FOROFILO

LA IZQUIERDA O LA DERECHA, LOS ÁNGELES O LOS DEMONIOS.Por: Frank Braña Fernández

Desconectado Dr. Alberto Roteta Dorado

  • *****
  • 674
  • ¡Usuario Nuevo!
             LA IZQUIERDA O LA DERECHA, LOS ÁNGELES O LOS DEMONIOS
                                           Por: Frank Braña Fernández.


           


Bogotá. Colombia.- Andar por diferentes calles del mundo es un privilegio inigualable, solo vivirlo permite tener una dimensión más allá de lo blanco y negro con que nacimos los cubanos de un poco más de la segunda mitad del siglo XX.  El peregrinar a gusto o no, da la posibilidad de reflexionar sobre los acontecimientos que marcan a los pueblos; no se trata de la izquierda o la derecha, de los ángeles o los demonios; sino de los derechos indispensables de cualquier ser humano.

Muchos  nacimos cuando lo hacia la Europa de los Nueve, al incorporarse a la CEE el Reino Unido, Irlanda y Dinamarca; Elvis Presley llevaba a cabo el primer concierto de la historia transmitido vía satélite al mundo en el llamado Aloha from Hawaii o fallecía Charles Chaplin, actor británico, considerado el más grande en la historia del cine. Eran los años de la rivalidad absoluta, la guerra fría no daba lugar ni para amores entre partes opuestas; lo que no fuera rojo era negro, era malo; andar vestidos todos por igual, tararear Katiuska y Un Cielo Azul o aplaudir largos discursos era para nosotros como el paraíso de un buen cristiano.

Los años pasaron y el inexpugnable socialismo leninista-estalinista se fue debilitando a nivel global hasta desaparecer, para unos errores cometidos, para otros la inviabilidad de un sistema; pero lo real que en pocos años salieron a la luz los horrores, limitaciones y la verdad de lo vivido por sus oprimidos pueblos.

A principios de este siglo XXI una nueva corriente trato de levantar banderas y aupados ideológica y financieramente por los nostálgicos llego a varios lugares de América; hoy vuelve a desaparecer nuevamente como resultado y consecuencia de crisis ideológica, de valores, corrupción, mal manejo económico y líderes tratando de perpetuarse en el poder.

Para los que han experimentado ambos sistemas llegan a veces dudas, ideas trasnochadas; pero alguien una vez dijo; en el socialismo hay educación gratuita, medicina gratuita,… bueno en el capitalismo también; en el capitalismo hay mendigos, hambre y corrupción,…. bueno en el socialismo también. Los grandes éxodos de venezolanos, cubanos que transitan como parias por centro américa o habitan en diferentes países deja mucho que decir de una ideología y un modelo que se pretende maquillar con la más eficiente de las maquinas propagandísticas. Observar profesionales haciendo de meseros o grupos de personas pidiendo para comer en los semáforos es un buen motivo para escribir.

Ningún pueblo que ha negado el cambio, el desarrollo, la pluralidad de pensamientos, pudo ser libre; negar la alternabilidad en el poder no es otra cosa que una burda forma de dictadura. Tampoco se pueden justificar ni defender los antivalores de la sociedad de consumo. Los partidos se atacan enarbolando ideologías antagónicas  mientras los pueblos sufren.

Se hace necesario en los tiempos actuales una nueva fórmula que deje de lado el regionalismo, caudillismo, el revanchismo; construir una nueva sociedad donde exista igualdad y no el igualitarismo, política y no politiquería; lo importante no es que reciba un nombre basado en un manual; socialismo o capitalismo; lo que hay que cuidar son las bases para que la sociedad garantice la dignidad inherente a la persona humana, sus derechos, el establecimiento de límites al poder, la libre movilidad, la libertad de expresión. Un hibrido sería demasiado perfecto, una línea inclaudicable muy cruel. Para muchos el poder es solo eso, poder y si tomamos literalmente el significado de la palabra revolución; como no recordar a Martí en estos tiempos sin gloria:

“Por la soberbia e injusticia del mundo, la revolución pudiera caer en hombres que olvidasen el derecho y el amor de los que les pusieron en las manos el arma del poder y de la gloria.”


Tomado del Blog: Libertad y Pensamiento