FOROFILO

“Cuba democracia y vida”, mi primer aniversario como colaborador. Primera parte

Desconectado Dr. Alberto Roteta Dorado

  • ****
  • 323
  • ¡Usuario Nuevo!
 “Cuba democracia y vida”, mi primer aniversario como colaborador. (Primera parte).
                                          Por el Dr. Alberto Roteta Dorado.


               
       


Naples. Estados Unidos.- Aunque resulte un tanto paradójico, tengo que reconocer que le debo a dos de los dictadores más siniestros de la historia el haberme puesto en contacto con la página Cuba democracia y vida.org. Un artículo de mi autoría titulado: “Castro y Hitler, demasiadas coincidencias”, publicado por CubaNet, justo el 13 de agosto de 2016, coincidiendo con el onomástico del siniestro tirano cubano Fidel Castro, al parecer llamó la atención de Guillermo Milán, el director-editor principal de Cuba democracia y vida.org., y lo publicó en su página.

Pasados unos días supe de la existencia de este sitio que me estaba publicando sin yo saberlo; aunque se señalaba respetuosamente mi nombre, y en primer lugar la fuente: CubaNet. Revisé algunos de sus artículos, los autores-colaboradores, el diseño y el estilo, y de inmediato me puse en contacto con Guillermo Milán para ofrecerme como colaborador, algo que solo suelo hacer cuando las páginas o sitios consultados logran convencerme por su seriedad y sistematicidad, y que al propio tiempo, me permitan mantener mi estilo, mi línea de trabajo y ante todo, el ser consecuente conmigo mismo. Tal vez por esto han dejado de verme en ciertos lugares, y a cambio, aparezco con sistematicidad en otros medios caracterizados por su rigor.

Lo hice a través de un escrito que redacté de manera especial para este sitio: “Rafael Correa, el primer aliado de la Rousseff”, que para mi sorpresa se publicó al momento – el 4 de septiembre de 2016, hace justamente hoy un año–,  a la vez que su director me respondía y me explicaba ciertas características de su página, entre ellas, la idea del altruismo de sus colaboradores, algo que en mi caso forma parte de mis principios éticos, y lo puedo afirmar públicamente porque es una realidad: jamás he recibido ninguna compensación material por mis escritos en ningún medio, aun cuando escribía para CubaNet –sitio que si paga a sus colaboradores que están en Cuba, según declaraciones de su director– por el hecho de vivir fuera de Cuba no se me pagó jamás, por lo que las explicaciones en este sentido estaban de más, surgiendo así un lazo que hasta el presente se ha mantenido durante el año que llevo entregando mis escritos a esta prestigiosa página que desde Estocolmo, Suecia, se actualiza diariamente.

Cuba democracia y vida.org., como otros sitios digitales dedicados a reflejar el acontecer social y político del mundo, y de manera particular, la realidad cubana –vista desde la óptica de aquella realidad en su verdadera dimensión, algo que lamentablemente resulta desvirtuado y tergiversado por los medios oficialistas que trabajan para el régimen dictatorial cubano–, tiene muy bien definida su línea de trabajo: "Cuba, Democracia y Vida.org es una voz que sale de Suecia, pero que está a la disposición de todos los cubanos cívicos, dentro como fuera de Cuba”. (…) “Es una voz para todos los que luchan de una forma pacífica, para la democracia en Cuba, libre de la dictadura de Fidel Castro y para una vida digna y sin pobreza  para todos los ciudadanos cubanos”. (…)“Solamente tiene como fin, luchar pacíficamente para la caída de la dictadura de los hermanos y la familia Castro y la introducción de democracia y una vida digna y sin miedo en Cuba”. (…) "Pretende dar voz a diferentes opiniones de varias organizaciones e individuos que luchan pacíficamente para y por la democracia y una vida decente en Cuba”. (…)  “Es una página web patriótica, donde cubanos de intramuros y del exilio y extranjeros, pueden publicar sus ideas, sus acciones pacíficas y sus puntos de vista, en cuanto, a la transición  para un futuro democrático y una vida digna, sin miedo y sin pobreza en Cuba”.

Fotos debajo: Guillermo Milán Reyes, editor y redactor y Eva Belfrage, editora y redactora de las secciones de inglés y sueco de la web "Cuba Democracia y Vida.org".

               
           


Sin embargo – independientemente de algunas de sus características que son comunes a otros medios de este tipo–, esta Web tiene su encanto, lo que logramos percibir aquellos que tenemos cierta sensibilidad y temperamento artístico – como su fundador-director que es músico y profesor de guitarra clásica, graduado en Cuba–. Esto hace que una vez que llegamos a ella quedamos atrapados en su magia y en su misterio para siempre, algo que va más allá de lo que se publica, que sin duda, resulta siempre de gran valor y muy actualizado.

En ciertas ocasiones he enviado algún escrito a varios sitios a la vez, los que de manera inmediata los han publicado, pero esta web lo demoró un poco y los reservó para otra oportunidad, y le he manifestado con sinceridad a Guillermo que hasta que no saliera en su página – porque es de todos los cubanos y aquellos que desde otras partes del mundo se muestran interesados en nuestro acontecer y en nuestro destino; pero es suya por derecho, por su dedicación, por su sentido altruista y su responsabilidad ante el mundo– no estaba tranquilo y satisfecho, y es justo por esta idea de la magia y el encanto que nos atrapa para siempre.

Pero más allá de cualquier elemento emotivo y de todo sentimentalismo, hay un compromiso serio y un deber, que más que deber es ley, es Dharma –término sánscrito que significa deber cuando se asume como ley–, como dirían en la lejana India. Cuando escribo pensando en Cuba democracia y vida.org,  lo hago con toda la exigencia que este lugar merece, por cuanto, sé que mi escrito pudiera estar antes o después de alguna disertación de Carlos Alberto Montaner, el maestro, o de otros autores que con seriedad y gran rigor aparecen publicados. En este sentido merecen ser mencionados Pedro Corzo, Jorge Hernández Fonseca, Julio M. Shiling, Rafael Azcuy, Sergio Ramos, Martha Beatriz Roque, entre otros autores de reconocida trayectoria.

Y no solo los artículos de análisis y de opinión merecen ser destacados; sino la noticia del momento, algo que no sé cómo es que Guillermo se las agencia para tener siempre lo más actualizado. A veces le envío con rapidez un vídeo o un material pensando que es lo último, y cuando reviso la web, resulta que ya lo ha publicado y comentado.

Así las cosas, en Cuba democracia y vida.org., cuyo primer aniversario como colaborador estoy celebrando hoy, algo que hago con casi un centenar de escritos de mi autoría en sus páginas, he tenido la dicha de publicar una serie de trabajos – muchos de ellos escritos de manera especial para la web, y otros que se han compartido en otros sitios–  con los que creo haber podido ayudar a sus bien definidos fines: luchar de una manera pacífica, pero luchar, para contribuir a la restitución de la democracia en Cuba, amén de ayudar a través de la palabra escrita – que es el modo en que sé y puedo hacerlo–  a que Cuba tenga “una vida digna y sin pobreza  para todos los ciudadanos”.

Foto debajo: Dr. Alberto Roteta Dorado, escritor y profesor, colaborador de esta web desde hace un año, en la que ha publicado casi un centenar de escritos en los que acude de manera recurrente al tema latinoamericano, y de manera especial al acontecer social y político de países como Ecuador, donde vivió, y pudo conocer de cerca las características del sistema dictatorial de Rafael Correa.

     
       


Hacer referencia a todos los escritos que han aparecido sería interminable, destacar a unos y excluir a otros, sería injusto, mencionar los que más han gustado, no es propio de mi postura estética como escritor, mencionar a los que creo son los mejores, no está bien que sea yo quien valore mi propia obra; pero permanecer en el silencio no nos llevaría a nada. Por lo tanto, me voy a referir a ciertos escritos que pueden haber marcado pautas en la página, sin que estos sean los mejores o los más gustados; pero sí, los que han contribuido, en gran medida, a la difusión de ciertos hechos que a veces quedan olvidados ante la inmensidad de otros que les quitan su protagonismo. 

La serie en tres partes: “El fracaso de los líderes de izquierda en Latinoamérica”, redactado especialmente para esta web, contribuyó a destacar una serie de acontecimientos dentro del contexto social y político en algunas naciones como Venezuela, Nicaragua, Ecuador, Bolivia y Cuba, hechos que muchas veces se olvidan, sobre todo los de naciones como Bolivia y Ecuador, aun cuando repercuten en nuestro destino continental, esto es, en esta enorme extensión tan diversa; pero con elementos comunes que nos hermanan, y que el genial cubano José Martí llamó “Nuestra América”. 

Pero esta serie en tres partes, no solo contribuiría a rescatar sucesos de naciones poco mencionadas a pesar de ser Latinoamericanas, sino que el enfoque analítico de estos escritos sigue las pautas de la filosofía y de la antropología social, por cuanto, están fundamentados desde la perspectiva de los verdaderos móviles que se comportan como elementos desencadenantes del acontecer nacional, territorial y continental. En aquella ocasión expresé: “La Antropología Social y de manera particular la Psicología Política se insertan como ciencias en el difícil y complejo contexto político actual, en el que las acciones terroristas, la represión, la violencia y la competencia por apropiarse de los bienes del mundo son elementos comunes, los que lamentablemente persisten desde la época de Platón con sus abstractos conceptos hasta los psicólogos políticos actuales, los que intentando ahondar en la complejidad del mundo y del hombre como centro de su atención, pretenden redireccionar el sentido de la política contemporánea”.

También a modo  de serie en tres partes, y retomando el tema latinoamericano –algo que de manera recurrente aparece como tema en mis trabajos– se publicó, entre el 26 de diciembre y el 3 de enero, el trabajo titulado “Latinoamérica, algunos sucesos a modo de resumen anual”, en el que se muestran los aspectos más significativos del año que concluía en países como Cuba, Venezuela y Ecuador, en los que me anticipaba, en cierta medida, al posible desenlace de Ecuador con su polémico proceso eleccionario que se avecinaba, y Venezuela con su grave crisis política y económica que llevó a la nación suramericana al abismo, sin descuidar algunos acontecimientos importantes de Cuba como la visita del entonces presidente de Estados Unidos, Barak Obama, y la repercusión de su sonado discurso en el Gran Teatro de La Habana.

Pero si un mérito tienen esta serie secuencial de escritos, y por lo tanto, la web Cuba democracia y vida.org., que los ha publicado, ha sido que por primera vez se denunció ante el mundo – exceptuando en Ecuador, país donde se hicieron varias publicaciones- las atrocidades del régimen dictatorial de Rafael Correa contra  la etnia Shuar, en las selvas de la Amazonía ecuatoriana, algo de lo que apenas se dijo a pesar de ser una de las acciones violentas más brutales cometidas contra los indígenas de Ecuador.

Con el subtítulo: “Una guerra en la amazonia ecuatoriana. Rafael Correa reprime a la etnia Shuar para avanzar con un proyecto minero chino”, apareció publicado el 3 de enero del presente año lo siguiente:

“El pasado 16 de diciembre varios helicópteros de la Fuerza Aérea Ecuatoriana, múltiples tanques de guerra, decenas de militares en las calles, y un grupo de camiones de la Fuerza Terrestre acompañados de personal policial invadieron las comunidades de San Juan Bosco y Limón Indanza, con lo que quedaba aislada la provincia de Morona Santiago que quedaba convertida en una zona sitiada, lo que algunos han llamado “la guerra en la amazonia ecuatoriana”.

La declaración de un decreto de excepción en Morona Santiago, que restringe varias libertades, entre ellas las de asociación, información, opinión, de transitar libremente; allanamiento de viviendas; advertencias de movilizaciones de diversos grupos indígenas, entre otros, ha provocado el rechazo total de las comunidades indígenas de la nación al gobierno dictatorial de Rafael Correa”.

Su director y principal editor, el profesor Guillermo Milán, enriqueció mis escritos de la serie “Latinoamérica, algunos sucesos a modo de resumen anual”, con la incorporación de excelentes fotos y vídeos, destacándose sobremanera el que muestra las protestas pacíficas de los ecuatorianos por  los sucesos de la Shuar.

En la parte dedicada a Cuba me arriesgué a declarar de manera anticipada (se publicó el 30 de diciembre de 2016) la posible ruptura de las relaciones Cuba-Estados Unidos con la asunción al poder de Donald Trump:  “El triunfo definitivo de Donald Trump, representante del Partido Republicano, tal vez determine el fin del juego de la dictadura comunista cubana respecto al tema de los vínculos con el gobierno de Estados Unidos, cuyos lentos pasos apenas han podido constatarse, y mientras el gobierno de Obama; aunque sutilmente fue cediendo, por la parte cubana solo se exigía el cese del llamado bloqueo y la eliminación de la Base Naval de Guantánamo”.

Continuará.