cambio de política del gobierno de Donald Trump hacia la Habana, considerado en el contexto del retroceso neto del socialismo en Latinoamérica, tiene varias aristas de análisis:

En primer lugar, enmienda el camino torcido iniciado por Obama al negociar con Raúl Castro haciéndole concesiones sin pedir nada a cambio. En este sentido --y a pesar del grandioso acto de recibimiento de Trump en Miami-- de su emotivo discurso y de la firma de la orden presidencial que cambia su política, estamos solamente en el inicio del camino que conducirá, a medio plazo, a la incorporación de la isla al concierto de naciones democráticas, libres del totalitarismo comunista que ha sufrido durante más de medio siglo ante la indolencia mundial.

En segundo lugar, el castrismo se ha preparado para semejante golpe de timón de parte de Trump tomado algunas medidas oportunistas, como cartas para responder a Trump:

La dictadura castrista ha comenzado a pasar parte del turismo administrado por empresas militares antes, a manos de empresas extranjeras, proceso iniciado en Cienfuegos y que continuará para burlar las disposiciones del cambio de política.

Ha aprobado en una asamblea extraordinaria de su parlamento la creación de empresas formales dentro de la isla en un paso hacia la economía de mercado superando el anterior “cuentapropismo”. Estas nuevas empresas negociarán con empresas de EUA.

Está lista para poner sobre la mesa mejoras en derechos humanos y liberación de presos, porque hace algún tiempo ha llevado la política de “crear problemas para vender soluciones”, reprimiendo sin sentido a las Damas de Blanco y condenando opositores.

En tercer lugar y a pesar de la retórica contenida en la respuesta oficial cubana a las decisiones de Trump, el comunicado oficial cubano se ha apresurado en sugerir, a pesar de todo, el inicio de negociaciones para superar las diferencias, recogiendo la propuesta que el discurso de Trump hiciera en similar sentido de negociar las diferencias cuando la isla esté preparada.

Así las cosas, lo sucedido en el Teatro Manuel Artime de la Pequeña Habana en viernes 16 de Junio de los corrientes es historia. Será la continuidad de un proceso que comenzó torcido y que ahora toma el cauce cierto de negociaciones donde es necesario “dar para recibir”.

Es de destacar además que un mérito extraordinario de Donald Trump es haber sido el artífice del gesto simbólico de venir a Miami, la capital de exilio cubano, y ante un nutrido público de luchadores por la democracia y la libertad --de dentro y fuera de Cuba-- para firmar el cambio de una política equivocada, que para nada contó con el criterio de los opositores cubanos.

No se me escapa que con el gesto efectivo de Trump, este reconoce el apoyo que recibió de los cubano-americanos, cuyo voto fue decisivo para ganar las elecciones en el estado de la Florida. Sin embargo, es justo reconocer también que es el primer presidente norteamericano que en más de medio siglo de dictadura en Cuba, se compromete tan personalmente con el exilio.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Publicado inicialmente en: http://www.cubalibredigital.com/index.php?option=com_content&view=article&id=30334:trump-cambia-la-politica-norteamericana-hacia-cuba-un-analisis-por-jorge-hernandez-fonseca&catid=31:cuba&Itemid=15