FOROFILO

ESPAÑA SE DESMORONA ANTE EL BRUTAL COMPORTAMIENTO DE LA PANDEMIA POR CORONAVIRUS

Desconectado Dr. Alberto Roteta Dorado

  • *****
  • 754
  • ¡Usuario Nuevo!
           ESPAÑA SE DESMORONA ANTE EL BRUTAL COMPORTAMIENTO
                                        DE LA PANDEMIA POR CORONAVIRUS.

                                         Por el Doctor Alberto Roteta Dorado.


                     


Santa Cruz de Tenerife. España.- Más de 12.000 muertos y casi 131.000 casos contagiados, es el resultado de hoy, 5 de abril de 2020, en España, ahora el primer país de Europa en cuanto al número de casos; aunque no así, de acuerdo al número de defunciones, a pesar de que ya se aproxima también a Italia, y que pudiera igualar también a esta última nación si se considera el ritmo que hasta ahora va manteniendo. 

El nuevo coronavirus COVID-19 deja ya 130.759 casos de contagio en España (6.023 más en las últimas 24 horas), con un total de muertes de 12.418 (674 en las últimas 24 horas), así como la recuperación de 38.080 pacientes (3.861 en 24 horas), según los datos del Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas (datos actualizados a las 14:00 horas, hora peninsular, del 5 de abril de 2020).

El incremento de los contagios es poco a poco más lento y este viernes ha sido del 6,78%, tras cuatro días de ralentización, algo que expliqué hace unos días tras analizar detenidamente varias curvas de reportes de casos y compararlas con el comportamiento de otras naciones como Irán, Corea del Sur y China, naciones en las que se ha logrado detener el vertiginoso progreso de la enfermedad.

También insistí, y hoy repito, que el número de muertes seguirá a un ritmo mayor respecto al número de contagios, esto es, de los más de 6.000 pacientes complicados en las unidades de cuidados intensivos, un % relativamente alto podrá morir en las próximos días, mientras que los nuevos casos contagiados podrán disminuir, o al menos estacionarse la curva de incremento con una ralentización sostenida.

España supera ya el número de afectados de Italia, hasta ahora el principal foco de la pandemia en Europa; de hecho, la rápida propagación de casos en marzo llevó al Congreso a aceptar la prórroga del estado de alarma hasta el 11 de abril, solicitada por el Gobierno. El presidente, Pedro Sánchez, ha decidido la prórroga de nuevo del estado de alarma hasta el 26 de abril y deberá pedir de nuevo el apoyo al Congreso de los Diputados.

                 


El confinamiento en casa por la declaración del estado de alarma por parte del Gobierno está dando sus frutos en ocho comunidades de España. El objetivo del Real Decreto es evitar la prolongación del coronavirus y esta medida estará hasta el próximo 26 de abril como informó el actual presidente de Gobierno, Pedro Sánchez.

El coronavirus tiene actualmente una incidencia acumulada en la población de España de 197,96 casos por cada 100.000 habitantes y la cifra de curados representa un 25,92% del total de casos. Al menos 6.416 personas están ingresadas en la UCI, más de un quinto en la Comunidad de Madrid (1.506), y todos los contagiados se encuentran aislados.

No obstante, todo parece indicar que se podrá comenzar a ver aunque sea un leve vestigio de luz al final de la gran tormenta. Las comunidades autónomas de Extremadura, Cantabria, Murcia, Baleares, Canarias, País Vasco, Asturias y Navarra están frenando la expansión del coronavirus entre su población toda vez que sus curvas de incidencia se logran mantener estacionarias, solo con discretos incrementos en los últimos días.

Es cierto que el coronavirus está en todas partes y que muy pocos países se han escapado de los efectos de un virus, cuyo origen y procedencia siguen siendo motivo de tantas incógnitas y polémicas; pero: ¿por qué precisamente este agresivo comportamiento en España?

Ya lo he dicho en otras publicaciones, y no creo sea una especulación superficial de quien escribe estas líneas. Los intereses políticos estuvieron por delante de la percepción del peligro inminente que nos acechaba, y mientras en China e Italia morían cientos de pacientes infectadas cada día, en España se nos convocaba a multitudinarios actos feministas en los que se contagiaron multitudes, y se continuaron realizando sendos eventos políticos, culturales y deportivos a pesar de la advertencia de la organización mundial de la salud.

                 


Coronavirus en España. Incidencia acumulada, últimos 14 días.
España se ha convertido en el centro de la pandemia en Europa tras superar a Italia respecto al número de casos contagiados.


LOS ESPAÑOLES ESPERAN LA DIMISIÓN DEL GOBIERNO SOCIALISTA DE PEDRO SÁNCHEZ Y EL ENJUICIAMIENTO DEL PODEMITA PABLO IGLESIAS.

Según Santiago Abascal, el líder de VOX, Partido de posición derechista, Sánchez ha actuado de manera unilateral, y ha cambiado las condiciones del estado de alarma, para lo que recibió el apoyo de Vox, y ahora a cambio prefiere “hacerlo al gusto de lo que pedían separatistas y la extrema izquierda”.

Abascal sostiene igualmente que “el gobierno sigue empeñado en amenazar la salud, la vida y el bienestar económico” y además lo hace tratando de “silenciar y demonizar a la oposición amordazando al Congreso y comprando a los medios de comunicación (…) “el Gobierno mantiene en sus puestos a personas que han demostrado su negligencia absoluta” en la gestión de la crisis -de hecho ha pedido ya varias veces la dimisión del vicepresidente Pablo Iglesias, del ministro de sanidad, Salvador Illa e incluso del director del centro de coordinación de alertas y emergencias sanitarias, Fernando Simón, además de la del propio Sánchez-.

Vox recurrirá al tribunal constitucional por la ilegalidad de los términos del estado de alarma. Recuerda que la única comunicación que espera del gobierno es “su dimisión”, dando paso a un gobierno de emergencia nacional, y le exige que, antes de dimitir apruebe un decreto pagando las nóminas de todos los españoles a los que se impide trabajar.

Y así las cosas, España se desmorona en medio del caos. Cuando se salga de esta terrible situación el pueblo español querrá, y tendrá, que pasarle la cuenta al actual gobierno socialista de Sánchez, al menos esto es lo que parece.

Los españoles, quienes en medio de la apatía, la ignorancia política y la incertidumbre dieron sus votos al Partido Socialista Obrero Español (PSOE), ahora arrepentidos claman por un cambio radical. Tuvo que llegar una pandemia vírica para darse cuenta de la ineptitud y la malevolencia del socialismo, pero nunca es tarde, y este será el momento.