FOROFILO
Agosto 30, 2018, 07:16:43 pm por Dr. Alberto Roteta Dorado en Temas sociales y políticos.

            LOS FUNERALES DEL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI EN ECUADOR - I.c -
                                             Dr. Alberto Roteta Dorado.

 
Santa Cruz de Tenerife, España.-

             


6. Ecuador no se ha retirado definitivamente de UNASUR, pero pide la devolución de la suntuosa sede de este organismo en Quito

En abril del presente año, seis de los doce países que originalmente integraron la UNASUR, decidieron retirarse de dicho organismo, por cuanto consideran que no tiene acciones concretas que demuestren el sentido de la existencia de una institución de este tipo en la región. Pero más allá de esta inconformidad se pronunciaron de manera enérgica al insistir en un estado de indisciplina alarmante que obstaculiza cualquier posible aproximación de sus países miembros. Desde enero de 2017 no se ha nombrado a un secretario general, mientras Bolivia, que asumió la presidencia pro tempore en abril, no ha avanzado en los diálogos para acercar a los países.

Las naciones que decidieron retirarse son Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Perú y Paraguay, que suspendieron su participación en bloque, por lo que ahora solo quedan Venezuela, Bolivia, Ecuador, Uruguay, Guyana y Surinam. A pesar de que Ecuador no se encuentra entre los países retirados, si resulta llamativo que el presidente Lenín Moreno declaró públicamente durante un acto en la ciudad ecuatoriana de Latacunga por motivo de la firma del decreto de creación de la Secretaría de Educación Intercultural Bilingüe, que se encargará junto al Ministerio de Educación de la reapertura de las escuelas unidocentes, que el edificio sede de la UNASUR -edificación de lujo en la que el gobierno de Rafael Correa invirtió la millonaria cifra de 39 millones de dólares en el 2014 como contribución de la nación suramericana a esta instancia de carácter regional- será destinado para el funcionamiento de la Universidad de las Nacionalidades y Pueblos Indígenas.

Según Moreno, dicha edificación no está cumpliendo ninguna función, por lo que determinó iniciar la tramitación para conseguir su devolución y poder darle un mejor uso al suntuoso edificio ubicado en las cercanías del centro turístico conocido como La Mitad del Mundo. Pero no solo está en desuso el inmueble, sino que de acuerdo a la opinión de Moreno la propia UNASUR está en crisis, sin que por ello se deba pensar en su disolución definitiva; aunque la sede en territorio ecuatoriano se ha convertido en un “elefante blanco” al que habrá que considerarle otro destino. “Creo verdaderamente, que debemos defender la integración y UNASUR fue una buena idea, que lastimosamente, por fallas humanas, no se ha cristalizado”, expresión de Lenín Moreno que merece comentarse toda vez que en pocas palabras, y con una sutileza exquisita, pero a la vez muy firme, lo ha resumido todo.

La idea de defender la integración regional no debe tomarse al pie de la letra y descontextualizada. Moreno no es un defensor de las fechorías de los farsantes izquierdistas que en su momento inicial apoyaron y promovieron la institución -por idea de Hugo Chávez con el consentimiento y apoyo inmediato de Néstor Kirchner y Lula Da Silva; pero como buen latinoamericano, como hombre ilustre y de extraordinaria cultura, y como conocedor y defensor de las ideas nacionalistas y latinoamericanistas de Simón Bolívar, Simón Rodríguez, Eloy Alfaro, Antonio José de Sucre, y José Martí, no se aparta de los conceptos referentes a la idea de la comunión de las naciones latinoamericanas, lo que el colosal cubano José Martí defendió con pasión en su emblemático ensayo Nuestra América.
 
Pero lo más significativo de sus palabras es que está haciendo referencia a la misión de UNASUR en pasado: “UNASUR fue una buena idea”. Alguien que en realidad confía en la misión de una institución hubiera dicho: UNASUR es una buena idea, con lo que estaría precisando su confianza en dicho organismo, a la vez que estaría dando el testimonio de su vigencia, pero cuando se trata en pasado en realidad está reafirmando que para el organismo regional ya pasó su tiempo, si es que alguna vez lo tuvo, lo que corrobora cuando expresó que “en la práctica no ha funcionado”. En fin, que para Lenín Moreno UNASUR dejó de existir. Su expresión en pasado es el símbolo de su entierro definitivo.

Por otra parte la idea de que no ha cristalizado por fallas humanas pone en evidencia su inconformidad con aquellos que, ya sea en los años iniciales de la instancia, o peor aún, en estos tiempos en que solo quedan ligeros vestigios a modo de remanentes fosilizados, no fueron capaces de asumir su rol en pos de un verdadero sentido de esa integración regional a la que tanto se hace referencia, y que en el orden práctico jamás se ha logrado concretar. 

Como era de esperar, el expresidente Rafael Correa, quien no pierde la oportunidad para agredir a su adversario, se pronunció contra la determinación de Moreno y culpó a los movimientos indígenas -a quienes ha agredido e invadido sus territorios sagrados para ponerlos en función de la explotación minera en las zonas de la amazonía ecuatoriana-*  por complicidad en la destrucción de UNASUR.

Así las cosas, con estos comentarios creo poder demostrar que el gobierno de Ecuador bajo la presidencia de Lenín Moreno se ha apartado de manera muy inteligente, primero con sutileza, y hasta con cierto grado de ambigüedad entre actuaciones sinceras en el orden práctico y un discurso demasiado conservador, en el que aún se percibían ciertos aires de una influencia correísta, aunque ya omitiendo el gastado slogan de la revolución ciudadana y la reiteración de los términos socialismo, izquierda, progresismo, neoliberalismo, etc., para luego asumir una postura bien definida que alcanzó su clímax con sus pronunciamientos contra los regímenes dictatoriales de Daniel Ortega y Nicolás Maduro, y en menor medida de Evo Morales, quien no cuenta para nada en el contexto latinoamericano, y en contraposición, con la acogida fraterna al vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y el reinicio de unas relaciones detenidas tras la negativa influencia del correísmo. De ahí que con certeza reafirmo mi hipótesis de un adiós para siempre a la revolución ciudadana, al correísmo y al socialismo del siglo XXI en la nación andina.

--------------

*Las preguntas número 5 y 7, Restricción de la minería metálica en áreas protegidas y ciudades, y Reducción de la zona de explotación de los recursos naturales con el incremento de la zona intangible, así como la reducción del área de explotación petrolera autorizada por la Asamblea Nacional en el Parque Nacional Yasuní, respectivamente, de la Consulta Popular, tenían como objetivo restituir los derechos violados por el anterior gobierno a las comunidades indígenas en relación con sus tradiciones y costumbres respecto al cuidado de sus tierras. Estas violaciones generaron un grave conflicto en territorios de comunidades indígenas, cuyos pobladores defendieron sus derechos a pesar de la militarización que Rafael Correa impuso, de modo particular en la provincia de Morona Santiago que quedó prácticamente sitiada por el ejército, hechos, lamentablemente muy poco conocidos, que demuestran el grado de represión de la dictadura correísta, cuyo líder se paseaba por las grandes universidades del mundo coleccionando doctorados honoris causa a nombre de una democracia establecida en el seno de su revolución ciudadana, que en honor al bien de la humanidad ha llegado a su fin.

(continuará)

 

A 0 personas le gusta este mensaje

 Acerca de mí

Dr. Alberto Roteta Dorado. Cienfuegos, Cuba. Graduado de doctor en medicina, especialista en Medicina General Integral y Pediatría por el Instituto Superior de Ciencias Médicas de Villa Clara y de Máster en Ciencias, especialista de segundo grado en Endocrinología y de segundo grado en Medicina General Integral por la Universidad Médica de Cienfuegos. Ejerció su profesión de médico por más de veinticinco años en Cuba. Profesor auxiliar de Pediatría y Endocrinología, se dedicó al magisterio por más de veinte años. Ha realizado estudios de filosofía, teología, antropología y teosofía. Presidió en su ciudad natal la Fundación Cultural “Oasis Teosófico-Martiano” desde 1993 hasta su salida de Cuba en 2014. Actualmente presidente de honor de dicha institución. Dictó conferencias sobre temas martianos y filosóficos en diferentes instituciones cubanas como: Fundación Cultural “Oasis Teosófico-Martiano”, de Cienfuegos, “Memorial Presidente Salvador Allende”,  de La Habana, entre otras.  Tiene inéditos dos libros de ensayos sobre el sentido de la religiosidad y el pensamiento filosófico de José Martí. Colaborador de medios de prensa como Cubanet, Noticias de Cuba. Ha visitado varios países de América: Perú, Ecuador, Colombia, Costa Rica y Panamá. Radicado en Estados Unidos de Norteamérica.





*****

 Mensajes: 570
 Temas en blog: 781

    

 Categorias


 Vistas

79578