FOROFILO

ELECCIONES DEL 2018 EN CUBA Y LATINOAMÉRICA: TERCERA Y ÚLTIMA PARTE (V)

Desconectado Dr. Alberto Roteta Dorado

  • *****
  • 540
  • ¡Usuario Nuevo!
        ARTÍCULO ESPECIAL EN EL THINK-TANK DE CUBANÁLISIS
                            Dr. Alberto Roteta Dorado, Santa Cruz de Tenerife, España

  ELECCIONES DEL 2018 EN CUBA Y LATINOAMÉRICA: TERCERA Y ÚLTIMA PARTE (V)



                 


Antes de pasar a ofrecer algunas valoraciones sobre el futuro presidente de Brasil -si es que se cumple lo previsto por encuestas desde hace varios meses- conviene que precise a mis lectores que no pretendo hacer una síntesis biográfica utilizando citas y referencias de diarios, sino que menciono estos cuatro medios de comunicación de países diferentes: Ecuador, Argentina, España y Estados Unidos, algo que hago luego de haber comprobado la imparcialidad de sus escritos para evitar los comentarios de aquellos que puedan anticiparse a emitir criterios acerca de posibles tendencias de dichos medios que los conduzcan a asumir posiciones en defensa o en contra de uno u otro candidato, independientemente de la polémica española en relación a sus tendencias por simpatizar por una izquierda que si conocieran bien no lo harían.

Solo han sido citados estos cuatro ejemplos entre más de una treintena de artículos consultados de los más diversos países de América Latina, y en el caso de eldiario.es de España, y Americas Quarterly de Estados Unidos. Todos coinciden en los mismos criterios muy poco favorecedores para el futuro mandatario de Brasil, lo que reafirma la sentencia de Luiz Fux acerca de una elección presidencial espinosa e imprevisible.

Como sería interminable referirme a todos aquellos aspectos por los que se está cuestionando al popular candidato, me limitaré a precisar solo algunos puntos que resultan determinantes para poder prever que Brasil irá por muy mal camino si se logra el triunfo definitivo de este personaje.

He aquí un extracto de su carta de presentación. 1. Ha sido comparado reiteradamente con Donald Trump. Según medios como The Economist, Bloomberg y El País, el Donald Trump brasileño. 2. Lo apodan "El Mito" y su candidatura se considera como una opción xenófoba que combina un odio profundo contra todo el statu quo brasileño con un ultranacionalismo rancio, un fundamentalismo católico y hasta una dosis importante de golpismo explícito. 3. A lo largo de su carrera política ha tenido un discurso extremista matizado por el odio contra todas las minorías del país, sin excepciones, destacándose su despiadado odio por los homosexuales; aunque ha atacado a los indígenas, negros e inmigrantes. 4. Fue acusado en 2015 por agresión verbal a homosexuales en 2011, debiendo pagar 150.000 reales (unos 50.000 dólares) a un fondo hecho por el Ministerio de Justicia para tales propósitos.  5. Se ha referido a las Organizaciones No Gubernamentales como ladrones de los recursos del Estado. 6. Llamó parásitos a los habitantes de las reservas aborígenes y comparó a los negros con bestias de carga. 7. Es defensor de la existencia de dictaduras militares, de la pena de muerte, la castración química, de la tortura y del fin del estatuto de desarme que no permite que los brasileños porten armas en sus casas, esto último para aproximarse a las leyes estadounidenses que lo permiten.

Otro candidato es el senador Fernando Collor de Mello, representante del Partido Laborista Cristiano, quien afirmó en público que “vamos por la victoria”. (…) "Tengo una ventaja en relación con algunos candidatos porque ya presidí mi país. Mi partido todos lo conocen, saben la forma en que pienso y actúo para alcanzar los objetivos que la población desea para mejorar su calidad de vida".  Collor de Mello ocupó la presidencia de Brasil entre 1990 y 1992, cuando sufrió un proceso de impachment por lo que renunció al estar vinculado a escándalos de corrupción. No obstante, fue electo senador en 2006 y reelecto en 2014.

Aspira también a la presidencia la ex senadora Marina Silva por el partido Red Sostenibilidad, siendo la tercera vez que se presenta como candidata a la presidencia y contando con una rica experiencia en las andanzas de los comicios al haber sido la tercera opción más votada en las dos últimas elecciones de Brasil. Marina fue también ministra de Medio Ambiente en el gobierno de Lula Da Silva, y al igual que este último, está envuelta en la amplia trama de la corrupción brasileña en relación con el caso de la petrolera estatal Petrobras.

El principal aspecto de su discurso político es la lucha por la preservación del medio ambiente y el uso sostenible de los recursos naturales, aspectos por los que ha sido premiada internacionalmente. En actos celebrados en Brasilia criticó de modo enérgico las reformas de corte liberal impulsadas por el gobierno del presidente Michel Temer, insistiendo en que el país necesita medidas diferentes ante la lenta recuperación económica; así como al ínfimo por ciento de aprobación de la gestión del gobierno de Temer.

Se ha insistido en la posible participación de Michel Temer en las elecciones presidenciales de octubre, y algunos hasta le auguran un verdadero triunfo; pero el propio mandatario declaró el viernes 23 de febrero que no se presentará como candidato, e igualmente ha negado que la intervención de las Fuerzas Armadas en la seguridad de Río de Janeiro tuviera ningún objetivo de carácter electoral, con lo que demuestra su inteligencia, dada la penosa aceptación popular de su corto mandato a pesar de algunos aciertos en el orden económico ya mencionados antes.

Con puntuaciones muy bajas en las encuestas se encuentran Geraldo Alckmin, del Partido Socialdemócrata, PSDB, uno de los mayores partidos de Brasil, por lo que debería estar en una posición fuerte, pero se encuentra rezagado en las encuestas. Alckmin es un personaje bien conocido de los electores al haber sido el rival derrotado por Lula en 2006, y según muchos representa el sistema tradicional de la nación.

Otro outsider, pero mucho menos radical, es Joao Doria, quien adquirió relevancia al conquistar el año pasado la alcaldía de San Pablo con sorprendente facilidad. Doria también presenta similitudes con el criticado Jair Bolsonaro -el Trump de Brasil. Tiene el perfil del empresario millonario de éxito, aunque sin pasado político meritorio, amén de su preferencia por las cámaras, lo que ha demostrado con su experiencia como presentador de la versión brasileña de El aprendiz. El problema de Doria es que también forma parte del PSDB y, por ahora, el candidato fuerte del partido parece ser Alckmin. Pero podría cambiar de partido con lo que lograría cierto giro favorecedor.

Como se podrá apreciar ningún candidato vale la pena. La idea de que las elecciones en Brasil sean libres y justas por el hecho de que clasifica dentro de la categoría de democracia imperfecta no resulta cuando no se dispone de candidatos, al menos, cerca de lo ideal.

Todo parece indicar que Da Silva quedará definitivamente excluido y pasará sus últimos años en la cárcel, siendo esto positivo, por cuanto la izquierda quedará excluida por esta vez en una nación que, o no piensa, o no sabe hacerlo, pues resulta inconcebible que millones de personas estén apoyando en primer lugar a alguien que los tribunales -y con toda la razón del mundo- han mandado a la cárcel, y en segundo lugar muestren su preferencia por Jair Bolsonaro, el polo opuesto de Da Silva en cuanto a postura política se refiere, pero tan indigno de asumir semejante cargo como él. Sus conceptos respecto a democracia, tolerancia, respeto por la diversidad en todas sus acepciones, etc., lo hace un candidato despreciable.

No obstante, Brasil debe tener un nuevo presidente y esto será dentro de unos meses. Veremos si el elegido logra frenar la corrupción y la criminalidad, se ocupa del delicado asunto de la deuda externa y sigue impulsando el crecimiento de una economía que ha empezado a salir del pralaya. ***

 Final.

---------

 
*** Término sánscrito que significa período de disolución o inactividad, aunque aplicable a aparente calma o inacción.

Publicado en:
http://www.cubanalisis.com/ART%C3%8DCULOS/ROTETA%20DELGADO%20-%20ELECCIONES%20EN%20CUBA%20Y%20-%20TERCERA%20PARTE.htm