FOROFILO

Cuba democracia y vida.org.”, mi primer aniversario como colaborador. II parte.

Desconectado Dr. Alberto Roteta Dorado

  • ****
  • 350
  • ¡Usuario Nuevo!
         “Cuba democracia y vida.org.”, mi primer aniversario como colaborador.
                                                        Segunda parte.
                                          Por el Dr. Alberto Roteta Dorado.


         
         


Naples. Estados Unidos.- Se iniciaba el 2017 y con la llegada del nuevo año surgían nuevos proyectos. Para el 28 de enero escribí de manera especial para "Cuba democracia y vida. org" un artículo dedicado al más extraordinario de los cubanos de todos los tiempos. El  aniversario del natalicio de José Martí ocuparía el centro de la web a través de dos escritos: “José Martí. La necesidad de descubrirlo en su real dimensión”, que de manera especial redacté para la página, y “El verdadero José Martí que intentan ocultar”, que se publicó además en CubaNet.

En el primero de los escritos insistí en la idea de que la dictadura comunista cubana se apoderara del pensamiento de José Martí, como lo hiciera con todos los bienes patrimoniales de la nación, y no solo esto, sino que censuró a la prensa y otros medios, y llevó al ostracismo a cientos de intelectuales librepensadores, muchos de ellos dedicados al estudio del pensamiento de José Martí, los que lamentablemente han sido sepultados por el régimen cubano dadas sus posiciones no marxistas exigidas por los cánones dictatoriales del castrismo.

El mal llamado líder histórico, el dictador Fidel Castro  –por suerte para la humanidad ya reducido a un pequeño puñado de cenizas inservibles unos meses antes–, en 1953, seis años antes de adueñarse de Cuba, y ocho años antes de convertirla en una nación socialista, marxista y atea, fue capaz de burlarse del más grande de los cubanos, del hombre más puro de la raza, como diría la poetisa y ensayista chilena Gabriela Mistral. En este artículo escrito para la página precisé entonces:

“Al ser interrogado por motivo de haber dirigido las operaciones de los ataques terroristas a los cuarteles Mocada y Carlos Manuel de Céspedes, en el oriente de Cuba, en tono de burla fue capaz de responder a un abogado respecto a la autoría intelectual de los hechos, afirmando que había sido José Martí, lo que ha pasado a la posteridad como algo “extraordinario” que han utilizado para vincular la imagen del maestro con el más terrible dictador de la historia moderna en el hemisferio occidental”.

“Negar que el cruel dictador hubiera estudiado la enseñanza de Martí sería mentir. Sin duda, lo había hecho; pero al parecer no fue capaz de llegar a su esencia, de lo contrario no lo hubiera invocado tanto, por cuanto, hay diferencias abismales entre el pensamiento de ambos, aunque muchos de los fanáticos y serviles “estudiosos” del momento pretenden establecer y defender ciertos lazos entre ambos, lo que constituye una irreverencia hacia aquel que se inmoló por el bienestar de su amada patria”.

     
     


Mi misión en esta página ha estado pues, muy ligada a la difusión de la enseñanza de José Martí, lo que junto a los temas que reflejan el acontecer social y político en Latinoamérica, constituye mi línea de trabajo.

El segundo de los artículos: “El verdadero José Martí que intentan ocultar”, pretende mostrar al héroe cubano en su real dimensión, sin quitarle su bien ganada aureola de misticismo y su calificativo de Apóstol, no solo por su encomiable labor en pos de la gesta independentista cubana del final del siglo diecinueve; sino por aquella vida ejemplar, por sus bondades y virtudes, por su inigualable altruismo y por su sentido de la asimilación de un deber, que en su caso se convirtió en algo verdaderamente sacramental, aspectos que le aproximan a los sacrificados cristianos primitivos, –algunos llamados apóstoles– quienes dejaron todo por seguir a su maestro en los lejanos tiempos de la Palestina de Cristo;  aunque al propio tiempo destacarlo en su faceta de hombre práctico ligado siempre a la acción y al acontecer de la contextualidad de su tiempo. En este sentido destaqué:

“En este crucial momento por el que pasa una nación cada vez más reprimida, acudir a su sabia palabra nos hará comprender y asumir nuestro rol en el rescate de nuestros derechos ciudadanos y libertades mínimas. Tal vez el genial hombre de Dos Ríos tuvo la visión futura para poder vislumbrar desde su tiempo las actuales circunstancias de la patria que tanto amó y por la que luchó con todas sus fuerzas: “Al realizarse en la vida –citando ahora a Martí –, las fórmulas se desenvuelven en aplicación, la concurrencia de derechos crea derechos especiales: los sistemas políticos en que domina la fuerza crean derechos que carecen totalmente de justicia, y el ser vivo humano que tiende fatal y constantemente a la independencia y al concepto de lo justo, forma en sus evoluciones rebeldes hacia su libertad oprimida y esencial, un conjunto de derechos de reconquista”.

Por motivo del 19 de mayo, día de la muerte del considerado Héroe Nacional de Cuba, "Cuba democracia y vida. org", publicaba mi escrito “José Martí, el hombre que amó a la patria de Lincoln”, en el que invito al estudio del documento Vindicación de Cuba para poder asimilar el sentido real de la idea martiana acerca de haber vivido en el monstruo y conocer sus entrañas, refiriéndose a los Estados Unidos, frase que se utiliza descontextualizada y adaptada a los caprichos de la tiranía castrista para desvirtuar el pensamiento de José Martí.

Su firmeza política y sus ansias de ver a su patria libre del colonialismo español, pero no dependiendo para su desarrollo de otras naciones, en este caso Estados Unidos, le llevaron a pronunciarse contra aquellos que en su tiempo fueron partidarios de un anexionismo. La consulta del documento Vindicación de Cuba nos permitirá conocer los detalles de su postura política en este sentido, pero no solo esto, sino que también en su obra podemos encontrar la idea: “Amamos a la patria de Lincoln, tanto como tememos a la patria de Cutting”, lo que oculta el oficialismo cubano manteniendo un silencio sepulcral de esta primera parte de sus palabras, y en cambio sobredimensionan la idea de haber vivido en el monstruo.

Mi tetralogía martiana de este año cierra con el trabajo: “Martí Vs. Socialismo. Un reto a los comunistas cubanos”,publicado recientemente. En esta ocasión insisto no solo en el concepto de que Martí no profesó el socialismo, o que se mantuvo al margen de sus doctrinas; sino de que se proyectó de manera enérgica y rotunda contra este sistema social. En este sentido precisé:   

“Con profética mirada, y aquel sentido visionario anticipador que lo caracterizó siempre, el sagrado hombre de Dos Ríos fue preciso en sus concepciones respecto a la idea de una aparente protección a los desposeídos, lo que más tarde se convierte en una vía para utilizarlos en su provecho, llegando a adquirir los pobres actitudes pasivas ante esa excesiva protección por parte de los gobiernos de nuevo tipo, los que según Martí, se llegarían a corromper y a convertirse en verdaderas tiranías.

Los comunistas cubanos en su empeño de utilizar al Apóstol pudieran presentar como hipótesis la idea de que este concepto fue algo transitorio que rectificó en otra etapa de su vida, a lo que de manera enérgica los enfrento al demostrar que mantuvo su firmeza contra el socialismo hasta el final de sus días. La carta dirigida a su gran amigo Fermín Valdés Domínguez en mayo de 1894, a solo un año de su partida definitiva del mundo terrenal, así lo demuestra al expresar: “la soberbia y la rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo, empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse como frenéticos defensores de los desamparados”, refiriéndose a los peligros de la idea
socialista”.


Así las cosas, mi misión en esta página ha estado pues, muy ligada a la difusión de la enseñanza de José Martí, lo que junto a los temas que reflejan el acontecer social y político en Latinoamérica, constituye mi línea de trabajo; independientemente que de manera ocasional aborde otros temas que puedan resultar de interés para los miles de lectores que consultan esta página.

Creo que uno de los aportes más significativos en esta etapa de trabajo en conjunto con su director, Guillermo Milán,  ha sido el seguimiento que hicimos de todos los detalles relacionados con el controversial proceso eleccionario de Ecuador. Mediante más de una decena de artículos fuimos narrando todo el acontecer en torno a un hecho que cambiaría la historia de la nación andina.

La polémica entre los dos candidatos para la segunda ronda electoral, Lenín Moreno, como representante del Partido Alianza PAIS, de tendencia izquierdista, y Guillermo Lazo, por parte de CREO-SUMA, de tendencia derechista, mantuvo en tensión a los ecuatorianos, quienes por una década soportaron los embates del régimen dictatorial de uno de los seres más cínicos de estos tiempos, Rafael Correa, cuya sombra sigue rondando entre los Andes a pesar de que ya no está entre los descendientes de los Incas.

Desde esta página tuve la posibilidad de denunciar al mundo las trastadas de carácter fraudulento realizadas por Correa en sus intentos de mantener en el poder a un representante del partido por el fundado, algo que logró; pero para su sorpresa, una vez que Lenín Moreno llegó al poder experimentó un viraje radical que ha barrido con toda idea acerca de socialismos, revoluciones comunistas, Che Guevara, hermanos Castro, y todo lo que recuerde al comunismo.

Sus enérgicas críticas a la década represiva del gobierno de Correa, su defensa ante la agonía del pueblo venezolano, su preocupación por los prisioneros políticos de la tierra de Bolívar, así como una campaña anticorrupción emprendida a solo unos días de haber asumido el poder, constituyen muestras más que convincentes de que Ecuador experimenta cambios renovadores que la apartan del mal llamado socialismo del siglo XXI. (Expresé en esta página que en Ecuador jamás existió en realidad un sistema socialista propiamente dicho; sino una dictadura populista apartada de la perspectiva teórica socialista).

De igual modo, vale destacar la serie de escritos que se publicaron por motivo de la muerte del tirano Fidel Castro, durante el mes de noviembre de 2016. El día 25 de noviembre, a solo unas horas antes de conocerse de la muerte de Fidel Castro, a modo de preludio, se publicaba un extenso escrito de mi autoría titulado: “Los convulsos meses iniciales de la revolución cubana”, en el que hice alusión a una continuidad asegurada: “Lamentablemente, a más de medio siglo de un fracaso tras otro, y luego de rectificaciones y modificaciones del modelo socialista, la dictadura comunista cubana permanece en el poder, y aunque algunos le auguran un final inmediato, al parecer ya la continuidad dinástica está asegurada, la que tendrá que enfrentarse a una oposición que se fortalece y gana espacios cada día”.

En horas de la noche del propio día se supo del esperado deceso. No pensé escribir nada al respecto, pues estaba convencido de que miles de periodistas, analistas y politólogos lo harían, algunos muy bien,  con la precisión, la transparencia y la elegancia en el estilo que requería el suceso del momento, otros divagarían sobre lo que ya dijo todo el mundo, y también estarían los que han creído ser “analistas” sin serlo, y hasta los que vaticinaron una muerte desde hacía varias décadas, previa consulta de astros, dioses y ángeles.

Carlos Alberto Montaner ya había preparado un contundente y estremecedor artículo que se pasaba por las cadenas televisivas y se publicaba en todas partes. ¿Qué tendría que decir yo que ya no se hubiera dicho? Pero Guillermo Milán esperó por mi escrito para cerrar la edición de Cuba democracia y vida.org, de ese día. Entonces el deber se imponía y escribí “de un tirón” – esta frase no se adapta a mi estilo un tanto aristocrático; pero no queda de otra, realmente fue así, me senté y “de un tirón” salió el escrito– el primero de una serie, el que apareció con el título: “Fidel Castro. Ya no existe”.

En el expresé, tratando de responder a las preguntas que me hacían desde todas partes acerca del fin de la existencia del comunismo en Cuba tras la partida definitiva del maléfico señor: “Muy temprano alguien me preguntaba: ¿Qué crees que les depare a nuestra gente a partir de ahora? A lo que respondí: Pues cambios mínimos y lentos, como ha estado sucediendo hasta ahora. Se trata de la muerte de un hombre, lo que no significa el fin de un sistema que se aferra a sobrevivir anclado en un pasado que se resiste a los cambios. No obstante, el estado de transición es casi una realidad aunque no seamos conscientes de esto, pero aún falta para que se concrete el final definitivo del régimen”.

Luego saldrían publicados:"Castro, no todo seguirá igual tras tu partida", “Castro a pesar de las exequias no tendrás absolución”, “Fidel Castro ya no está, dejó de existir”,“Este es el momento. Ahora o nunca”.  –algunos replicados en otros medios o ampliados por su autor para su publicación en otros sitios– completándose así un simbólico pentágono en torno al suceso del año; aunque no sea justamente una estrella pentagonal con lo que se le pueda relacionar.

(Foto debajo: Guillermo Milán y Eva Belfrage, los editores de la web.
Eva Belfrage se destaca, a parte de las publicaciones en la sección de español, en la publicación de numerosos escritos en la sección sueca e inglesa para su difusión por el mundo.


     
     


No se puede resumir lo realizado en un año a través de dos escritos, al menos, cuando se ha trabajado con la intensidad inspiradora de esta web. Imposible hacer referencia a este sitio, y a su labor social encaminada a llevar el acontecer mundial, y de modo especial, de Cuba, sin destacar la meritoria labor de Eva Belfrage, la editora y redactora de origen sueco, responsabilizada con las secciones de inglés y sueco. También diariamente hace una selección de noticias, vídeos y escritos que son publicados en la sección de español por esta ejemplar mujer que, dejando atrás cualquier gratificación material, asume su rol desde el anonimato para que el mundo conozca los sinsabores del pueblo cubano, la injusticias de la dictadura castrista, las acciones más significativas de la oposición cubana, así como de algunos sucesos significativos de carácter mundial. Sin su ayuda al director y editor principal, quien es además su compañero en la vida, la página no lograría completar su rol como vehículo difusor para el mundo.

Foto debajo: José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba, UNPACU, cuya labor es difundida desde Cuba democracia y vida.org.

         
       


Tampoco podemos olvidar ese sentido de fidelidad y lealtad de sus editores hacia uno de los movimientos políticos opositores más representativos de Cuba, la Unión Patriótica de Cuba, UNPACU, de la que forman parte y son sus representantes en Suecia. Toda la actividad desplegada por esta organización que dirige nuestro compatriota José Daniel Ferrer es difundida a través de esta página, y no solo esto, sino que Guillermo Milán, desde Suecia, está responsabilizado con las publicaciones de la web de UNPACU, de la que también soy colaborador.

En fin, que un año es realmente muy poco, pero cuando se asume el deber como ley, esto es, como Dharma, como expresé en la primera parte que se publicó ayer, el tiempo adquiere otras dimensiones para transmutarse en diminutas fracciones que nos llevarán por caminos inesperados hacia la investigación de los grandes problemas que amenazan al mundo, y por lo tanto, al hombre como centro de su razón de ser. Continuar escribiendo para Cuba democracia y vida.org, no solo es un placer, sino una oportunidad que no todos saben aprovechar. 


(Final)