LATINOAMÉRICA 2017: RETROCESO DEL “SOCIALISMO DEL SIGLO XXI”. IV Parte.
FOROFILO

LATINOAMÉRICA 2017: RETROCESO DEL “SOCIALISMO DEL SIGLO XXI”. IV Parte.

Desconectado Dr. Alberto Roteta Dorado

  • *****
  • 524
  • ¡Usuario Nuevo!

                LATINOAMÉRICA 2017: RETROCESO DEL “SOCIALISMO DEL SIGLO XXI”
                                                        CUARTA PARTE.
                             ARTÍCULO ESPECIAL EN EL THINK-TANK DE CUBANÁLISIS
                             Dr. Alberto Roteta Dorado, Santa Cruz de Tenerife, España


Opinión del escritor y politólogo Dr. Eugenio Yáñez sobre el escrito:
                         
“¿Qué tenemos ya ahora para publicar? Sencillamente, y no hablemos de modestia, el mejor resumen sobre Latinoamérica 2017 que se pueda haber publicado en las páginas que se dedican al tema cubano (…) Así que vamos a abrir este año 2018 con una  EDICIÓN DE LUJO para el primer día del nuevo año. Al principio había dudado si estaría demasiado largo y valdría la pena publicarlo en dos partes, pero me convencí que no, que había que publicarlo completo, de una sola vez, porque es un documento que tendrá que ser de referencia, aunque los envidiosos y los mediocres -muchas veces la misma persona- no puedan aceptarlo ni mucho menos reconocerlo.
Gracias por un trabajo de tanta calidad, que contribuye sólidamente al prestigio de Cubanálisis”.



               


“Peruanos. Mañana empieza un nuevo capítulo en nuestra historia: reconciliación y reconstrucción de nuestro país. Una sola fuerza, un solo Perú”.
 
Esta fue la convocatoria del presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski una vez que supo de su permanencia en el poder tras no haberse logrado los 87 votos necesarios para ser destituido de sus funciones presidenciales por el Congreso en una jornada que se prolongó durante catorce horas. El mandatario de Perú fue acusado ante esta instancia por incapacidad moral para permanecer en el poder debido a supuestas implicaciones de corrupción relacionadas con el caso Odebrecht. La medida fue impulsada sobre todo por Fuerza Popular, la bancada fujimorista, que cuenta con la mayoría parlamentaria (71 de los 130 congresistas), frente que en lo poco que va de legislatura ha conseguido precipitar la salida de varios ministros. Varios medios de comunicación peruanos se anticiparon y hablaron de un "golpe de Estado exprés" organizado por este partido. "La Constitución y la democracia están bajo ataque. Estamos bajo un golpe bajo el disfraz de interpelaciones legales supuestamente legítimas", expresó Kuczynski en la televisión nacional peruana.
 
El presidente del Congreso Luis Galarreta dio a conocer que  la votación arrojó un total de 79 votos a favor de la destitución, 19 en contra y 21 abstenciones, lo que demuestra la inconformidad de los integrantes parlamentarios con Kuczynski; no obstante, al no obtenerse los 87 exigidos por normativa no se puede proceder a su destitución, justo cuando todo parecía indicar que sucedería, toda vez que hace solo una semana 93 congresistas aprobaron el pedido de su destitución.
 
Una comisión encabezada por los opositores reveló documentos que muestran que su consultora privada recibió 782.000 dólares en pagos de la constructora brasileña Odebrecht. Los pagos hace una década fueron efectuados mientras Kuczynski se desempeñaba como ministro gubernamental, algo que el presidente ha negado.
 
Este ha sido el suceso más trascendental de Perú, una nación de la que poco se dice en nuestros medios, país que cuenta con un 6.54% como nivel de democracia, superada (con mayor puntuación, lo que significa que le aventajan en este sentido) en Suramérica por Uruguay, Chile, Colombia, Brasil y Argentina, lo que sugiere que sus elecciones son libres y justas, y que las libertades civiles básicas son respetadas; aunque existan problemas de gobernabilidad, cultura política poco desarrollada y bajos niveles de participación democrática.


             


                                  Pedro Pablo Kuczynski, presidente de Perú.

Pedro Pablo Kuczynski, a solo unos días de salir victorioso de su fuerte sacudida, le otorgó el indulto al exmandatario Alberto Fujimori, quien permaneció diez años, del total de 25 que se supone debería cumplir por crímenes de lesa humanidad en la cárcel de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía Nacional de Perú, en Lima, lo que está siendo motivo de numerosas apreciaciones, independientemente de que muchos peruanos -según una reciente encuesta el 62% estaba a favor del indulto-   están conformes con la aplicación del indulto otorgado por Kuczynski, dada la pésima salud de Fujimori, quien ha reconocido sus desaciertos dentro de la política del país: “Soy consciente que los resultados durante mi gobierno de una parte fueron bien recibidos, pero reconozco que he defraudado a otros compatriotas. A ellos les pido perdón de todo corazón”.
 
Kuczynski ha declarado que el móvil esencial de su actitud ha sido exclusivamente el aspecto humanitario, algo que puede ser cierto, y no somos quienes para poner en duda las cualidades humanas de alguien que se supone las posea como para asumir la noble tarea de conducir un país, independientemente de que esto no siempre se cumple. No obstante, detrás de lo humanitario se pueden esconder ciertos motivos políticos, entre los que ocupa un lugar preferencial la intervención de la hija de Fujimori como rival del mandatario peruano, algo que lo debilitaría definitivamente y pondría en peligro su permanencia en el poder, justo ahora cuando acaba de salir ileso de una complicada situación que lo envolvía en asuntos graves de corrupción, de modo que algunos han interpretado en este supuesto asunto humanitario un intercambio político mediante el cual el mandatario peruano devolvió la libertad al expresidente y su rival político a cambio de permanecer intocable por los Fujimori que, al parecer, mantienen su poderío en Perú.
     
En medio de las protestas por el indulto a Fujimori, a Kuczynski se le ha ocurrido enviar un mensaje de felicitación a Juan Orlando Hernández, el presidente de Honduras, por su reelección y como muestra de la voluntad del gobierno peruano de fortalecer las relaciones entre ambos países, lo que pudiera contribuir a aumentar la tensión del ambiente político del país dado el discutido triunfo de Hernández y sus posibles implicaciones en lo que sería uno de los más grandes fraudes de los últimos tiempos en la región, superado solo por el de Ecuador, del que ya no se dice nada, dado el rumbo favorecedor que ha tenido la nación andina con la llegada al poder de Moreno.
   
Brasil contribuyó, junto a Venezuela, a elevar los índices de pobreza en América Latina
 

             
   

                                      Michel Temer, presidente de Brasil.

La pobreza de América Latina no solo se ha visto incrementada por la alarmante situación de Venezuela, país considerado actualmente como el más pobre de la región, sino que Brasil, la enorme nación suramericana, atraviesa una dura situación económica que, sin duda, contribuyó junto a la otrora próspera Venezuela a elevar los índices de pobreza en Latinoamérica.
 
Tras dos años, Brasil ya no está en recesión, sino que ha logrado encadenar dos trimestres seguidos con un crecimiento del producto interno bruto (PIB), aunque con valores demasiado modestos. En los tres primeros meses del año la economía solo logró avanzar un 1%, algo que resultó contradictorio para ciertos analistas al estar muy relacionado con un momento de euforia en la agricultura tras una cosecha inusualmente fértil. En el segundo trimestre, el crecimiento ha sido casi insignificante, con solo un 0,2% según los datos aportados por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). No obstante, el análisis de los últimos 12 meses muestra un escenario aún negativo, con un retroceso del 1,4%.
 
Rebeca de La Rocque Pali, coordinadora de Cuentas Nacionales del IBGE consideró que aunque el dato es positivo, no se debe considerar como un crecimiento, por cuanto, solo se le considera así cuando resulta superior al 0,5%. Entre marzo y junio del 2017 la industria retrocedió un 0,5% después de haber subido un 0,7% en los primeros tres meses del año.
 
La posible recuperación de la economía brasileña permanece con un pronóstico sombrío, toda vez que la situación política de la nación se torna cada vez más tensa luego de las acusaciones por corrupción a su presidente Michel Temer, quien logró salir victorioso gracias al apoyo del Congreso, aunque por parte de la Fiscalía General de la República todo parece indicar que su vulnerabilidad es alta como para poder ser objeto de una nueva acción judicial en su contra, algo que también el Congreso tendría que examinar cuidadosamente, lo que retrasaría la votación a favor o no de ciertas reformas consideradas elementos claves por el mercado.
   
Brasil aun se encuentra sacudido por los escándalos de los expresidentes Luiz Inacio (Lula) da Silva y Dilma Rousseff, ambos representantes de la línea izquierdista, lo que presupone que fueran corruptos, como ya se ha hecho habitual entre los simpatizantes del remanente socialista que han tratado de adornar como Socialismo del siglo XXI, y de modo muy particular en la región, donde no ha habido un solo gobierno que pusiera en práctica dichas doctrinas que lograra salir triunfante y no implicado en escándalos de corrupción. Recordemos el ya comentado caso de Ecuador, país en el que su vicepresidente, junto a otros funcionarios y directivos del gobierno de Rafael Correa, han sido sentenciados a prisión por sus serias implicaciones de diferente índole en el caso Odebrecht.
 
Brasil tendrá elecciones en 2018 y ya se discute acerca de la posibilidad de que Lula da Silva pueda regresar como candidato a la presidencia. Gustavo Segré, director del Center Group, habló para La Tarde de NTN24 sobre la situación del expresidente Lula da Silva, afirmando que el exmandatario “se encuentra en una avenida donde mira para un lado y observa la posibilidad de ser presidente de la República y observa para el otro y ve la cárcel” (…) “Uno observa cómo la voluntad de llegar al poder a cargos electorales que les den foro privilegiado hace que esa prisión se evite” (…) “No es una necesidad por ayudar al pueblo, en realidad se trata de una necesidad de no ir presos (…) aquí lo importante no es que ellos se candidaten sino quién los vota” (…) “En la imposibilidad de que Lula sea candidato, seguramente el discurso del Partido de Los Trabajadores será que eso se trata de una conspiración para evitar que Lula vuelva a la presidencia”.

Publicado en Cubanálisis el lunes 1 de enero de 2018.
http://www.cubanalisis.com/ART%C3%8DCULOS/ROTETA%20DELGADO%20-%20LATINOAM%C3%89RICA%202017%20RETROCESO....htm