FOROFILO

Entre represión y xenofobia siguen acciones de la comunidad cubana en Ecuador.

Desconectado Dr. Alberto Roteta Dorado

  • *****
  • 591
  • ¡Usuario Nuevo!
                          Entre la represión y la xenofobia siguen acciones de la comunidad cubana en Ecuador. 
                                                                     Por: Dr. Alberto Roteta Dorado.


Fort Pierce. Estados Unidos. Las acciones de los grupos Destino U.S.A., Ecuador y Colombia y Alianza Nacional Cubana de Ecuador (ANCE) continúan. Estaban convocados para el lunes frente al Palacio de Gobierno, lo que tuvo que suspenderse pues las autoridades del gobierno ecuatoriano no solo les negaron el permiso para reunirse; sino les advirtieron que en caso de hacerlo intervendría la policía nacional y serían arrestados. Esto está ocurriendo en un país que dice ser democrático y respetar la libertad de expresión.

Como sustitución de la importante acción, varios líderes se dirigieron a instituciones religiosas de la capital ecuatoriana para solicitar orientaciones respecto a su difícil situación. Una funcionaria de Caritas Nacional los recibió. Cristina Pancho, coordinadora de Movilidad Humana, recepcionó las peticiones "para darle cause y ayudar a la comunidad cubana", según han reportado representantes de Destino U.S.A., Ecuador y Colombia.  Igualmente Radio Católica les abrió sus puertas. Visitaron además la Conferencia Episcopal y La Curia.

Un encuentro en la Nunciatura Apostólica permitió que se entregaran dos cartas, una al Embajador y otra al Papa Francisco, la que fue recibida por el secretario del embajador con la finalidad de llevarla al Papa. Al final de la jornada se reunieron  con el presidente de la Fundación "Ciudad Refugio" para pedir ayuda material.

En la Conferencia Episcopal sostuvieron un encuentro considerado “muy favorable”, en lo adelante la más alta jerarquía católica ecuatoriana, entre ellos su presidente Monseñor Fausto Gabriel Trávez, apoyará y acompañará a la comunidad cubana en todas sus gestiones

En la mañana de este viernes 27 de mayo, se congregó una multitud de cubanos frente a la embajada de los Estados Unidos de América en Ecuador con el objetivo de reafirmar sus propósitos respecto a la posibilidad de salir directamente desde Quito hacia Estados Unidos, así como hacer entrega de una carta dirigida al embajador de este país, Sr. Todd C. Chapman.

La carta redactada por los líderes representantes de la comunidad cubana MSc. Peter J. Borges Basulto y la Lic. Fernanda de la Fe, esencialmente trata de la difícil situación por la que pasan desde hace varios meses los miles de cubanos que residen allí. En este sentido se precisó: “Le escribimos desde la comunidad cubana asentada en el Ecuador con el propósito de tratar asuntos humanitarios de gran envergadura relacionados con la actual crisis migratoria cubana que tiene sus orígenes en este país y que envuelve a más de 5 000 cubanas y cubanos, dentro de ellos niños, embarazadas y ancianos que desesperados por la grave crisis económica que vive este país y por la imposibilidad de sostenimiento económico ante el desempleo, la inestabilidad salarial, la falta de recursos, entre otros problemas saldrán en breve tiempo hacia Colombia para organizar allí una crisis humanitaria o se moverán hacia esta capital con este mismo objetivo”.

Igualmente insistieron en la necesidad de contar con el apoyo de instituciones humanitarias ante los múltiples hechos de extorsión, violaciones, asesinatos y desapariciones de familias enteras durante la peligrosa travesía por Centroamérica, así como el temor ante la posibilidad de que el gobierno ecuatoriano comience un proceso de revisión de documentos y detecte que un numeroso grupo de cubanos se encuentran de manera irregular.

Con valentía advirtieron de la crisis humanitaria que se podrá desencadenar en breve y de igual forma; aunque con sutileza y diplomacia necesarias, criticaron a los gobiernos de Ecuador y Cuba ante la indiferencia en este conflicto. El gobierno del señor Presidente Rafael Correa como se conoce sostiene relaciones de amistad indisolubles con el gobierno de La Habana que no ve a su diáspora como parte de su pueblo, todo lo cual hace muy difícil que asuma emprender una acción de esta naturaleza. Por ello, buscamos el apoyo del gobierno de los Estados Unidos y de su Embajada en Quito para una solución definitiva a esta crisis”.

Ahora de nuevo en la espera de posibles respuestas. Sus miembros continúan con ímpetu a pesar de las negativas por parte de las embajadas de México y de los representantes de la agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR); así como de la indiferencia del presidente Rafael Correa y su gobierno.

Mientras se hacen peticiones y se intercambian opiniones encaminadas a una posible solución al conflicto. Uno de los miembros de manera enérgica pide que  "se elabore una carta al presidente Correa,  denunciando la xenofobia y situación de los cubanos y se publique por está vía", refiriéndose a las redes sociales.

¿Acaso el presidente no estará enterado de los sucesos del país, de las reuniones que cada domingo tienen lugar en céntricos sitios de la capital, de la deportación de cinco de los ciez cubanos detenidos y de las muestras de desprecio, discriminación y odio de los ecuatorianos hacia los cubanos? Esto no es de interés para un presidente de izquierda ocupado en subir impuestos a sus ciudadanos y tratando de solucionar las enormes cuentas pendientes con China. Además aunque se haga tal denuncia y el  respondiera, la xenofobia en este país no es un fenómeno relacionado con el sistema social o su gobierno, por el contrario, es algo arraigado en gran parte de los ecuatorianos, sobre todo los de "la Sierra",  de manera particular los quiteños. Las expresiones de "fuera los cubanos", "que protesten en su país", o las pancartas de "medicina ecuatoriana superior a la cubana", son muestras de la realidad que viven los cubanos en este país. 

Llama la atención una publicación de la ANCE en su sitio, en la que se pide a la comunidad cubana  "que se abstengan de insultar al pueblo que nos ha acogido". Téngase presente que aquel pueblo no los ha acogido, ustedes han entrado legalmente al país en condición de turistas, han pagado sus pasajes, sus arriendos, su alimentación, intentan trabajar, pretenden legalizarse y están en todo su derecho de permanecer en el país según la constitución y de acuerdo a la Declaración de los Derechos Humanos.

Es contradictorio que un pueblo los acoja y estén tratando de dar a conocer al presidente acerca de la xenofobia del propio pueblo. Si hay xenofobia, discriminación y desprecio, no solo hacia los cubanos; sino entre los propios ecuatorianos, fenómeno que no es patente en las poblaciones de la Costa o del Oriente (la Amazonía), lo que no solo conozco por experiencia, sino que confirmo al conocer la opinión de varios  cubanos, entre ellos, la de este joven activo de la comunidad cubana: "la xenofobia de ese pueblo es muy grande hacia nosotros, lástima por ellos que no saben de la solidaridad de los cubanos";  y aunque resulte paradójico, el propio autor del texto publicado afirmó: "Es cierto que existen manifestaciones de xenofobia y discriminación hacia cubanos y otras comunidades extranjeras".

Una valiente cubana expone en el sitio del grupo público "Destino U.S.A., Ecuador y Colombia":  "¿Tengo que agradecer a un país por abrirme sus puertas cuando este país no me acoge ni me acepta como uno mas de sus ciudadanos con los deberes y derechos que esto incluye, con un trato justo sin exclusión y xenofobia, incluyendo el derecho a viajar como todos los ecuatorianos que han viajado ilegalmente a los Estados Unidos y ahora se está abogando a favor de ellos"?

La mayoría de las opiniones de aquellos que denuncian sus males a través de las redes sociales coinciden en señalar de manera destacada la xenofobia, algo que resulta penoso. Estamos en el sigo XXI y tratamos el tema migratorio en el continente americano. Por un lado la contemporaneidad nos conduce a romper ataduras  y atravesar fronteras, a ser librepensadores, a asumir con liberalidad cualquier conflicto; por otra parte, el hecho de ser latinoamericanos debe conducirnos a sentir un lazo de hermandad hacia aquellos de otras naciones del continente, algo que lamentablemente resulta en estos tiempos una verdadera utopía.

De cualquier forma, hemos de enseñarle a algunos que: "Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros", lo que está sabiamente establecido en el primer artículo de la Declaración de los Derechos Humanos, que hace referencia en su artículo decimotercero a la libertad que tiene cada persona de circular libremente "y a elegir su residencia en el territorio de un Estado".

ACERCA DEL AUTOR.
Dr. Alberto Roteta Dorado. Cienfuegos, Cuba. Graduado de doctor en medicina, especialista en Medicina General Integral y Pediatría por el Instituto Superior de Ciencias Médicas de Villa Clara y de Máster en Ciencias, especialista de segundo grado en Endocrinología y de segundo grado en Medicina General Integral por la Universidad Médica de Cienfuegos. Ejerció su profesión de médico por más de veinticinco años en Cuba. Profesor auxiliar de Pediatría y Endocrinología, se dedicó al magisterio por más de veinte años. Ha realizado estudios de filosofía, teología, antropología y teosofía. Presidió en Cuba la Fundación Cultural “Oasis Teosófico-Martiano”. Actualmente presidente de honor de dicha institución. Dictó conferencias sobre temas martianos y filosóficos en diferentes instituciones cubanas como: Fundación Cultural “Oasis Teosófico-Martiano” y “Memorial Presidente Salvador Allende”. Tiene inéditos dos libros de ensayos sobre el sentido de la religiosidad y el pensamiento filosófico de José Martí. Colaborador de medios de prensa como Cubanet, Noticias de Cuba. Ha visitado varios países de América: Perú, Ecuador, Colombia, Costa Rica y Panamá. Radicado en Estados Unidos de Norteamérica.

FUENTE.
Blog personal del autor en FOROFILO.NET.
Cubanet Noticias de Cuba. Versión breve aparecida en 28 de mayo de 2016.